jueves, 25 abril 2019

Balance del Martes Santo 2019

elcabildo.org hace balance de la Semana Santa 2019. Tras publicar cada día la crónica de la jornada, que trata de analizar aspectos generales acontecidos, llegada la Pascua, el equipo valora los días vividos cofradía a cofradía. Cada cofrade tendrá su opinión particular y este equipo comparte la suya: encendemos un ‘cirio’ para destacar aspectos positivos del día y un ‘foco’ para poner sobre la mesa realidades que consideramos mejorables.

· La cruceta musical: El pentagrama del Martes Santo, minuto a minuto.

 

Rocío

Cirio. No es nuevo: el Rocío se ha convertido en uno de los más nutridos cortejos de la Semana Santa y, además, cuenta casi sin género de dudas con el regreso más bonito a su barrio, que hace de la calle Victoria una vía más atractiva sólo con plantarse en ella. A pesar del aumento de curvas, los tronos volvieron bien. A destacar el fantástico binomio que protagonizan la agrupación de la Vera+Cruz de Campillos con el trono del Nazareno de los Pasos.

Foco. Resulta difícil de comprender que una hermandad del carisma y la popularidad del Rocío no efectúe un encierro al uso con encuentro de los dos tronos a las puertas.

 

Penas

Cirio. A pesar de la nueva junta de gobierno, la Hermandad sigue reconociéndose en la calle en líneas generales. Enorme sabor clásico del manto de flores, a un solo color. Destacable el atuendo de la Dolorosa, muy favorecedor.

Foco. Inexplicable y agresivo volantazo en la filosofía musical de la Hermandad en el trono de la Virgen, con merma de piezas clásicas y aparición de composiciones en su momento relegadas, como ‘Caridad del Guadalquivir’. El conjunto de la Dolorosa quizá esté preparado para acoger a la Virgen mucho más elevada dentro del trono.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Se advierte la pérdida de su paso por la feligresía de San Juan: calles Nueva, Puerta del Mar, Panaderos… en donde el cortejo lucía especialmente en las primeras horas de la tarde.

 

Nueva Esperanza

Cirio. Los arbotantes del trono del Cristo resultaron una excepcional aportación al conjunto, que ha multiplicado el buen aspecto que presentaba. Los faroles antiguos, además, se han situado en el hueco central de las barras de palio de la Virgen, y también suman. Trabajados y, a grandes rasgos, muy acertados exornos florales.

Foco. Obtenido lo más difícil, que es la formación, la Cofradía debe trabajar en intentar ampliar la nómina de nazarenos, algo exigua para el potencial de población del que disponen. Los parones que sufrió en su recorrido la hicieron víctima de un regreso duro y algo deslucido por intentar ponerse en hora, aunque el cortejo regresó compacto.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Se aplaude el esfuerzo de enriquecer el recorrido de ida por El Perchel, pero quizá le suponga más horas de las necesarias.

 

Rescate

Cirio. Sustancial mejoría, con piezas de variedad, en la cruceta musical de la Virgen de Gracia, además con un muy notable nivel de la banda de la Vera+Cruz de Almogía. El Cristo lució su túnica bordada, que le beneficia enormemente hasta en la visibilidad del conjunto del trono. La restauración de las figuras secundarias se ha desarrollado sin elementos que alteren un grupo escultórico tan clásico y asumido de la Semana Santa.

Foco. Aunque otorgaba una visión inédita del Señor de espaldas, lo cierto es que el olivo podría haber sido algo más hermoso. Es una hermandad a las que le lucirían capas en todos sus nazarenos, por su colorido.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La Hermandad salió levemente beneficiada, al salir algo antes y disfrutar más tiempo de la luz del día.

 

Sentencia

Cirio. Es uno de los cortejos más compactos de los que se han podido disfrutar en esta Semana Santa, a lo que ayuda el andar de los tronos, especialmente el del Señor, con tirones largos y elegantes al ritmo de una banda de música que interpretó una cruceta musical mucho más atinada que en ocasiones anteriores. Especialmente afortunado el exorno floral del trono de la Virgen del Rosario.

Foco. Aunque parece que está en proyecto uno nuevo, lo cierto es que el grupo escultórico es de una muy limitada calidad artística, y no suma.

 

Estrella

Cirio. Protagonizó una de las grandes alegrías de la Semana Santa: su salida desde el interior de Santo Domingo, que se efectuó además con una agilidad admirable, sin parones. La Virgen gozó de un protagonismo no conocido en su trono: el arreglo de su vestimenta -especialmente la posición de sus manos-, la cera de la candelería y el comedido y clásico exorno floral ayudaron sobremanera a ello. Cruceta musical impecable en el Señor de la Humillación y también muy elegante en el trono de la Virgen, con pocas excepciones. Fantástica aportación la placa de mayordomía para el jefe de procesión; un detalle de malagueño de los de verdad.

Foco. Cuesta entender el encierro en la casa hermandad: poco espacio, antiestético, más lejano… en nada es mejor que la propia iglesia de Santo Domingo. Da la sensación de que, de acuerdo con su popularidad, debería aspirar a aumentar sus filas nazarenas, cuyos hábitos lucirían mejor sin las capas de los cargos.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La Hermandad se vio perjudicada por su posición; cualquier visión objetiva percibe que, por su situación en El Perchel, la Estrella no puede cerrar el día.