Viernes, 24 Noviembre 2017 | Actualizado 29/10/17

Faltan
121 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
GALERÍAS

Siguiendo con el repaso a algunos hitos ‘cofradetaurinos’ de esta Cuaresma y Semana Santa, nos centramos en una de esos hechos que le dan nombre a este blog, que es vestir a una virgen con una saya realizada a raíz de un terno torero. En esta ocasión destacamos la salida procesional de la Virgen del Primer Dolor del municipio de Cehegín (Murcia), que en la tarde del Viernes Santo lució un atuendo realizado desde un traje de luces del torero Antonio José ‘El Rubio’, nacido en Caravaca de la Cruz. Era la primera vez que una virgen salía en procesión con un vestido de estas características en la Región de Murcia. El matador, compartía en su perfil de las redes sociales una instantánea junto a la imagen ataviada de forma ‘torera’ y acompañaba la imagen con las siguientes palabras: “Ver a ella vestida con mi traje de luces ha sido de las cosas más bonitas que me han pasado en mi vida como torero”. 

 2017 04 25 DOLORES CEHEGÍN

(@aj_elrubio)

 2017 04 25 IG EL RUBIO

 2017 04 25 Cehegin17ss

Esta dolorosa, tallada por Sánchez Lozano en 1942, es la titular de la llamada cofradía de los ‘Azules’, fundada en 1897. Los penitentes visten túnica azul y cíngulo blanco, las mujeres, además, incluyen en su atuendo una capa también de este mismo color. Esta Virgen ha sido también protagonista del cartel oficial de la Semana Santa de la citada localidad murciana. 

Publicado en Saya torera
Lunes, 27 Febrero 2017

Amor. Cartel Ubi Charitas 2017

Autor: Francisco Naranjo Beltrán.

Presentador: Rafael de las Peñas.

Observaciones: es digno de reconocer la labor cartelística que desarrolla la corporación victoriana, con trabajos sobresalientes y buenos autores: Rando, Pablo Alonso Herráiz, Berzosa, Palma, Chicano -en tres ocasiones- y ahora llega Naranjo Beltrán. Es síntoma de que la Hermandad del Amor se toma el cartel en serio. También ha apostado otros años por la fotografía y le ha salido bien.

El cartel de Naranjo da el protagonismo absoluto a la Virgen de los Dolores sentada a los pies del Cristo del Amor. Esta imagen es atribuida al imaginero malagueño Fernanod Ortiz del que se conmemora el centenario de su nacimiento. Según el propio autor del cartel, con esta obra pretende plasmar la sensación, que esta importante obra escultórica siempre ha provocado en él ante su contemplación en la Basílica y Real Santuario de la Victoria. "La paradoja de contemplar la representación de una escena dura, macabra y terrible de la forma más amable posible. La dureza que supone el que una madre sobreviva a su propio hijo que ha sido torturado pero con una actitud de ternura y fortaleza absoluta". Para reforzar esta idea, como es tradicional en su producción, se ayuda mediante el uso de elementos simbólicos que rubrican el mensaje. La Virgen se encuentra a los pies de la cruz del hijo sobre un Gólgota de cráneos humanos, símbolo del mal, el pecado y la muerte, del que, como regadas por la sangre derramada por Cristo, al cual adivinamos siguiendo la vertical de la mirada de la virgen que se clava en los pies del hijo, brotan un conjunto de hiniestas rosas blancas símbolo de la vida y la esperanza en la resurrección. En palabras de Federico Fernández Basurte, “en el calvario empedrado de dolores, sobre la desolación de los huesos secos, se alza la fe, luce la ternura, brota el amor. Ella".

La obra se ha realizado con técnica mixta, acrílica y lápiz de color sobre tabla de 180 centímetros de altura por 85 de ancho. Como es propio de sus composiciones, Naranjo recurre de nuevo a la geometría del círculo, vertebrándose el fondo con dos círculos tangenciales, uno que coincide con un halo tras la cabeza de la dolorosa y uno de mayor tamaño que quiere representar con tonos amarillentos el momento de la tarde en que Jesús expiró en la Cruz. Por último, como es costumbre, aparece el rotulado el lema usado por la Cofradía Ubi Charitas, y el año 2017.

Publicado en Gritos y chillíos

En pleno debate sobre el futuro del grupo escultórico del Resucitado, #radioElCabildo se traslada al Palacio Episcopal para realizar un programa especial muy cerca del Cristo de José Capuz. La imagen forma parte de la exposición 'Huellas' que estará abierta hasta el próximo 15 de noviembre. Escucha la emisión en directo: radio.elcabildo.org. La cita es cada jueves de 15.30 a 17.00 horasUno de los retos es que los oyentes sean más protagonistas. Participa vía Twitter con la etiqueta del programa y manda tus audios al buzón de voz pinchando aquí.

 

BUSCAMOS COLABORADORES. Si quieres patrocinar el programa y contribuir a su independencia, pincha aquí.

Publicado en Málaga

La pasada Cuaresma se estrellaron contra sus propias Reglas. La junta de gobierno de las cofradías Fusionadas está convencida de que la mejor opción para la procesión de la Vera+Cruz es abandonar la madrugada. Tras fracasar en el intento de cambio de horario, los directivos fusionados proponen a sus hermanos un cambio de Estatutos. Quieren aprobar la salida de este crucificado –la imagen más antigua de la Semana Santa de Málaga- durante el Triduo Pascual, es decir, entre las 17.00 horas del Jueves Santo y las 17.00 horas del Viernes Santo, para poder evitar así la madrugada.

La propuesta ya ha sido presentada al cabildo de hermanos. Desde esta segunda semana de octubre y hasta el próximo 9 de noviembre, se recogerán las posibles alegaciones que los hermanos puedan realizar. Pasado este período, una comisión presidida por el hermano mayor, Eduardo Rosell, elevará a la junta de gobierno en un plazo de 20 días las conclusiones sobre las propuestas recibidas. Otro cabildo deberá ratificar los cambios antes de que el Obispado se pronuncie al respecto.

Publicado en Málaga

¿Quién avisará a los vencejos? ¿Quién les llevará el recado de que ya no podrán beber de sus párpados al rayar el alba?

¿Quién? ¿Quién prevendrá a la esquina de Sebastián Souvirón con San Juan de que ya no le engallinará la piel la voz tronante y milenaria de los profetas de Israel? ¿Quién convencerá a las esquinas del aire de que la Palabra de Dios ─ni una sola palabra de hombre, esa fue siempre la norma─ ya no estará a punto para el escalofrío en Félix Sáenz, a esa hora inconfundible en que las mangueras de Limasa licúan el llanto del mundo?

Amanecerá el Viernes sobre todo viernes y ─sin embargo─ no correrá por las venas de la feligresía del Señor Bautista el verde vegetal del Árbol de la Vida, el negro abisal del misterio de todos los misterios: la muerte venció a la muerte.

Los primeros claros del día llegarán desde el Oriente con la sagrada timidez de quien sabe que, en apenas unas horas, la Historia renovará las tinieblas de la hora nona, y volverá a rasgarse el velo del templo. Decidme: ¿quién, quién podrá consolar al primer rayo de luz que se pose sobre la Catedral de la Encarnación cuando compruebe, sin previo aviso, que cinco siglos de memoria, hecha madera en un dulce rostro reclinado, ya no navegan la soledad inmaculada de la amanecida?

¿Y a mí? ¿Quién podrá consolarme a mí? ¿Cómo podré irme a casa, sin más, cuando las todopoderosas pupilas de la Esperanza me hayan clavado ya su flecha de oro y fuego? ¿Qué será de mí cuando asuma finalmente ─cada vez más lejano el bullicio de Santo Domingo─ que el Lignum Crucis ya no me tiene preparada su estela de perfume inasible en la que abandonar razón, conciencia y orgullo; qué será de mí cuando tenga que resignarme definitivamente a la idea de que es un hecho, de que ya Vera+Cruz no es la dueña única e indiscutible de los veneros más profundos del silencio de esta ciudad, de los momentos más desnudamente sagrados de nuestra Semana Santa?

No es que fuéramos pocos en las aceras: es que éramos poquísimos; no es que costara mucho sacar el cortejo a la calle: es que era un auténtico sacrificio.

Ésa era la cruz (la cruz, sí, de qué otra cosa podía tratarse bajo su propia advocación) del misterio verde y negro que Fusionadas nos regalaba madrugada tras madrugada y amanecer tras amanecer del Viernes Santo: la cruz de la soledad en Getsemaní, pues todos los discípulos dormían; la cruz de la desnudez; la cruz de la voz que clama en el desierto, pero sabe que nada para el Padre transcurre en vano, que para nada necesita el Padre de multitudes y comodidades cuando lo que se le ofrenda es el frío de unos pies desnudos, la franciscana austeridad de un cortejo ignorado y por ello mismo valiente y transgresor hasta la médula, la inquebrantable fidelidad de quien no necesita de aplausos, televisiones y crónicas periodísticas para desnudarle su corazón y hacer pública catequesis a las esquinas vacías. Sí, a las esquinas vacías: ¿o es que de verdad creemos que una esquina vacía es una esquina en la que no hay nadie; de verdad creemos que lo invisible, lo impalpable, lo secreto, no está repleto de energía y presencia "hasta decir basta"?

Este humilde amante de la Vera+Cruz según Fusionadas que hasta ahora tuvo la dicha de conocer, va mucho más allá de las intrahistorias "casa-hermandad adentro"; va mucho más allá del enorme cariño que los nazarenos verdi-negros han volcado en él en los últimos años.

Este humilde cofrade siente cómo se le desgarra algo muy íntimo por dentro cuando recuerda a aquel jovenzuelo aprendiz de poeta sentado en un poyete de calle San Juan, leyendo poemas de George Herbert en el clásico Poetas metafísicos ingleses del siglo XVI de Maurice y Beatrice Molho, en espera de que, en cualquier momento, la cruz-guía pertrechada de su inconfundible sudario apareciera y, tras ella, los espectros hechos carne y la carne hecha espectros volvieran a reconciliarle con el Dios del silencio, el Dios de la austeridad, el Dios que trabaja su luz en la sombra al margen de los ojos del "gran mundo", el mundo que a esas horas ya estaba acostado en su casa tras apagar Procono o abandonar la tribuna oficial.

Este humilde cronista dejó escrito una vez que Vera+Cruz según Fusionadas era, sencillamente, la balanza de la Semana Santa de Málaga en la que quedaban equilibrados todos sus excesos y todos sus defectos. De golpe, la balanza se ha roto. De golpe, Isaías ha sido silenciado. De golpe, silencio y soledad ─las exigencias irrenunciables de cualquier experiencia de encuentro decisivo con la divinidad─ quedan clausuradas en la amanecida santa del Viernes de nuestra Redención.

Y, aun así, una cosa habrá que dejar clara: nos podrán robar el presente y el futuro ─y de hecho lo hacen─, pero jamás la memoria, que es la glucosa del alma. Y si pasan las generaciones y llega un momento en que nadie recuerde cómo era aquella Vera+Cruz que algunos amamos con todas nuestras fuerzas, que nadie se engañe: con Benedetti, algunos sabemos que el mismísimo olvido está hecho de memoria.

¿Quién? ¿Quién avisará a los vencejos?

¿Quién, hermanos de San Juan Bautista, vendrá a ponerme este Viernes Santo tiritas en el corazón?

Publicado en Opinión / Tribuna

Tanto nadar para ahogarse en la orilla. Algo así le pasó al intento de cambio del Viernes Santo. Tras numerosas reuniones y decenas de variantes contempladas, las cofradías no consiguen ponerse de acuerdo y firman los mismos horarios de 2013. La realidad actual es mala, algo reconocido en la propia Agrupación, pero todas las hermandades se acogen a su derecho sobre el horario que tienen para no ceder. Un panorama que perjudica a la jornada en su conjunto.

La base del boceto del Viernes Santo que se estaba fraguando en San Julián había trascendido a la opinión pública. Un nuevo orden que arreglaría -salvo uno- los cortes que se producen en el recorrido oficial: Monte Calvario, Descendimiento, Amor, Dolores de San Juan, Soledad de San Pablo, Piedad, Santo Sepulcro y Servitas. Según fuentes consultadas, esta propuesta tenía distintos matices y sobre éstos se buscaron otras alternativas. Es decir, muchas variantes. El dilema final estuvo en quién debe abrir la jornada.

Con el nuevo horario, la jornada adelantaba casi una hora su tiempo de paso por el recorrido oficial. Esto suponía al Monte Calvario salir a las 15.00 horas, pero la hermandad victoriana solicitó algo más de margen para poder mantener el tradicional besapié del Yacente de la Paz y la Unidad en la mañana del Viernes Santo. La alternativa era que el Descendimiento abriese la jornada, para lo que tendría que salir a las 16.00 horas. Los cofrades de La Malagueta no aceptaron la propuesta y todo seguirá igual este 2014.

 

Cronología

Tras varias reuniones, Dolores de San Juan llevó la propuesta horaria a su cabildo de hermanos. El martes 10 de diciembre autorizan a la junta de gobierno a seguir con la negociación. Días más tarde, los hermanos del Monte Calvario advierten a sus dirigentes que antes de las 16.00 horas no se puede iniciar la estación de penitencia. Esto pone en jaque el nuevo Viernes Santo.

La reunión fijada para el 12 de diciembre se pospone, por "problemas de agenda", para el día 17. En esta cita, tras casi tres horas de reunión, no se llega a ningún acuerdo. Los hermanos mayores se emplazan al día 2 de enero. El problema estaba en el inicio de la jornada pero no consiguió resolverse.

Publicado en Málaga

El nuevo Viernes Santo espera para su aprobación al próximo 17 de diciembre. La reunión anunciada este día 12 tuvo que posponerse a última hora por motivos de agenda, según afirman fuentes consultadas. La cita se pospone a la víspera de la Esperanza. Las siete hermandades agrupadas de esta jornada negocian desde hace meses una novedosa configuración del día que dejaría el siguiente orden de paso por el recorrido oficial: Monte Calvario, Descendimiento, Amor, Dolores de San Juan, Soledad de San Pablo, Piedad y Santo Sepulcro. Servitas seguiría cerrando la madrugada, invitada por la Agrupación de Cofradías.

La citada propuesta arregla parcialmente el gran problema de la jornada, los cortes generados en el recorrido oficial por las tres hermandades que entran de forma consecutiva a la Catedral. Con el nuevo orden, al ubicarse el Amor entre el Descendimiento y los Dolores de San Juan, los cortejos podrían entrar en la Alameda de forma consecutiva. Sólo faltaría ajustar el paso de las dos primeras de la jornada. La Comisión aborda este miércoles el encuentro definitivo que, de aprobarse, sería como medida provisional por un año. Para mantener los cambios en el futuro, todas las hermandades deben ratificarlos pasado el Viernes Santo de 2014.

 

El cabildo de Dolores de San Juan respalda la reforma

La única corporación del Viernes Santo que ha elevado la reforma horaria a su cabildo de hermanos ha sido Dolores de San Juan. La sesión, celebrada este martes 10 de diciembre, autorizó a la junta de gobierno que encabeza Aurelio García-Andreu a seguir con la negociación. La propuesta obtuvo 46 votos a favor frente a 17 en contra (2 blancos). Dolores de San Juan retrasaría su salida entre las 20.00 y 20.15 horas para volver a su sede canónica sobre las 1.40 horas. El cruce de Sancha de Lara a la calle Martínez lo realizaría entre el paso del Santo Sepulcro y Servitas, pasada la medianoche.

Con el nuevo horario, la jornada adelantaría casi una hora su tiempo de paso por el recorrido oficial. Las dos hermandades victorianas adelantarían puestos y horarios para recogerse antes de la medianoche. En el caso del Monte Calvario, pondría su cruz guía en la calle antes de las tres de la tarde. El Descendimiento mantendría su puesto. La entrada de Dolores de San Juan prácticamente coincidiría con la de la Soledad de San Pablo y la Piedad. Mientras que el epílogo lo seguirían marcando el Santo Sepulcro y Servitas, aunque algo más temprano.

Publicado en Málaga

Un nuevo Viernes Santo podría aprobarse este miércoles, 11 de diciembre. Las siete hermandades agrupadas de esta jornada negocian desde hace meses una novedosa configuración del día que dejaría el siguiente orden de paso por el recorrido oficial: Monte Calvario, Descendimiento, Amor, Dolores de San Juan, Soledad de San Pablo, Piedad y Santo Sepulcro. Servitas seguiría cerrando la madrugada, invitada por la Agrupación de Cofradías.

La citada propuesta arregla parcialmente el gran problema de la jornada, los cortes generados en el recorrido oficial por las tres hermandades que entran de forma consecutiva a la Catedral. Con el nuevo orden, al ubicarse el Amor entre el Descendimiento y los Dolores de San Juan, los cortejos podrían entrar en la Alameda de forma consecutiva. Sólo faltaría ajustar el paso de las dos primeras de la jornada. La Comisión aborda este miércoles el encuentro definitivo que, de aprobarse, sería como medida provisional por un año. Para mantener los cambios en el futuro, todas las hermandades deben ratificarlos pasado el Viernes Santo de 2014.

 

El cabildo de Dolores de San Juan respalda la reforma

La única corporación del Viernes Santo que ha elevado la reforma horaria a su cabildo de hermanos ha sido Dolores de San Juan. La sesión, celebrada este martes 10 de diciembre, autorizó a la junta de gobierno que encabeza Aurelio García-Andreu a seguir con la negociación. La propuesta obtuvo 46 votos a favor frente a 17 en contra (2 blancos). Dolores de San Juan retrasaría su salida entre las 20.00 y 20.15 horas para volver a su sede canónica sobre las 1.40 horas. El cruce de Sancha de Lara a la calle Martínez lo realizaría entre el paso del Santo Sepulcro y Servitas, pasada la medianoche.

Con el nuevo horario, la jornada adelantaría casi una hora su tiempo de paso por el recorrido oficial. Las dos hermandades victorianas adelantarían puestos y horarios para recogerse antes de la medianoche. En el caso del Monte Calvario, pondría su cruz guía en la calle antes de las tres de la tarde. El Descendimiento mantendría su puesto. La entrada de Dolores de San Juan prácticamente coincidiría con la de la Soledad de San Pablo y la Piedad. Mientras que el epílogo lo seguirían marcando el Santo Sepulcro y Servitas, aunque algo más temprano.

Publicado en Málaga
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga