tahermo banner1
twitter_banner2
dismoauto banner2
elcabildo_publicidad_120X300
tahermo banner2
twitter_banner2
dismoauto banner1
elcabildo_publicidad_120X300

Martes, 22 Mayo 2018 | Actualizado 20/05/18

Faltan
327 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
Mostrando artículos por etiqueta: Diócesis de Málaga - EL CABILDO - La actualidad cofrade malagueña en internet

Ante el comunicado emitido por el Obispado de Málaga a través de la Diócesis Málaga y los medios locales de comunicación, nos vemos en la necesidad y el deber moral de poner en conocimiento de la opinión pública la verdad de los acontecimientos y realizar las siguientes aclaraciones:

 

1.- Cuando se decretó el 7 de enero de 2015 el nombramiento de un comisario para la intervención de la cofradía, la Junta de Gobierno ya estaba cesada desde el mes de octubre de 2014, en que fue convocado el Cabildo general de elecciones, y tan solo se encontraban en funciones, el Hermano Mayor y los cargos prescritos en las Reglas para el proceso electoral.

La primera irregularidad la comete el propio Obispado al admitir un recurso de la otra candidatura, totalmente extemporáneo, ya que habían sido aprobadas y proclamadas y presentadas las mismas, por lo tanto, cerrado el plazo de admisión de recursos, de acuerdo con el calendario electoral recogido en las Reglas y en las propias bases del obispado.

Y en segundo lugar, y como consecuencia de ello, suspender el cabildo y todo el proceso electoral una vez llegado al final del propio calendario reglamentado.

Es precisamente lo contrario al procedimiento seguido por la jerarquía, en casos similares o posteriores, que no son admitidos recursos fuera de los plazos establecidos, o bien estipulando unos tiempos de presentación sin dar fehacientemente las fechas con meridiana claridad.

 

2.- Según el Obispado desde el primer momento de tomar posesión el comisario, se detectan una serie de irregularidades que pone en conocimiento de la jerarquía eclesiástica, obligando a ésta a abrir una investigación. Sin embargo, antes de iniciarse el referido proceso, (noviembre de 2015) ya se publican las iniciales de dos personas, los que suscribimos, como culpables de esas presuntas irregularidades, sometiéndonos al escarnio público (5 de febrero de 2015). Algo incomprensible en todo procedimiento, vulnerándose los principios fundamentales y generales que deben de regir cualquier proceso, incluido el de la presunción de inocencia, y más teniendo en cuenta el ámbito religioso del que se trata, demostrando una actitud totalmente ajena a la propia esencia de la caridad cristiana y de la actitud maternal de la Iglesia, que desde la jerarquía eclesiástica se alude en el comunicado.

Cuando se instruyen expedientes a diferentes cargos de la Junta de Gobierno, no son ciertos dos aspectos que se recogen. El primero lo constituye, la falta de independencia e imparcialidad durante la instrucción, pues es nombrado instructor, un supuesto amigo personal del propio Obispo, procedente de la diócesis de Alcalá la cual tiene un ámbito de actuación ajeno al nuestro que lo hace totalmente desconocedor de los asuntos de nuestra diócesis, pese a ello es nombrado adrede, no constituyendo su designación garantía alguna para el proceso. Y el segundo aspecto lo constituye LA NULIDAD DE PLENO DERECHO EXISTENTE EN EL PROCESO, puesto que uno de los inculpados y posteriormente sancionado, Tesorero Episcopal y colaborador del comisario, tuvo acceso a la documentación, base de datos de la cofradía, etc. durante más de dos años, por lo que las supuestas pruebas pueden estar viciadas, al poder tener un interés personal en verse totalmente fuera de toda sospecha y de supuesta culpabilidad.

No obstante, y en cuanto a las penas impuestas, tampoco es cierto que estas se aplicaran inferiores a las establecidas en las Reglas de la Hermandad, pues ni tan siquiera las aplicadas, estaban recogidas en las referidas Reglas, prohibiéndose, entre otras sanciones, la pertenencia a otras cofradías. Algo no ocurrido jamás, al menos en esta diócesis.

 

3.- Si algunos hermanos solicitaron la revocación o enmienda del decreto sancionador para la rebaja de las penas impuestas, lo sería previa recomendación efectuada a los afectados, cosa que no se produjo en quienes suscriben. En dos ocasiones, y por escrito, D. Francisco M. Calderón, solicitó al obispo diocesano audiencia y disculpas (caso de que pudiera haberse sentido ofendido por causa involuntaria), y en ninguna de ellas ha recibido respuesta alguna; por lo que es fácil entender que, a pesar de existir por esta parte, voluntad conciliadora y de entendimiento, esta voluntad no ha sido correspondida en el mismo sentido por parte del Obispado de Málaga. Buen ejemplo de Amor, Caridad cristiana y Misericordia tantas veces predicado desde la jerarquía eclesiástica.

 

4.- Efectivamente, tras haber sido rechazados nuestros recursos ante el Obispado de la diócesis, un determinado grupo de hermanos presentamos con fecha 15 de Junio de 2016, Recurso Jerárquico ante el Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, el cual “INVITO” al Obispo a procediera a la revocación de sus decretos sancionadores de fecha 9 de Abril y de 25 de Mayo de 2016; lo que se hizo efectivo mediante su Decreto de Revocación de fecha 11 de Noviembre de 2016. No nos consta en el Decreto del mencionado Dicasterio recibido posterior a dicha fecha, ninguna otra indicación o vía de aplicación de medidas disciplinarias; si en cambio el archivo de los recursos presentados, deduciéndose fácilmente la declaración de NULIDAD de las actuaciones.

 

5.- No es cierto que el Dicasterio desestimara los recursos presentados. Lo que si quedó claro es que, una vez emitido por el Obispo el Decreto de Revocación de sus anteriores de fecha 9 de Abril y de 25 de Mayo, de fecha 11 de Noviembre de 2016, dichos recursos quedaban archivados, pues no había necesidad de pronunciamiento, ya que los referidos Decretos obispales habían sido revocados.

 

6.- Quienes recurrimos al Tribunal Supremo de la Santa Sede fue para que el Dicasterio entrara en el fondo de la cuestión, puesto que el comisario, siguiendo instrucciones del Prelado, (pues él mismo manifiesta que actúa en nombre y representación del Obispo), procedió a abrir nuevos expedientes; no existiendo tal posibilidad al haber sido revocadas las penas impuestas a invitación del Dicasterio. Por tanto, habiéndosenos dado pie de recurso ante el Alto Tribunal, mediante la aceptación de ciertas condiciones que no contemplamos para ese momento, y en defensa de nuestros derechos recurrimos ante dicho Tribunal. No entendiéndose cómo, habiendo resuelto el Dicasterio para los Laicos la Familia y la Vida, ÓRGANO SUPERIOR JERÁRQUICO AL OBISPADO DE MÁLAGA, es el comisario con la autorización del Prelado, puesto que actúa en su nombre y representación, el que ante los MISMOS HECHOS Y CON LAS MISMAS PRUEBAS contenidas en los expedientes archivados, inicia la apertura de nuevos expedientes en el mismo sentido.

Hemos de dejar constancia, que en el caso de aquellos recursos que no fueron aceptados ante el Dicasterio, lo fue porque desde el Obispado, presuntamente se presentaron pruebas que no reflejaban la realidad sobre el plazo de interposición, al considerarlos extemporáneos, impidiendo que el Dicasterio pudiera entrar en el fondo del asunto y así poder solicitar la revocación de las sanciones impuestas como ocurriera con aquellos que fueron objeto de la misma; tal fue el caso de D. Jesús Mesa, que junto a otros dos hermanos se vieron obligados a recurrir ante el Tribunal Superior de la Signatura Apostólica.

 

7.- Conocemos perfectamente lo especificado en las Reglas de la Hermandad, por lo que consideramos que se ha actuado con una presunta predisposición incriminatoria y falta de caridad cristiana, vulnerando la presunción de inocencia contra algunos encausados por parte del Obispado, mientras que para otros se esgrime la menor gravedad de la falta y dejar sin efecto penas de forma discriminatoria, según interese, mostrando la total discrecionalidad por parte del Obispado. Esta presunta predisposición es fácilmente deducible en el contexto del comunicado de fecha 6 de marzo realizado por el Obispado de Málaga.

 

8.- El proceso incoado desde la cofradía a quienes fueran su Hermano Mayor y Teniente Hermano Mayor, durante más de dieciséis años, cofradía a la que prestaron plena y total dedicación y esfuerzo, no ya solo desde su mandato como tal, sino previamente desde al menos los cinco años anteriores, no es ya, que haya sido injusto por la total carencia de sentido de la gratitud para con el trabajo y entrega realizado, sino que es totalmente ilegal, por cuanto la capacidad de abrir expediente sancionador y su ejecución es exclusivamente competencia de los cargos nombrados mediante elección. Por tanto, si se esgrimen las Reglas de la Hermandad para la aplicación de sus normas, deben serlo en toda su extensión, y no dependiendo de criterios de conveniencia y discrecionalidad. Por lo que es fácilmente deducible que el comisario, aún actuando en nombre del Obispo, no puede vulnerar la independencia de la cofradía que se rige por sus propias Reglas, y a mayor abundamiento aclarar que, su nombramiento fue solo y exclusivamente para un supuesto y determinado incidente, como se apunta en el apartado siguiente. Por todo ello, ante la ratificación por el Obispo de la pena impuesta, y la no aceptación del recurso por extemporáneo ante el superior jerárquico, nos hemos visto obligados a recurrir nuevamente al Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, en defensa de los derechos que nos asisten.

 

9.- Lo que verdaderamente hay que entender es que ha sido una “intervención encubierta”, puesto que el nombramiento del comisario mediante decreto de 7 de Enero de 2015, lo fue para “asumir el pleno gobierno y administración TEMPORAL de la corporación a fin de tutelar la apertura y desarrollo hasta su culminación de un nuevo proceso electoral”. Solo y exclusivamente y no sine die.

El comisario no ha hecho una labor encomiable en la Hermandad, como pretende asegurar el Obispado en su comunicado, sino todo lo contrario, aunque puede que entienda por labor encomiable llevar a cabo la división, desprestigio y aislamiento de determinados hermanos y actuar conjuntamente con la jerarquía de un modo injustificado e incomprensible con la actitud de la Iglesia del siglo XXI.

Solo confiamos en que los órganos jerárquicamente superiores, en breve, impongan orden ante la situación que tan injustamente estamos padeciendo, y en que se restablezca la justicia y el honor que nos ha sido privado ante la opinión pública.

Publicado en Málaga

Ante las informaciones que se han publicado en algunos medios de comunicación sobre la "Hermandad da la Caridad en Cristo Nuestro Señor y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía, María Santísima de la Penas, Reina y Madre y Santo Domingo de la Calzada de Málaga", el Obispado de Málaga considera que tiene el deber moral de poner en conocimiento de la opinión pública la verdad de los acontecimientos, que han venido sucediendo en estos tres largos años y clarificar algunos hechos.

 

1.- De todos es sabido que, con motivo de la situación creada en las últimas elecciones convocadas en la Cofradía a finales del año 2014, fue necesaria por el bien de todos la intervención de esta Cofradía por parte del Obispado, nombrando un Comisario, según decreto del 7 de enero de 2015, y cesando a la Junta de Gobierno y al Hermano Mayor.

 

2.- Cuando tomó posesión el Sr. Comisario puso en conocimiento del Obispado una serie de hechos y circunstancias, por los que se consideró necesario realizar un análisis de los hechos denunciados. Tras una seria y documentada investigación de los hechos, el Obispado vio la necesidad de depurar posibles responsabilidades y acordó expedientar a distintos cargos de la Junta de Gobierno en un total de quince hermanos. Se tuvo en consideración para decidir las personas a expedientar la responsabilidad de cada uno de ellos en la gestión de la Cofradía y la gravedad de los hechos en los que pudieran haber incurrido.

Tramitados los respectivos expedientes sancionadores por el Instructor nombrado al efecto, se designó a una persona ajena a este Obispado, precisamente para velar por la independencia e imparcialidad del Instructor. Se acordó dictar las resoluciones oportunas sancionándolos con distintas penas en atención a su grado de participación y de responsabilidad, según los decretos de abril de 2016. Hay que señalar que se acordó una reducción de las penas, comparadas con lo que pedían las Reglas de la Cofradía.

 

3.- Algunos de estos hermanos presentaron una solicitud de revocación o enmienda del primer Decreto previamente dictado; y el Obispado, en atención a la celebración del Año Jubilar de la misericordia y de la actitud maternal de la Iglesia, rebajó las penas y determinó que se procediese al cumplimiento de las mismas de manera conjunta y simultánea, según Decretos de mayo de 2016.

Para aplicar la reducción de penas se requería una sincera solicitud de perdón y un cambio manifiesto de conducta, adecuándola a lo que tiene que ser un verdadero cofrade cristiano.

Algunos de los hermanos expedientados, que solicitaron perdón, no manifestaron un cambio adecuado de conducta; y por ello no se le aplicó con la misma amplitud la reducción de penas.

 

4.- Seis hermanos expedientados recurrieron el segundo Decreto del Obispado al Dicasterio para los Laicos del Vaticano. Y este Dicasterio sugirió al Obispado, en fecha de 4 de noviembre de 2016, pasar la competencia a la misma Hermandad para "aplicar eventuales medidas disciplinarias según los propios estatutos y en modo autónomo". Por eso el Obispado durante el trámite de estos recursos dictó tres Decretos revocando las resoluciones que afectaban a algunos de estos Hermanos.

Esta sugerencia del Dicasterio ha sido interpretada de forma interesada por algunos, como si se hubiese dado la razón a ciertos hermanos, tal como se ha comentado en algunos medios de comunicación en diversas ocasiones. Sin embargo, la realidad es bien distinta, porque ha servido, para que nadie saliera impune de los actos cometidos.

 

5.- El Dicasterio para los Laicos desestimó todos los recursos de los seis hermanos, según decreto del 24 de noviembre de 2016: unos por falta de objeto del recurso y otros por no reunir los requisitos exigibles para su admisión.

 

6.- Algunos de los hermanos encausados apelaron al Tribunal Supremo de la Iglesia contra el decreto del Dicasterio para los Laicos; pero el Tribunal Supremo también desestimó sus recursos con fecha de julio de 2017 tres de ellos, y dos en noviembre de 2017. Por lo tanto, las resoluciones del Obispado de Málaga devinieron firmes, así como las penas impuestas a estos hermanos.

 

7.- Según las Reglas de la Cofradía de las Penas (nn. 144, 145 y 146), para ser Hermano Mayor se requiere no haber sido sancionado nunca por ningún tipo de falta. Para ser miembro de la comisión permanente no haber sido sancionado en los diez años anteriores por faltas leves o graves; y si es por falta muy grave son inhabilitados a perpetuidad; para ser miembro de la Junta de Gobierno el plazo es de 5 años, sin perjuicio de lo expresado en el Decreto; si bien a algunos de los hermanos sancionados teniendo en cuenta la menor gravedad de las faltas se les dejó de aplicar las reglas 145 y 146, pero siempre después de cumplida la pena inicialmente impuesta.

 

8.- En este momento solo está abierto el proceso administrativo que la Cofradía de las Penas ha incoado contra el que fuera el Hermano Mayor, habiéndose dictado Resoluciones por el Sr. Comisario y ratificado por Decreto del Obispado. Este último Decreto ha sido recurrido por el interesado ante el Dicasterio para los Laicos, estando actualmente pendiente de resolución.

 

9.- Hay que entender que el hecho fundamental de la intervención ha sido buscar la normalización en todas sus actividades de la Cofradía.

Pese a la encomiable labor y el extraordinario trabajo del Sr. Comisario durante estos tres largos años el Obispado considera que no se había alcanzado una normalización satisfactoria, que haya permitido durante todo este tiempo una convocatoria de elecciones.

El largo proceso de investigación de los hechos y después de los numerosos recursos interpuestos por los interesados han dificultado la solución definitiva de los problemas existentes en la Cofradía.

Es deseo de este Obispado que las elecciones se celebren en un plazo razonable, para conseguir una actividad normalizada.

Publicado en Málaga

Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia”, afirma el papa Francisco en su mensaje con motivo de la próxima Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, a celebrar este domingo 14 de enero.

Y es que la Iglesia está alzando la voz sin titubeos en defensa de migrantes y refugiados, y son recientes los comunicados y declaraciones públicas en donde se está cuestionando el procedimiento que está siguiendo España.

En el caso de la diócesis de Málaga, el delegado diocesano de Comunicación y pregonero de la Semana Santa de 2013, Rafael J. Pérez Pallarés, no ha perdido la ocasión para analizar la situación en un artículo de Diario Sur que la propia iglesia malagueña ha compartido en su web oficial. En él, Pérez Pallarés recuerda que “los emigrantes, desplazados, refugiados, muchos de ellos con discapacidad, son hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos que buscan un lugar donde vivir en paz. Huyen de guerras, persecuciones, desastres naturales y pobreza”. Así, aunque admite que es necesario controlar el flujo migratorio ”especialmente en los países de origen”, ha señalado hacia los que fomentan el miedo hacia los migrantes, en tanto que “siembran violencia, discriminación racial y xenofobia”.

No es el único gesto público que ha emanado de la Iglesia malagueña. Tras la muerte de uno de los migrantes recluidos en la cárcel de Archidona, en diciembre, Cáritas Diocesana y la delegación diocesana de Migraciones ya emitieron un comunicado. En él, recordaron que, a los tres días de la llegada de estos migrantes al centro penitenciario, “Cáritas elevaba una queja al Defensor del Pueblo ante la decisión del Ministerio del Interior de internarles en la futura prisión de Málaga”. Asimismo, instaron a “que se tomen las medidas necesarias para que situaciones como esta no vuelvan a ocurrir y que todas las personas sean tratadas con la misma dignidad y derechos”.

A nivel estatal, el pasado 8 de enero, por su parte, la Conferencia Episcopal Española ha recordado que "siempre se ha ofrecido para colaborar subsidiariamente con las organizaciones a las que el Gobierno ha encomendado esta cuestión”, Ejecutivo al que ha criticado por no cumplir el cupo de acogida de refugiados previsto. Además, cuestionan la situación de los migrantes internados en Archidona, a la vez que han reclamado que se acabe con las devoluciones sumarísimas, recordando que España ha sido condenada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por haber expulsado colectivamente a personas migrantes.

Reciente es el caso de la activista almeriense de El Ejido, Helena Maleno, conocida por su labor en Marruecos en torno al problema migratorio. Llamada a declarar este miércoles en Tánger, la secretaria nacional de Cáritas, Natalia Peiro, ha afirmado que su trabajo "es humanitario, está ayudando a personas que intentan buscar un futuro mejor”, y que su llamada al banquillo “es una injusticia total, que responde al fracaso de la externalización de fronteras".


Jornada del Migrante y el Refugiado

Todo ocurre en el contexto de la próxima Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, el próximo domingo 14 de enero. Además de la propia fecha de referencia, la Diócesis de Málaga celebra en estos días diversos actos relacionados.

La plaza de la Constitución acoge este miércoles a las ocho de la tarde el llamado ‘Círculo del Silencio’: una concentración mensual convocada por la delegación de Migraciones en solidaridad con los migrantes y refugiados. También tiene lugar en Melilla y Arriate, y en la barriada de Churriana al día siguiente.

Por otra parte, el sábado 13 de enero a las ocho de la tarde, habrá una vigilia de oración ecuménica en la parroquia de Santiago.

Publicado en de la Iglesia

“Es un campo muy amplio porque abarca no sólo las hermandades de Málaga ciudad, sino de toda la Diócesis”. Manuel Ángel Santiago, sacerdote vinculado a los MIES (Misioneros de la Esperanza), párroco de Nueva Málaga y director espiritual de la Salud y Nueva Esperanza, es el nuevo delegado de Hermandades y Cofradías desde el día de la Cabalgata de Reyes, en que el Obispado de Málaga hizo público su nombramiento.

En declaraciones facilitadas por la propia Diócesis en su web, Manuel Ángel Santiago admite lo ‘delicado’ de la encomienda a causa de "los temperamentos y dificultades" que se respiran de vez en cuando en el seno de las hermandades. No obstante, afronta el encargo de Jesús Catalá “con ilusión y ganas de trabajar”, a la vez que ha hecho constar su voluntad de continuar la labor de los delegados antecesores.

En concreto, se refiere a la de un total de tres sacerdotes, que son los que ha tenido que nombrar el obispo de Málaga actual desde su llegada, en octubre de 2008. Comenzó ratificando al que ejercía desde 2003, Felipe Reina. En agosto de 2010 nombró a Francisco Aranda, que ocupó el cargo hasta su renuncia en 2013. En octubre de ese año fue Antonio Coronado Morón, que ha ejercido de delegado de Hermandades y Cofradías hasta este mes de enero de 2018.

El nuevo delegado se encuentra en la capital con el caso de una hermandad intervenida bajo una comisión gestora: la de las Penas, que el pasado 7 de enero cumplió tres años sin hermano mayor.


17 años de párroco en Fuengirola

Nacido en 1958 en Málaga, Manuel Ángel Santiago fue ordenado presbítero en 1990. Desde el año 2014 es párroco de las dos collaciones de Nueva Málaga: San Francisco Javier y Santa Ana y San Joaquín, esta última sede de la hermandad de Nueva Esperanza y de la agrupación parroquial de la Virgen de Guadalupe, de reciente creación.

Además de ser arcipreste de Nuestra Señora de los Ángeles, que abarca las parroquias de la zona de Bailén-Miraflores, también dirige el departamento de peregrinaciones, santuarios y turismo.

Es especialmente recordada su labor en Fuengirola, en donde ejerció de párroco en la iglesia que cobija a la patrona, la Virgen del Rosario, durante 17 años (de 1997 a 2014), manteniendo un estrecho contacto con las cofradías fuengiroleñas. Anteriormente estuvo destinado en la parroquia San Juan de la Cruz, de El Palo (1994-1997).

Manuel Ángel Santiago es licenciado en Teología Dogmática por la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma y profesor de teología sacramental en el Seminario Mayor. Ha escrito libros como 'La Contemplación del Misterio de Cristo a través de María', 'Raíces: Perspectivas Históricas de Fuengirola' o ‘En medio del mundo: testigos de la esperanza’, que versa sobre el carisma de los Misioneros de la Esperanza (MIES), a cuya Asociación Pública de Fieles pertenece.

Publicado en de la Iglesia

Llegan cambios importantes en la curia malagueña. José Ferrary, tras cinco años en el cargo, deja la vicaría general a Antonio Coronado y José Antonio Sánchez Herrera. En adelante, desempeñará funciones de vicario judicial, relevando de este modo a Antonio Fernández, que sigue en Antequera desde que lo trasladaron del barrio de Capuchinos. Así lo ha hecho público el Obispado de Málaga en sus medios de comunicación, tras hacerse efectivo el nombramiento de Jesús Catalá, que apuesta por un modelo de organización que ya empleó durante su episcopado en Alcalá de Henares, entre 1999 a 2008. Desde su llegada a Málaga, siempre ha contado con un solo vicario General, pero en esta nueva etapa que se inicia en la Diócesis de Málaga serán dos y éstos dividirán sus competencias, las cuales aún no han trascendido.

Hasta el momento, los nuevos vicarios generales mantienen sus actuales responsabilidades. Antonio Coronado cede el cargo de vicario judicial a Ferrary, pero sigue al frente de la delegación de Hermandades y Cofradías, además de ser párroco de Santo Domingo en el barrio de El Perchel. Por su parte, Sánchez Herrera, hasta nuevo aviso, seguirá siendo presidente de la Fundación Santa María de la Victoria, arcipreste de Virgen del Mar y párroco del Corpus Christi y Nuestra Señora de Gracia.

Publicado en de la Iglesia

Que la celebración del Corpus Christi en Málaga ha tocado fondo es algo unánime. En la última edición, hasta la Agrupación de Cofradías se borró de la cita, dejando de montar el tradicional altar de la plaza de la Constitución que era de lo poco decoroso de la jornada. Nadie toma cartas en el asunto, ni queda claro quién debe tomarlas. Por lo pronto, tras el último fiasco, ha habido una primera reunión con representantes del clero y cofrades, de la Agrupación de Cofradías y de Gloria. Aunque la aportación de los cofrades puede ser mayor y quizá por ellos pase parte de la solución, la pelota está en el tejado de la calle Santa María. El propio obispo es quien debe redefinir esta fiesta venida a menos y tratar de devolver a Málaga una celebración digna. Lo mismo es necesario tumbar vicios históricos como la prohibición de imágenes en el cortejo, el criterio en el orden procesional o la mera estabilidad del día y hora de la procesión, que rara vez aguanta varios años de forma consecutiva.

 

Para leer los 15 retos del mundo cofrade malagueño pincha aquí.

 

Publicado en Málaga

La Delegación Diocesana de Ecumenismo en Málaga ha acogido este último lunes de octubre un encuentro interreligioso para pedir y rezar por la paz. En la ceremonia han participado miembros de la comunidad budista, hinduista, judía, islámica, cristiana -tanto católica como evangélica-española, presbiteriana de Escocia, luterana-danesa y ortodoxa-, así como del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Este acto en Málaga ha nacido a raíz de la conmemoración, hace 30 años, del encuentro que mantuvo el papa Juan Pablo II, en 1986, con representantes de las distintas familias religiosas de todo el mundo con el propósito de "orar por la paz". El obispo de Málaga, Jesús Catalá, ha explicado que con este encuentro "queremos recordar que hace 30 años el papa Juan Pablo II, en la ciudad de Asís (Italia), se reunió con representantes de distintas religiones para rezar por la paz. Él volvió a hacerlo en 2002 y nosotros queríamos celebrar un encuentro con distintas religiones para rezar juntos".

En ese sentido, Catalá ha precisado que quieren rezar por la paz "para que no se diga que la religión es un motivo de guerra o para promoverla, la guerra se hace por motivos de otro tipo, políticos, sociales, económicos...". De ese modo, representantes cercanos a Málaga, a ciudades próximas o a la Diócesis, "han sido invitados y están respondiendo ahora a esa llamada". Catalá ha señalado que el encuentro nace de una invitación de la Iglesia católica a raíz de "un proceso lento, de años de contacto con las personas" y ha destacado que "nosotros queremos promover esos encuentros para conocernos, en primer lugar y, en segundo lugar, para ver lo que podemos hacer juntos", como la paz.

 

Ceremonia

En cuanto a la ceremonia, ésta ha comenzado con una presentación del delegado de Ecumenismo, Rafael Vázquez, que ha recordado que Ars Málaga, donde ha tenido lugar el acto, "quiere ser un lugar de encuentro, abierto al diálogo con el mundo, con la cultura, con la filosofía y las religiones". "Estamos juntos para manifestar nuestro deseo común de paz y de convivencia, cada uno desde su propia tradición religiosa. Pediremos a Dios que nos ayude a resolver los conflictos y enfrentamientos, y a superar la incomprensión para vivir como hermanos y llegar a ser cada uno de nosotros instrumentos de paz", ha explicado Vázquez.

Asimismo, ha destacado que "en estos tiempos, en los que muchos intentan reconocer la idea de una guerra de religiones, los hombres y mujeres de Dios tenemos la obligación de empuñar las armas de la oración y del encuentro" invitando a "decir con firmeza no a la violencia en nombre de Dios". Por ello, representantes de la comunidad hinduista, judía, budista, cristiana e islámica han realizado una breve oración o meditación "para crear una cultura de la no violencia, de tolerancia, de respeto y de fraternidad". Así, la primera de ellas ha orado el canto 'Heme aquí' (Frisina), la segunda 'Pacem in Terris', la tercera 'El alma que anda en amor' (Taizé), la cuarta 'Hazme instrumento de tu paz' (San Francisco) y, por último, la islámica 'Nada te turbe' (Taizé).

Tras las cinco oraciones, todos ellos han encendido "la antorcha de la paz" donde, con cada afirmación del 'Decálogo por la paz' que se ha construido conjuntamente para el encuentro, tras más de un año de trabajo, se ha ido encendiendo una vela, "pues cada uno de nosotros está llamado a ser una luz en la noche con nuestro compromiso de paz", en palabras de Vázquez. Este decálogo ha estado compuesto por distintos valores e ideas que se ha querido reivindicar, como el compromiso en la proclamación de que "la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu religioso, el compromiso a "educar a las personas en el respeto y la estima recíproca para una coexistencia pacífica y solidaria entre etnias, culturas y religiones", la promoción "de la cultura del diálogo" o la defensa "del derecho de cada persona humana para tener una existencia digna, conforme a su identidad cultural y a fundar libremente una familia".

En ese decálogo también se han comprometido a "dialogar con sinceridad y paciencia; perdonarnos recíprocramente los errores y prejuicios del pasado y del presente; estar cerca de los que sufren a causa de la miseria y el abandono; hacer nuestro grito de los que no se resignan a la violencia y al mal; animar a cualquier iniciativa que promueva la amistad entre los pueblos; y a pedir a los responsables de las naciones que cumplan todos los esfuerzos posibles para edificar y consolidar un mundo de solidaridad y paz fundado en la justicia". El decálogo ha sido compuesto por los representantes de las distintas religiones convocadas, coordinado por el propio Vázquez, en su labor como delegado de Ecumenismo y para el diálogo interreligioso.

En el acto han participado asociaciones que "están trabajando por la paz en nuestra diócesis", según Vázquez, tratándose de la Asociación de la Unesco para la promoción del diálogo intercultural e interreligioso en Málaga, el Centro Ecuménico Lux Mundi, y la Asociación Paz del Mundo y del movimiento de los Focolares. En el encuentro han participado, por parte de la comunidad hindú, Prakash Ratan Mirchandani; budista, Lina M. Combita; judía, el rabino de Málaga y Marbella, Yehuda Benguigui, y el de Torremolinos, Raphael Cohen; islámica, el imán de la Mezquita de Málaga, Cheij Omar El Farouk, y un representante del imán de Fuengirola Mohamed Kamal; de la cristiana, el obispo de Málaga, Jesús Catalá; del Patriarcado Ecuménico de Constaninopla, P. Taras Petruniac; de la Iglesia Evangélica Española, el pastor José Manuel Mochón; y de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, el pastor Dennis Campbell. Asimismo, han asistido de la Iglesia Luterana Danesa, la pastora Iben Snell; y por parte de los católicos del Centro Lux Mundi, el padre Russell y el padre Scheller. También han intervenido, Juan Carlos López, de la Asociación Paz del Mundo; la directora del Centro Ecuménico Lux Mundi, Gloria Uribe; y el vicepresidente de la Asociación Unesco para la promoción del diálogo intercultural y religioso en Málaga, Lorenzo Rodríguez de la Peña.

Publicado en de la Iglesia
Jueves, 08 Septiembre 2016

La Diócesis festeja su Patrona

Llegó el día de Santa María de la Victoria, patrona de Málaga y su Diócesis. Atrás ha quedado la novena celebrada en su honor desde el pasado 30 de agosto, con la imagen de la Virgen en el altar mayor de la Catedral de la Encarnación bajo dosel, y con más cera al final de los cultos que en los primeros días de oficios, inusual por lo exiguo.

A las 11.30 horas dará comienzo la misa estacional en honor de la Virgen, que presidirá el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá. Actuará la Coral Santa María de la Victoria, que culminará el oficio con la tradicional Salve Malagueña. Además, habrá misas a las nueve y diez de la mañana.

La procesión de retorno a la Basílica y Santuario en su honor arrancará a las 19.30 horas desde el Patio de los Naranjos, con la participación de hermandades de gloria y pasión, así como otras entidades sociales y culturales de la ciudad. A las ocho de la tarde saldrá la Patrona, entre el repique de campanas de todas las iglesias del centro de la ciudad.

El recorrido será el propio de los últimos años: Patio de los Naranjos, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, plaza del Carbón, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Bolsa, Torre de Sandoval, Strachan, Molina Lario, plaza del Obispo, Molina Lario, Santa María, Císter, plaza de la Aduana, Alcazabilla, Victoria, plaza de la Victoria, Compás de la Victoria, plaza del Santuario y a su templo, hacia la medianoche.

Nuevo director de la Expiración

En el apartado musical participarán las formaciones de costumbre. Abriendo la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos; en el cortejo, la de cornetas de Santa María de la Victoria y, junto a la representación municipal, la banda de música del Ayuntamiento de Málaga.

La principal novedad radicará tras el trono. Si bien, la banda es la que tradicionalmente acompaña a la Virgen de la Victoria desde hace más de veinte años, la de música de la archicofradía de la Expiración, ésta lo hará con un nuevo director con la batuta: Moisés Fernández Gallego sustituirá a David Gutiérrez Postigo, que ha desempeñado esta labor desde noviembre de 2011 hasta la actualidad.

Publicado en Málaga

Con la llegada del verano comienzan a producirse nuevos nombramientos en la Diócesis de Málaga de cara al inicio del nuevo curso, en septiembre. De los primeros que ha hecho público el Obispado, llama la atención la designación de un nuevo párroco para la Victoria y San Lázaro, sólo dos años después de la designación del Delegado de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado para desarrollar esta labor.

Así, Coronado será sustituido por Alejandro Escobar Morcillo, conocido por su labor al frente de la parroquia de los Dolores, del Puerto de la Torre. Le acompañará en la función como vicario el actual párroco de San Felipe Neri, Gabriel Pérez Sánchez, que presumiblemente será sustituido en esta labor tras varias décadas al frente de la collación que une el centro histórico con el Molinillo. Aún no se ha hecho público el destino de Antonio Coronado.

Pero una de las parroquias que queda libre es la de Santo Domingo. Juan Manuel Parra López, tras ser nombrado en junio de 2012, deja de regir la feligresía perchelera, que incluía la basílica de la Esperanza, y es trasladado a la barriada de La Paz, a la parroquia de la Natividad del Señor.

Además, dos hermandades de extramuros también observarán cambios en sus comunidades. A San Vicente de Paúl, sede de Humildad y Paciencia, llega Blas Cerezo como vicario parroquial, que también ejercerá en la Asunción además de la que es sede de la hermandad del Domingo de Ramos. En el Puerto de la Torre se hará cargo de sus feligreses de Nuestra Señora de los Dolores José Emilio Cabra, acompañado por Antonio Prieto como vicario parroquial.


Los nombramientos a 21 de julio:

Málaga capital

Alejandro Escobar Morcillo - párroco de Sta María de la Victoria y San Lázaro.
Gabriel Pérez Sánchez - vicario parroquial de Sta Mª de la Victoria y San Lázaro.
Juan Manuel Parra López - párroco de la Natividad del Señor (barriada de La Paz).
José Emilio Cabra Meléndez - párroco de los Dolores, del Puerto de la Torre.
Antonio Prieto Zurita - vicario parroquial de los Dolores, del Puerto de la Torre.
Blas Cerezo Domínguez - vicario parroquial de La Asunción y San Vicente de Paúl.
Francisco Javier Guerrero García - párroco de Guadalmar.
Ramesh Babu Gudapati - vicario parroquial de Guadalmar.

Málaga provincia

Pedro Villarejo Pérez - párroco de Nueva Andalucía (Marbella).
José Javier García Pascual - párroco de San José (Estepona).
Eduardo Resa Huerta - párroco de Benajarafe y Chilches.

Otros nombramientos

Jesús David Hurtado Giráldez - estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.
Manuel Ángel Santiago Gutiérrez - director del Departamento de Peregrinaciones, Santuarios y Turismo.
Juan Bautista Díaz Blasco - presidente diocesano de la Hermandad Obrera de Acción Católica –HOAC-.
Josefa Ledesma Merino - presidenta del Movimiento de Cursillos de Cristiandad en Málaga.

Publicado en Málaga

“Menos mal que el año que viene cae en sábado”, se comentaba en la noche del jueves 18 de junio de 2015 en los últimos metros de la procesión de los Santos Patronos Ciriaco y Paula. Pues lo que parecía un punto a favor –que lo deberá ser en cuanto a afluencia de público, con toda seguridad- ha conllevado un paradójico debe en el conjunto del mundo de las instituciones cofrades.

Numerosas hermandades han contraprogramado a los Santos Patronos celebrando conciertos, cultos y hasta procesiones, a pesar de que el 18 de junio tiene litúrgicamente, para la ciudad de Málaga, la categoría de Solemnidad según las NUALC (Normas Universales sobre el Año Litúrgico y el Calendario). La Solemnidad es el primer rango en las celebraciones litúrgicas, por encima de las Fiestas y las Memorias Obligatorias o Libres.

El 18 de junio es, de esta forma, uno de los principales días de la iglesia local, al mismo nivel litúrgico que el de Santa María de la Victoria el 8 de septiembre. El rango de Solemnidad en la iglesia católica cuenta con oraciones propias, antífonas, prefacios y otros recursos de la misa, como las mismas lecturas, que son extraídas de los leccionarios dominicales.

Tal es así que el rango de Solemnidad es tal que cuenta necesariamente con vísperas. En concreto, el 17 de junio por la tarde ya es obligatorio celebrar en los templos de la capital a Ciriaco y Paula en las eucaristías, y además la parroquia de los Santos Mártires acoge, desde las ocho de la tarde, las solemnes vísperas.


Contraprogramación

En este contexto, parece que las hermandades van a otra cosa. Para empezar, en 1988, la archicofradía de la Esperanza escogió la Solemnidad de Ciriaco y Paula para coronar a su Virgen, por lo que la conmemoración del aniversario, este 2016 de forma extraordinaria en Santo Domingo, coincide todos los años con la celebración en honor de los Santos Mártires y Patronos de Málaga. En esta ocasión, hasta dos mesas redondas tendrán en la jornada matinal del 18 de junio, con motivo del 375º aniversario de la fundación de la hermandad de Madre de Dios de la Esperanza.

Por la tarde, y ya en plena misa estacional en la Catedral dedicada los Patronos, en la barriada de El Palo su hermandad carmelita celebrará el concierto y presentación de su cartel.

La cima de la contraprogramación a la Solemnidad de los Patronos la encarnará la hermandad de la Virgen de las Cañas, que desde las nueve de la noche celebrará una procesión con traslado a la parroquia de los Dolores, en el barrio del Puerto de la Torre, para sus habituales cultos y romería.

Según fuentes consultadas, la Congregación en honor de los Santos Patronos Ciriaco y Paula ha elevado por este motivo una queja a la Agrupación de Glorias –dado que la gran mayoría de las corporaciones son de esta naturaleza-, queja que no ha recibido aún respuesta.

 

Fe de erratas. Inicialmente se publicó en esta información un acto de la hermandad del Carmen de Pedregalejo que realmente se celebrará el próximo 24 de junio.

Publicado en Málaga
Página 1 de 2
Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga