Miércoles, 26 Junio 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

LA CRÓNICA

Vídeo relacionado

Así fue la petalada de Tizo y la subida a la plaza de Capuchinos. ALBERTO CABELLO

El mayo pastoreño de la lluvia

La Divina Pastora estrenó sus arbotantes en su procesión por Capuchinos, en la que participó por primera vez la banda Eloy García

Juan Garrocho | Martes, 10 Mayo 2016 Comentarios (1)
La Divina Pastora, en la calle Tizo. La Divina Pastora, en la calle Tizo. J. A. RODRÍGUEZ ROLDÁN

Los pastoreños hablan de su particular 'cuaresma' en los prolegómenos de la tradicional novena; pues menuda 'pascua' lluviosa. Unos días para que en Capuchinos puedan saborear lo vivido, antes de iniciar los cultos en honor de María Auxiliadora. El mismo ciclo mariano cada año; un eje que vertebra todo un barrio. La Divina Pastora abrió, este año con permiso de las hermandades rocieras, el ciclo de Glorias en Málaga. Sí, como siempre, porque la lluvia nunca fue excusa para dejar en casa a la Virgen de Montes de Oca. Los pastoreños recuerdan grandes chaparrones en mayo, pero el cielo siempre abrió a la hora que se anunciaba la salida de la Divina Pastora. Como este año.

La novena pastoreña terminó el viernes más lluvioso del año. Desde días antes se vaticinaba un fin de semana pasado por agua. Pero el cielo se despejó el sábado para seguir cayendo agua a mares tras la entrada de la Divina Pastora en el antiguo convento capuchino de Málaga. Y hasta hoy, que sigue lloviendo. Una anécdota por la que recordar este mayo pastoreño, en el que la Patrona de Capuchinos estrenó -por fin- los arbotantes de su trono, realizados en madera de cedro por Domingo García Chahuán. Llegan tras dos años procesionando con faroles, los de la Humillación y Salutación, respectivamente. La Congregación ha decidido que este artesano alicantino no culmine el dorado de estas piezas ante el reiterado incumplimiento de los plazos para acabar esta obra, que será finalizada por el taller del dorador malagueño Alberto Berdugo.

Pero en las glorias históricas -léase también María Auxiliadora, Carmen o Victoria, principalmente- los cultos internos adquieren tanto o más peso social que sus respectivas procesiones. Como esta centenaria novena que aquellos frailes capuchinos consagraron por primera vez a una imagen ataviada de Pastora en Málaga; y hoy sigue, con la misma Virgen y en el mismo templo. En el Año de la Misericordia, la Congregación dispuso en el culto sendas imágenes de San Antonio de Pádua y San Francisco de Asís, ésta última del convento de clarisas de Capuchinos. Un guiño a la labor asistencial que durante décadas realizó la orden franciscana en Málaga. Igualmente, se recuperó la añeja estampa de la Divina Pastora presidiendo entronizada en el presbiterio bajo del templo antes de la procesión. Se dejó de hacer tras cambiarse la procesión del domingo al sábado y este año subió la Virgen al trono para el último día de la novena.

 

Cirios y focos de la procesión de alabanza

El trono multiplicó sus puntos de luz merced a los nuevos arbotantes, pasando de 26 a 46 (10 en cada esquina y tres en los laterales). Cada brazo enmarcó e iluminó a la Divina Pastora. Coqueto conjunto procesional, a falta sólo de completar el dorado y mejorar la pobre imaginería de García Chahuán. Pero las miradas, más bien los oídos, estaban puestos en el acompañamiento musical. Especialmente tras el culebrón vivido con la banda de la Esperanza. Después de cambiar de director e iniciar un nuevo proyecto musical a sólo 15 días de la procesión pastoreña, la Congregación decidió apostar por una nueva formación: la Unión Musical Maestro Eloy García. A 11 días se hizo oficial el cambio. La Divina Pastora era una oportunidad para una banda a la que se encasilla en connotaciones austeras por sus principales contratos locales (Merced, Cristo del Perdón o El Rico) pero como dejó de manifiesto, y como lo hace en Jerez, está preparada para otros registros. El cambio de banda no supuso cambio de estilo, más bien ratificarse en un concepto musical por el que la Congregación apuesta desde más de una década: mezcla de piezas de gloria y eucarísticas, clásicas, tirando de patrimonio local y huyendo de las modas de la última Semana Santa. Esta vez se apreció un leve giro a más clásico si cabe el paso del trono, sin apenas coreografías más que el ritmo de la medica y la zancada más o menos larga, salvo en la calle Tizo con 'Reina y Madre de Capuchinos' durante la esperada petalaza. Entonces sí llovió, pero pétalos de flores.

Aunque más calles de Capuchinos amanecieron exornadas con papelillos, también los aledaños de la parroquia, menos balcones se vistieron de gala en la calle Tizo. La lluvia pudo influir; aunque en otras calles del recorrido sí se contabilizaron muchos más balcones y ofrendas. Pero cuando entró la Virgen en Tizo, explotó la primavera en forma de petalada, como cada año. Y un castillo de fuegos artificiales coronó el momento. Tras subir la calle Capuchinos con tres marchas enlazadas, se detuvo ante el Triunfo de la Inmaculada, el gran icono concepcionista de Málaga.

Con pocas novedades dentro de una procesión cada vez más invariable, destacó el incremento de público al retorno. Procesión de peso con uno de los grandes tesoros de las imaginería andaluza como protagonista, la perla que guarda el viejo camarín de aquel convento que dejaron los capuchinos en Málaga.

¿Le ha resultado interesante?
(3 votos)

Comentarios   

+6 #1 Andrés González 10-05-2016 12:48
Espero que esta crónica no quede archivada para el futuro, cualquiera que la lea dentro de 25 años puede pensar que estaba pasando el Gran Poder.

Los egos en vosotros es ya vomitivo.

Españoles, Malagueños: El Cabildo ha muerto

Juego de niños sin dar un palo en la vida, ni en lo cofrade, ni en lo laboral, ni nada. A ver si esas palabras las recordáis también de Jesús Castellanos

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga