Martes, 16 Enero 2018 | Actualizado 16/01/18

Faltan
68 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
Sábado, 12 Noviembre 2016

Una Catedral de malagueñas maneras

La Catedral de Málaga tiene un defecto casi incurable: destaca demasiado, y eso en esta ciudad solo es foco de problemas, ya puedes contar todas las catedrales mancas del mundo que hay o a medio a hacer o las que le faltan cuatro retoques decorativos, que la nuestra es la única, mira tú qué desgraciaitos que semos, que representa los siete pecados capitales, eso como mínimo, de ahí pa’rriba, porque no tenemos perdón de cómo la tenemos de dejá y maltrecha

Llega un momento en el que esas sesudas reflexiones, que resultarían insultantes a oídos de cualquiera, hay que tomárselas a guasa o comulgar con Jorn Utzon, el autor de la Ópera de Sidney, “Las grandes obras deben quedar inacabadas”. El valor arquitectónico de una obra está en la maestría con la que está construida, no en si está completa. La Catedral de Málaga es una soberbia obra arquitectónica, más aún su última fase de la mano del maestro mayor Antonio Ramos Medina, cuyo ensayo sobre la gravitación de los arcos es considerado la cota más alta alcanzada por la ciencia arquitectónica española de la Edad Moderna sobre la problemática de la mecánica del edificio para la resistencia de las estructuras.

Pero pongamos la primera piedra antes de irnos al tejado. En marzo de 1528 el Cabildo catedralicio aprueba el proyecto presentado por el maestro mayor Enrique Egas para la construcción de la nueva Catedral, pues hasta ese momento se estaba construyendo la que tendría como fachada principal la actual puerta del Sagrario. La llegada en 1550 de la maqueta realizada por Andrés de Vandelvira, junto con la presentada por Diego de Vergara, maestro mayor en ese momento de la Catedral, deciden la solución de la cubierta. Estas maquetas fueron encontradas en el derribo de las casas que ocupaban calle Cañón, fueron restauradas y expuestas en la Alcazaba, y próximamente volveremos a disfrutarlas en la Aduana. No sería hasta 1583 cuando se empieza a cubrir la cabecera, aplicando la tradición constructiva habitual en el gótico mediterráneo y que aún continuaba en el siglo XVI, en la que la fábrica de piedra de las bóvedas se cubre exteriormente por una lámina de ladrillo, dejando las cubiertas aterrazadas y transitables, lo que facilita su mantenimiento y limpieza. Además cumplían una misión defensiva, como demuestra el caso fortificado de Almería o la misma cabecera de gárgolas cañoneras de nuestra Catedral, así como la seguridad de no sufrir incendios en ataques que arruinaran la obra. Este tipo de cubierta se encuentran en multitud de catedrales (Sevilla, Barcelona, Valencia, Almería, vieja y nueva de Cádiz, etc.), además de multitud de ejemplos en otros países del Mediterráneo, así como en Canarias y la América hispana.

En 1587 el hijo de Diego de Vergara, de igual nombre, termina de cerrar el crucero y retira andamios y cimbras. El obispo García de Haro estima suficiente la obra para la Málaga de entonces y paraliza la construcción. La Catedral se consagra el 31 de agosto de 1588, quedando en el mismo estado que hoy tienen otras catedrales como la de Plasencia o Utrecht. Precisamente la Catedral de Plasencia también paraliza las obras en 1578 y por la misma causa por las que realmente se pararon en Málaga, por falta de fondos, y también trabajaron entre otros, Enrique Egas y Diego de Siloé. Pero la que me interesa es la de Utrecht, la Catedral de San Martín, que en 1674 sufrió el desplome de la nave central a causa de un tornado. Eso mismo pudo ocurrir tras el seísmo de 1680 en el que la grieta del arco toral del crucero aparecida en 1610, puso en peligro toda la obra. Las prisas en Málaga no son seña de identidad y hasta el informe del ingeniero del puerto Bartolomé Thurus en 1719, que pronosticaba el derrumbamiento de no proseguirse la obra, no decidió el Cabildo catedralicio continuar con la construcción. El encargado de ello sería el maestro mayor José de Bada, que también lo era de Granada y donde residía, que pondría la primera piedra de la nueva fábrica el 21 de mayo de 1721, la cual reposa bajo la torre sur, curiosamente.

A partir de 1753 se empiezan a cerrar las bóvedas, cuyo trabajo dirigió casi exclusivamente Antonio Ramos, ya que Bada acudía esporádicamente, la última en mayo de 1755 cuando aún no estaban completamente cerradas las bóvedas principales. A finales de ese mismo año fallece en Granada José de Bada y comienza la tortuosa historia del malagueño Antonio Ramos, que solicita al Cabildo el nombramiento como maestro mayor de la Catedral con el aval de que su maestría había pasado la terrible prueba del terremoto de Lisboa. Se le concede en 1760 después del inmejorable informe que dio sobre él Gaspar Cayón, maestro mayor de la Catedral de Cádiz: “...merece el que V.S. haga toda la confianza en su habilidad”.

La obra en 1763 estaba lista para unirla a la fábrica del siglo XVI y derribar los murallones que separaban las dos partes. Sin embargo, Antonio Ramos hizo un informe por el que proponía primero terminar la fachada, la cual contribuiría a contrarrestar el empuje y peso de los arcos y bóvedas. El Cabildo estaba deseoso de unir la obra, por lo que sometió el informe a la opinión del coronel de ingenieros José Lacroe, quien denunció que los arcos de las naves se habían cargado excesivamente con cadenas de sillería, es decir, que la obra se vendría abajo. Lacroe recibió seis jamones y una caja de vino francés por sus equivocadas consideraciones. Antonio Ramos se defendió con la solución dada a la grieta del arco del crucero, que desde 1680 amenazaba la ruina de la obra vieja, al crear un sobrearco de singular invención, de tal modo que el arco viejo no recibiera más peso que el suyo propio y así evitar el peligro que amenazaba. Sin embargo el Cabildo ante tan contradictorios informes solicita un arquitecto al Secretario de Estado, Ricardo Wal, el cual recomienda a Ventura Rodríguez, el cual llega a Málaga el 12 de mayo de 1764 y tras examinar la obra y realizar informe, regresa a Madrid el 1 de julio. El Cabildo mandó entonces continuar las obras sin modificaciones ni corrección de errores al informe inicial de Antonio Ramos.

¿Por qué plantea entonces Ventura Rodríguez la cubierta de teja? En enero de ese mismo año de 1764 se produce en Málaga una de las más grandes inundaciones de agua y fango, lo que sin duda debió influirle en su apreciación sobre la solución de la cubierta, si bien la razón principal del tejado de madera era rebajar las cadenas de los arcos, es decir, se queda en una posición intermedia entre las tesis de Lacroe y la obra ejecutada por Ramos, aunque reconoce que si no se hace el tejado propuesto, no se rebajen las cadenas, ni siquiera en parte. Así en 1768 quedan unidas definitivamente las dos partes de la obra conforme al planteamiento que realizó Antonio Ramos y avalaba Ventura Rodríguez. A partir de aquí, la culminación en 1779 de la torre norte sería la última obra importante de construcción.

Antonio Ramos Medina, malagueño y maestro mayor de la Catedral de Málaga desde 1760, murió el 27 de noviembre de 1782, cinco meses después de que el Cabildo catedralicio dictaminara la suspensión de las obras. Poco antes de fallecer el Conde de Galvez, don José de Galvez, escribía de él: “es uno de los mejores arquitectos que tenemos en España”.

Antonio Ramos Medina no tiene ni una calle en su ciudad, demostración de lo desgraciaitos que semos para reconocer a uno de nuestros más ilustres maestros.

Publicado en Opinión / Tribuna

La Delegación Diocesana de Ecumenismo en Málaga ha acogido este último lunes de octubre un encuentro interreligioso para pedir y rezar por la paz. En la ceremonia han participado miembros de la comunidad budista, hinduista, judía, islámica, cristiana -tanto católica como evangélica-española, presbiteriana de Escocia, luterana-danesa y ortodoxa-, así como del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Este acto en Málaga ha nacido a raíz de la conmemoración, hace 30 años, del encuentro que mantuvo el papa Juan Pablo II, en 1986, con representantes de las distintas familias religiosas de todo el mundo con el propósito de "orar por la paz". El obispo de Málaga, Jesús Catalá, ha explicado que con este encuentro "queremos recordar que hace 30 años el papa Juan Pablo II, en la ciudad de Asís (Italia), se reunió con representantes de distintas religiones para rezar por la paz. Él volvió a hacerlo en 2002 y nosotros queríamos celebrar un encuentro con distintas religiones para rezar juntos".

En ese sentido, Catalá ha precisado que quieren rezar por la paz "para que no se diga que la religión es un motivo de guerra o para promoverla, la guerra se hace por motivos de otro tipo, políticos, sociales, económicos...". De ese modo, representantes cercanos a Málaga, a ciudades próximas o a la Diócesis, "han sido invitados y están respondiendo ahora a esa llamada". Catalá ha señalado que el encuentro nace de una invitación de la Iglesia católica a raíz de "un proceso lento, de años de contacto con las personas" y ha destacado que "nosotros queremos promover esos encuentros para conocernos, en primer lugar y, en segundo lugar, para ver lo que podemos hacer juntos", como la paz.

 

Ceremonia

En cuanto a la ceremonia, ésta ha comenzado con una presentación del delegado de Ecumenismo, Rafael Vázquez, que ha recordado que Ars Málaga, donde ha tenido lugar el acto, "quiere ser un lugar de encuentro, abierto al diálogo con el mundo, con la cultura, con la filosofía y las religiones". "Estamos juntos para manifestar nuestro deseo común de paz y de convivencia, cada uno desde su propia tradición religiosa. Pediremos a Dios que nos ayude a resolver los conflictos y enfrentamientos, y a superar la incomprensión para vivir como hermanos y llegar a ser cada uno de nosotros instrumentos de paz", ha explicado Vázquez.

Asimismo, ha destacado que "en estos tiempos, en los que muchos intentan reconocer la idea de una guerra de religiones, los hombres y mujeres de Dios tenemos la obligación de empuñar las armas de la oración y del encuentro" invitando a "decir con firmeza no a la violencia en nombre de Dios". Por ello, representantes de la comunidad hinduista, judía, budista, cristiana e islámica han realizado una breve oración o meditación "para crear una cultura de la no violencia, de tolerancia, de respeto y de fraternidad". Así, la primera de ellas ha orado el canto 'Heme aquí' (Frisina), la segunda 'Pacem in Terris', la tercera 'El alma que anda en amor' (Taizé), la cuarta 'Hazme instrumento de tu paz' (San Francisco) y, por último, la islámica 'Nada te turbe' (Taizé).

Tras las cinco oraciones, todos ellos han encendido "la antorcha de la paz" donde, con cada afirmación del 'Decálogo por la paz' que se ha construido conjuntamente para el encuentro, tras más de un año de trabajo, se ha ido encendiendo una vela, "pues cada uno de nosotros está llamado a ser una luz en la noche con nuestro compromiso de paz", en palabras de Vázquez. Este decálogo ha estado compuesto por distintos valores e ideas que se ha querido reivindicar, como el compromiso en la proclamación de que "la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu religioso, el compromiso a "educar a las personas en el respeto y la estima recíproca para una coexistencia pacífica y solidaria entre etnias, culturas y religiones", la promoción "de la cultura del diálogo" o la defensa "del derecho de cada persona humana para tener una existencia digna, conforme a su identidad cultural y a fundar libremente una familia".

En ese decálogo también se han comprometido a "dialogar con sinceridad y paciencia; perdonarnos recíprocramente los errores y prejuicios del pasado y del presente; estar cerca de los que sufren a causa de la miseria y el abandono; hacer nuestro grito de los que no se resignan a la violencia y al mal; animar a cualquier iniciativa que promueva la amistad entre los pueblos; y a pedir a los responsables de las naciones que cumplan todos los esfuerzos posibles para edificar y consolidar un mundo de solidaridad y paz fundado en la justicia". El decálogo ha sido compuesto por los representantes de las distintas religiones convocadas, coordinado por el propio Vázquez, en su labor como delegado de Ecumenismo y para el diálogo interreligioso.

En el acto han participado asociaciones que "están trabajando por la paz en nuestra diócesis", según Vázquez, tratándose de la Asociación de la Unesco para la promoción del diálogo intercultural e interreligioso en Málaga, el Centro Ecuménico Lux Mundi, y la Asociación Paz del Mundo y del movimiento de los Focolares. En el encuentro han participado, por parte de la comunidad hindú, Prakash Ratan Mirchandani; budista, Lina M. Combita; judía, el rabino de Málaga y Marbella, Yehuda Benguigui, y el de Torremolinos, Raphael Cohen; islámica, el imán de la Mezquita de Málaga, Cheij Omar El Farouk, y un representante del imán de Fuengirola Mohamed Kamal; de la cristiana, el obispo de Málaga, Jesús Catalá; del Patriarcado Ecuménico de Constaninopla, P. Taras Petruniac; de la Iglesia Evangélica Española, el pastor José Manuel Mochón; y de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, el pastor Dennis Campbell. Asimismo, han asistido de la Iglesia Luterana Danesa, la pastora Iben Snell; y por parte de los católicos del Centro Lux Mundi, el padre Russell y el padre Scheller. También han intervenido, Juan Carlos López, de la Asociación Paz del Mundo; la directora del Centro Ecuménico Lux Mundi, Gloria Uribe; y el vicepresidente de la Asociación Unesco para la promoción del diálogo intercultural y religioso en Málaga, Lorenzo Rodríguez de la Peña.

Publicado en de la Iglesia

El que fuera obispo de Málaga y Palencia y promotor de las Hermanas Nazarenas, Manuel González García (Sevilla, 1877; Palencia, 1940), ya es santo. El Papa Francisco lo proclamó en la mañana de este domingo, 16 de octubre durante una ceremonia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Figura crucial en la Iglesia española de la primera mitad del siglo XX fue fundador de las Hermanas Nazarenas y un promotor clave de la devoción a la eucaristía. Incluso llegó a ser conocido como el apóstol de la eucaristía.

Lo fue a partir de su propia experiencia vivida en el pueblo sevillano de Palomares del Río, cuyo sagrario abandonado y lleno de telas de araña le marcó para toda la vida, como destacó en 2001 el propio Juan Pablo II cuando fue beatificado.

Manuel González García nació en Sevilla el 25 de febrero de 1877 y fue niño cantor en la catedral de esa ciudad. Ordenado sacerdote por el cardenal Marcelo Spinola, fue enviado al pueblo sevillano de Palomares del Río donde comenzó a combatir el abandono de los sagrarios, orando en las iglesias donde estaban abandonados por los fieles y a trabajar para que Cristo Eucaristía fuera amado y conocido.

En 1905 fue destinado a Huelva, donde se encontró con una situación de notable indiferencia religiosa, pero su amor e ingenio abrió caminos para reavivar la vida cristiana. Viajó a Roma, donde fue presentado a Pío X, a finales de 1912, como el apóstol de la eucaristía. El Papa bendijo sus iniciativas para reavivar la eucaristía, que culminó en 1921 con la fundación de la Congregación de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, presentes en España, Portugal, Argentina, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Roma.

Antes, el 22 de abril de 1920 fue nombrado obispo de Málaga, donde potenció las escuelas y la catequesis parroquial. Ese nombramiento lo celebró reuniendo en una comida festiva a los niños pobres, a quienes autoridades, sacerdotes y seminaristas sirvieron en una mesa que buscó convertir en prolongación de la mesa eucarística.

En su etapa como obispo vivió la creación de la Agrupación de Cofradías. Tanto su fundador, Antonio Baena Gómez, como él, mantuvieron una buena relación, aunque también hubo alguna que otra polémica relacionada con la organización y el fondo de varias actividades cofrades. Incluso dictó un decreto dirigido a las cofradías para controlar el comportamiento de los participanets en las procesiones, el tiempo que una hermandad estaba en la calle o el control económico de las mismas, entre otros puntos.

En 1935 el papa Pío XI lo nombró obispo de Palencia, donde intensificó la catequesis. En los últimos años su salud empeoró y falleció en Madrid el 4 de enero de 1940. Sus restos descansan en la capilla del sagrario de la catedral de Palencia. Sobre su tumba se lee una última voluntad: "Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!". El milagro que le llevó a los altares se cumplió en la curación de una mujer palentina que sufría de peritonitis tuberculosa.

Publicado en de la Iglesia
Miércoles, 30 Diciembre 2015

Las líneas rojas

De Rafael de León es aquello de "toíto te lo consiento menos faltarle a mi mare, que una mare no se encuentra y a ti te encontré en la calle". ¿Fue Rafael el inventor de la famosa "línea roja" de la que ahora tanto se habla? Parece que no, que la primera línea roja fue la que indicaba el exceso de presión en los manómetros de las primeras máquinas de vapor. Yo, la primera vez que oí hablar de línea roja fue en referencia a la sábana que separaba las manos del joven que, en la cama, no deberían rozar la parte más sensible del cuerpo, de mucha presión debido a la edad. Luego, en las cofradías, fui descubriendo que no eran tantas las líneas rojas, salvo la opinión sobre personajes indiscutibles que gozaban de inmunidad ante la crítica y pobre de aquel que se permitiera dudar de ellos. Y ahora se habla de líneas rojas en materia de cultos, procesiones extraordinarias y coronaciones. ¿Quién marca estas líneas rojas? ¿Cabe negociar sobre ellas si es la autoridad eclesiástica quien las marca pese a encabezar la lista menos votada? Basta prohibir el paso para que nos entren más ganas de pasar. Así somos los humanos.

Besos y abrazos del Nazareno Indiscreto.

Publicado en El Nazareno Indiscreto

¿Cuántas coronaciones canónicas quedan en Málaga? Con los actuales criterios diocesanos, muchas imágenes podrían recibir esta distinción. Los márgenes de los actuales requisitos son tan amplios, que una gran mayoría de vírgenes lo cumplen. Pero una avalancha de peticiones podría desvirtuar el significado de este rito, instituido en el siglo XVII e incorporado en el siglo XIX a la liturgia romana, usado para resaltar la devoción por una advocación mariana y consiste en la imposición de una corona o halo al icono o imagen escogida. En el seno del Obispado hay abierto un debate interno sobre la conveniencia de revisar los actuales criterios, tal y como se adelantó en el programa de #radioElCabildo del 10 de diciembre.

Los requisitos que se piden en la actualidad son relativos a la antigüedad y la devoción. Pero los márgenes son tan amplios que parecen estar a la altura de la mayoría y la redacción es ambigua, pues sobre la antigüedad sólo señala "que la veneración a dicha imagen sea desde hace más de 50 años". No deja claro si se refiere a la talla o a la advocación. En cuanto a la devoción, según señalan los actuales criterios, tiene que ser vivida y manifestada durante todo el año e irradiar al menos al ámbito del territorio parroquial. Otro parámetro que casi cualquier imagen cumple. Pero el cofrade sabe que una coronación canónica busca el reconocimiento de ciertas devociones que gozan de un calado especial. El Obispado también lo sabe. Ahora el reto es plasmarlo por escrito para evitar confusiones.

Inicialmente, Roma aprobaba todas las coronaciones. Pero durante el pontificado de Juan Pablo II se agilizó el trámite otorgándosele la competencia al Ordinario de Lugar. En la capital malagueña, la Virgen de los Dolores de la Expiración y la Esperanza son las únicas dolorosas que siguieron el proceso primitivo. Las siguientes fueron aprobadas en la calle Santa María. La Virgen del Rocío, el pasado mes de septiembre, fue el noveno icono mariano de la capital en ser coronado y la Soledad de Mena será el décimo, el próximo mes de junio. Pero tanto la Paloma como Fusionadas ya han iniciado los trámites para sendas coronaciones. Ambas han aprobado en junta de gobierno esta realidad. Y no serían descartable nuevas peticiones.

 

El origen de las coronaciones canónicas

Los vestigios del rito de la coronación canónica se remontan al siglo XVI, cuando los frailes capuchinos, como culminación de sus misiones evangelizadoras, recogían joyas como símbolo de conversión y desprendimiento que fundían para confeccionar con ellas una corona para la Virgen. La primera coronación fue la de la Madonna de la Febbre del Vaticano, en 1631. Hasta el siglo XIX las coronaciones fueron fundamentalmente en Italia (en Roma hay más de 300). La inclusión del rito de la coronación canónica en el Pontifical Romano en 1897, hizo que el rito se extendiera a todo el mundo católico.

Con este rito se resalta el carácter regio asignado por la doctrina católica a María como madre de Jesucristo, "Hijo de Dios" y "Rey mesiánico", con fundamento teológico desde el Concilio de Éfeso, que se celebró en el año 431 en la actual Turquía. En Andalucía, las coronaciones se han multiplicado desde la última década del pasado siglo XX. En Málaga el debate está abierto para revisar los criterios aplicables.

Publicado en Málaga

Parece que la paz llega para quedarse en el seno de la hermandad del Cautivo. Por lo menos así se deduce del manifiesto que han firmado los cinco ex hermanos mayores anteriores y que se comprometen, entre otras cosas, a no interferir u obstaculizar en el mandato del comisario episcopal, Carlos Ismael Álvarez. También dejarán total libertad al futuro hermano mayor que resulte elegido, una vez que el comisario decida, con el visto bueno del Obispado, poner fecha para que los hermanos elijan de forma democrática al máximo representante de la hermandad. Este hecho puede verse como el primer paso firme y oficial para la llegada de las elecciones.

El documento ha sido firmado por José París Alonso, José Luis Palomo Gallardo, José Jiménez Durán, Juan Partal Rodríguez y Juan Bautista Jiménez. A nadie se le escapa las tiranteces, rivalidades y enfrentamientos que han habido entre ellos y que no ha servido para otra cosa que mancillar el nombre de la corporación trinitaria, que tiene como titular al icono más devocional de la ciudad.

Asimismo, manifiestan que dan por finalizadas las diferencias que han mantenido y que lo hacen por el bien de la Hermandad. "En beneficio de la cofradía damos por olvidadas cuantas diferencias personales hasta ahora han podido dividirnos, pidiéndonos sincera y recíprocamente disculpas por si, con nuestra pasada actitud, hubiéramos podido en algún momento ofendernos o molestarnos, tanto a nosotros mismos como a cualquier otro cofrade". Otro punto que han firmado para cumplirlo es renunciar expresamente a la participación en la gestión y gobierno futuros de la hermandad, salvo el consejo que les sea solicitado, como consejeros que son.

Atrás ya quedan momentos difíciles vividos como aquel cabildo celebrado en febrero de este año en el que hubo insultos y hasta conato de pelea. Tal fue el punto que se vivió que tuvo que acudir la Policía Nacional. El Obispado decidió intervenir a la Cofradía y nombró como comisario a Carlos Ismael Álvarez, quien ha sabido reconducir la situación en la Hermandad. El cofrade de la Archicofradía de la Esperanza también se encargó de traer la normalidad al Rocío, que fue intervenida. Ha sabido aplicar mano dura en el momento oportuno y rodearse de una permanente joven y veterana, pero que era ajena a los enfrentamientos personales y que tenía claro que quería servir al Señor de Málaga y la Virgen de la Trinidad.

El comisario consiguió reunir a los ex hermanos mayores el pasado Lunes Santo y realizaron el recorrido tras Nuestro Padre Jesús Cautivo. Foto histórica aquélla. El hecho de tener plenos poderes de mando en la Cofradía parece que ha conseguido una meta: que todos firmen la paz. La figura del comisario es la de una persona externa, es decir, no es hermano de la corporación, se trata de un órgano unipersonal en el que no rinde cuentas ante ningún órgano ejecutivo, como la permanente o un cabildo. Únicamente tiene que dar explicaciones ante el Obispado. "La figura de un comisario es como si fuera un súperhemano mayor", ha dicho en más de una ocasión Álvarez.

Las elecciones están al caer y el comisario ya tiene dibujada en su mente la hoja de ruta para los próximos meses. Igualmente ha sabido, con acierto, no continuar con el tema del cambio de horario de salida en la corporación, ya que entiende que "es algo que afecta a la impronta de la hermandad" y que no tiene porqué decidir ahora algo que puede hacerse en un plazo corto de tiempo, una vez se celebren las elecciones.

Publicado en Málaga

Cuando una asociación canónica, una hermandad, una parroquia o un grupo de fieles soliciten la coronación canónica de una imagen de la Virgen, se tendrán en cuenta siguientes criterios.

1. Antigüedad. Que la veneración a dicha imagen sea desde hace más de 50 años.

2. Devoción. Que la devoción sea vivida y manifestada durante todo el año y que se irradia al menos al ámbito del territorio parroquial.

 

La solicitud deberá ser presentada por la junta directiva de la asociación de fieles (en el caso de hermandades y asociaciones), ser acompañada por un dossier, que explique los motivos para la coronación, historia de la devoción, actos de la coronación, preparación a la misma, presupuesto, y cuanto acredite los dos puntos anteriores (1. y 2.). Será dirigida al obispo, con el informe por escrito del párroco respectivo.

 

Preparación. Contiene ésta diversos aspectos o dimensiones:

1) Formación doctrinal: Los miembros de la asociación que pide la coronación deben leer y estudiar una serie de documentos magisteriales relacionados con la Virgen o de los Santos que desean coronar. Los siguientes documentos son sugerencias: Pablo VI, Marialis cultus; Juan Pablo II, Redemptor hominis, Redemptoris Mater, Dives in misericordia, Novo millenio ineunte, Rosarium Virginis Mariae. Documentos de la CEE.

2) Dimensión espiritual: Retiros mensuales o trimestrales, ejercicios espirituales, actos de piedad (Rosarios, triduos, novenas...).

3) Dimensión litúrgica: Como preparación remota y próxima a la coronación, hay que celebrar Liturgias de la Palabra, Celebración de la Eucaristía, celebraciones de la Penitencia, formación litúrgica (año litúrgico, cómo rezar con la liturgia, liturgia y vida...).

4) Dimensión socio-caritativa: Deben realizar un Proyecto social con ocasión de la coronación, transitorio o permanente, fundaciones con destino social...

Publicado en Málaga
Miércoles, 14 Octubre 2015

La extraordinaria con piel de rosario

Decía Alejandro Cerezo en la crónica de la salida del centenario de Mena que "por culpa de todos y de nadie, los cofrades hemos rebasado el límite de lo razonable". Reflexionaba sobre las extraordinarias y las procesiones en general. La mayoría entendemos justificado que nuestro 'santo' salga a la calle. Pero cuestionamos, preferiblemente en privado, cuando lo hace el del vecino. Mejor no airear la crítica, no sea que nos salpique. Y así vamos. No pocos entendemos razonable que el Obispado ponga orden en este asunto, pero si al final nos afectará a todos, casi mejor seguir como estamos. Rebasado, o no, el límite de lo razonable, coincidimos en que nos gustan las procesiones.

¿Conocen la fábula del lobo con piel de cordero? Aquel lobo que decidió cambiar su apariencia para así colarse en el rebaño. Y paradojas de la vida, el cabrero fue por su provisión de carne para el día siguiente, tomó al lobo creyendo que era un cordero y lo sacrificó al instante. El problema de muchos de los cultos externos es que se disfrazan de extraordinarias. Como los traslados de la Cuaresma, convertidos la mayoría en procesiones en toda regla. Sacamos pecho porque la ciudad responde. Aunque su justificación sea dudosa.

El Rosario de las Glorias es quizá el mejor ejemplo de un acto que ha derivado a algo que nada tiene que ver con su razón de ser. ¿Todos recordamos aquel primer rosario con la Inmaculada de Capuchinos en 2004? Salió al alba de la Divina Pastora para concluir en la Catedral el piadoso rezo mariano. Luego, regreso directo a su sede canónica. Entonces todo giraba en torno al rezo público del rosario. Hoy día apenas sirve para trasladar al 'santo' de turno a la Catedral, para que al día siguiente salga en extraordinaria por el centro histórico. Pues sí, "por culpa de todos y de nadie, los cofrades hemos rebasado el límite de lo razonable".

Publicado en Sin capirote

El ex hermano mayor de las Penas, Franciso Calderón, y su primer teniente a la par que candidato en las elecciones suspendidas, Jesús Mesa, fueron 'sentenciados' públicamente por el comisario episcopal Manuel Gordillo el pasado 5 de febrero. En un comunicado público les señaló como autores de "graves manipulaciones en el Libro de Hermanos, y en la situación de las obligaciones reglamentarias de un número considerable de hermanos, manipulaciones tendentes a incrementar artificiosamente el número de hermanos con derecho a voto". Tras nota informativa publicada en la web de la Hermandad, que ya no se puede leer porque ha sido eliminada, el comisario debía tramitar los correspondientes expedientes disciplinarios para los dos presuntos responsables de las citadas infracciones, algo que nunca se realizó. Calderón y Mesa demandan ahora a Gordillo por injurias y deberá explicar sus acusaciones ante un juez.

Francisco Calderón y Jesús Mesa critican desde hace meses que Manuel Gordillo no les atiende para dar explicaciones de las graves acusaciones realizadas. Igualmente, afirman que tampoco han encontrado respuesta en el Obispado, autoridad última tras el comisario episcopa en esta intervención. Por ello, en la demanda puesta se incluye al delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado; y al vicario de la Diócesis, José Ferrary. Pese a todo, el comunicado sí fue contundente: "Esta manipulación, de la que existen sobradas pruebas documentales, constituye un flagrante quebranto de lo que nuestras Reglas preceptúan».

 

Cronograma de la intervención de las Penas

Las Penas debía haber celebrado elecciones el pasado 28 de noviembre. Jesús Mesa concurría como candidato continuista del gobierno de Francisco Calderón; y Antonio Alés se presentaba como alternativa. El 21 de noviembre el Obispado decidió suspender el proceso electoral por denuncias relativas al censo de hermanos. Para arbitrar el proceso nombró al cofrade de Mena Manuel Gordillo. El nombramiento llegó el 8 de enero y la primera gestión pública fue una llamada general para consultas al censo de la Hermandad. Expirado el plazo fijado -del 20 de enero al 3 de febrero-, dos días después, Gordillo hizo público el citado comunicado en el que culpaba a Calderón y Mesa de graves infracciones que "constituyen el falseamiento del Libro Registro de Hermanos, libro sobre el que se articula nuestra vida cofrade". En un ambiente tenso llegó la Semana Santa y pese a la normalidad aparente, las relaciones se han ido encrespando por día. La intervención siguirá su camino, aunque no se le vé fin. Pero en paralelo algunas de las partes se citarán en los Tribunales.

Requerido por El Cabildo para una entrevista, Manuel Gordillo explicó a principios de julio que la situación era muy delicada y no quería hacer declaraciones. Ya tenía noticias de esta demanda aunque aún no tiene la notificación oficial que debe llegarle en los próximos días.

Publicado en Málaga

No existen precedentes de una hermandad con una intervención episcopal de más de una década de duración. Este 2 de julio, Zamarrilla cerrará una tortuosa etapa con unas históricas elecciones en la que los hermanos volverán a tener poder de decisión. La primera misión será elegir hermano mayor. Diez años no han sido suficientes para aunar criterios en torno a una candidatura única. Pero al menos las relaciones parecen haberse saneado, según destilan las declaraciones de ambos candidatos: Rafael Gallego y Federico Schneider. Se trata de dos viejos conocidos, que ya se enfrentaron en los últimos comicios que tuvieron lugar en la calle Martínez Maldonado. Un total de 1.237 hermanos están convocados a las urnas de 12.00 a 21.00 horas. Los mayores de 16 años con al menos un año de antigüedad. Si lo que dicen los candidatos es cierto, los hermanos elegirán hermano mayor y ganará la Cofradía. No se pusieron de acuerdo en los nombres para una candidatura única pero prometen hacer causa común con independencia del resultado. Parecen haber escarmentado.

Había pasado la Semana Santa de 2004. La primera tras aquella lluviosa coronación de octubre de 2003. Tocaba celebrar elecciones y tres candidatos se presentaron: Carlos Rueda, Rafael Gallego y Federico del Alcazar. Los dos primeros tuvieron que ir a una segunda vuelta tras empatar en los comicios, que finalmente ganaría Rueda, con el ahora candidato Federico Schneider integrado en su candidatura. Más de 400 hermanos habían participado en las elecciones y las aguas estaban revueltas. La crisis explotaría un año más tarde en un cabildo de hermanos celebrado el 29 de junio de 2005. Los Estatutos contemplaban el cese de los dirigentes cuando se vote en contra de la memoria de secretaría, tal y como ocurrió. Fue el génesis de la intervención que ahora finaliza y el punto de inflexión que motivó al Obispado a impulsar una reforma de los estatutos de todas las cofradías de la Diócesis.

Todo esto ya es historia del mundo cofrade malagueño. Zamarrilla inicia una nueva etapa con estas elecciones en la que las candidaturas que concurren plantean retos comunes como sacar al Santo Suplicio el Jueves Santo o arreglar la visibilidad de la Virgen en el trono, prácticamente sólo difieren en el del Cristo. Unos apuestan por mantenerlo y otros por cambiarlo a largo plazo...

 

Las opciones de gobierno

· Proyecto de la candidatura de Rafael Gallego

· Proyecto de la candidatura de Federico Schneider

Publicado en Málaga
Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga