Domingo, 16 Junio 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

PREGÓN DE LA JUVENTUD COFRADE 2016

Santi Souvirón destapa las carencias formativas de los cofrades

“La túnica nazarena no es el tiempo de espera para llegar al varal”, dijo el 21º pregonero de la Juventud · 45 minutos de exaltación vertebrados en propias vivencias personales

J. A. Navarro Arias | Domingo, 06 Marzo 2016 Escribir un comentario
Santi Souvirón, durante su locución en San Julián. Santi Souvirón, durante su locución en San Julián. J. A. N.

Mal camino lleva quien pueda convertirse en un experto de lo material y analfabeto en la fe. El principal mensaje del pregón de la Juventud Cofrade 2016 fue la necesidad formativa que existe en las cofradías. La reflexión es del periodista Santi Souvirón, que supo establecer un diálogo directo con los jóvenes. “Porque yo no vengo a anunciar la Semana Santa”, subrayó desde el inicio de su locución. Por ello, sus palabras fueron una invitación a los jóvenes cofrades a crecer con unos pilares sólidos, algo que pasa inexorablemente por el plano formativo. “Sin un tronco sólido que sostenga el árbol, las ramas se caerán con el viento”, afirmó el pregonero.

El pregón duró exactamente 45 minutos. Souvirón hizo de sus vivencias personales el eje conductor de sus palabras. Los momentos más emotivos llegaron al recordar sus primeras vivencias en un balcón de la calle Larios ante el paso del catafalco de Jesús del Santo Sepulcro, sus primeras experiencias nazarenas con la túnica burdeos del Coronado de Espinas y su íntima relación con la Virgen de Gracia y Esperanza. Dedicó unas palabras especiales a los jóvenes del Rocío, por su trabajo imprescindible en aquel histórico 12 de septiembre. Y también a los del Monte Calvario, otra hermandad referente a la hora de dar paso a las nuevas generaciones. “Todavía falta que las cofradías abran las puertas de verdad a los jóvenes. No pueden ser invitados de piedra. No podemos aburrirlos”, espetó el periodista, hermano de Estudiantes, Santa Cruz, Dolores de San Juan y Santo Sepulcro. Souvirón destapó la acuciante realidad de tantas cofradías que, en el mejor de los casos, a los jóvenes “sólo le abren la puerta del cuartillo de la fregonas”.

Las primeras palabras del pregón ya apuntaban al tema de la formación. Interesante reflexión sobre la necesidad de “romper la brecha devocional de todo al año”. No tiene sentido soltar el hábito al término de la procesión y no volver a acordarse hasta el año siguiente. Aunque dijo explícitamente que la formación no es cuestión de edad, de la túnica nazarena espetó a los jóvenes que no es el tiempo de espera para llegar al varal. A los hombres de trono les recordó que su sitio cuando no puedan seguir sacando el trono está en las filas nazarenas. Así, Souvirón retrató con acierto distintos roles cofrades y prácticas viciados que debieran corregirse para no desvirtuar al sentido cofrade. Por ejemplo, alabó iniciativas como los ensayos de los tronos. Pero recordó que nadie debiera olvidar que el fin último en ningún caso es un concurso de baile. En definitiva, “no perderse en la estética del escaparate”.

Santi Souvirón dibujó su sentimiento mariano en un canto en el que citó a todas las devociones de la Semana Santa malagueña. “No dejéis de mirarla como se mira a una madre”, arguyó. También invitó a leer las palabras del Papa Francisco y pidió unión frente a la incomprensión. “No nos demos empujones entre cofrades y evitemos dar carnaza a quien no nos comprende”, reivindicó el pregonero. Sólo entonces podremos decir: “que sí, que somos cofades”. Así concluyó la locución.

 

Una túnica verde en San Julián

San Julián acogió por primera vez el pregón de la Juventud Cofrade, al menos desde su recuperación en la última década. No hubo escenario como tal, pues la escena se desarrolló en el altar mayor, ante la imagen de Jesús Resucitado. El exorno floral dispuesto fue alusivo a las hermandades del pregonero. El único atrezo fue una túnica verde de hombre de trono de la Virgen de Gracia y Esperanza dispuesta en una silla. Así visten los portadores debajo de su manto, donde sale el pregonero cada Lunes Santo. Durante el pregón cantó una saeta Luz María Muriana y la banda Maestro Eloy García ofreció un concierto en la primera parte del acto. La hermandad de la Humildad organiza cada año el pregón de la Juventud Cofrade y esta formación musical tocará para la Virgen de la Merced por primera vez el próximo Domingo de Ramos.

En la parte musical, los asistentes que llenaron San Julián pudieron disfrutar de las marchas 'Humildad' (Perfecto Artola), 'Ángeles del Císter' (Gámez Laserna), 'Puerta del Cielo' (Francisco Criado), 'El Refugio de María' (López Farfán) y 'Juventud Cofrade' (Perfecto Artola).

¿Le ha resultado interesante?
(9 votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga