LA CRÓNICA

Por fin el Patrocinio; no los horarios

Masiva jornada de Palmas marcada por el esperado estreno y los continuos atascos de las procesiones, pues los cambios resultaron manifiestamente mejorables en su conjunto

El Cabildo | Lunes, 10 Abril 2017 Comentarios (1)
La Virgen del Patrocinio, en la calle San Agustín. La Virgen del Patrocinio, en la calle San Agustín. J. A. N.

Sea bienvenida a la Semana Santa de Málaga María Santísima del Patrocinio, Reina de los Cielos. Qué grata sorpresa; qué buen sabor de boca dejó. Qué necesario el carisma que aporta. Y cuánto bien le hace a la Salutación. Pero si hablábamos 'ayer' de un Domingo de Ramos reinventado, lleno de variantes y alicientes; hoy estamos ante una jornada saturada. Cierto es que los problemas que venía padeciendo la Salud ya no son tales, al menos no tan graves. A las 2.45 entró la Dolorosa trinitaria en su casa hermandad (ay, si algún día fuese nuevamente en San Pablo). Lo hizo minutos antes del Prendimiento y poco después de la Salutación. Así terminó una intensa jornada que había comenzado bien temprano, en la calle Parras de la mano de la Pollinica, y cuyos cambios horarios resultaron manifiestamente mejorables en su conjunto.

Tras el sinsabor del último año, condicionado por la lluvia, la ciudad respondió de forma masiva a la convocatoria de las cofradías. Una vez más; pero hasta la hora de la cena. A partir de las diez de la noche se pudo observar un importante descenso de público en las calles. Cabe pensar que todo entra dentro de lo razonable, dada la cantidad de horas de procesiones que ofrece el Domingo de Ramos malagueño. Las cofradías no debieran ser ajenas a esta realidad y saber de los polos de un día cuyo futuro inmediato debe pasar por unir la mañana y la tarde en el Recorrido oficial, al objeto de comprimirlo todo, en la medida de lo posible. La sensación de saturación viene motivada por los continuos atascos de cofradías durante todo el Domingo de Ramos, parones puntuales y algunos retrasos.

Empieza a ser habitual que la Pollinica condicione los horarios de la jornada con el ritmo de su regreso. Los posibles retrasos deberá valorarlos la Agrupación de Cofradías, pero la realidad objetiva es que la Virgen del Amparo generó parones al Ecce Homo cuando bajaba por calle Peña y al Dulce Nombre en Dos Aceras. Para 'estación de penitencia' la de estos cofrades de Capuchinos que posteriormente tuvieron otro parón al toparse con el propio Ecce Homo (motivado por el parón anterior) y el ya anunciado (y firmado por todas las cofradías menos el Dulce Nombre) de la entrada en el Recorrido oficial, en el que Humildad y Paciencia también pagó platos rotos. Este asunto dará que hablar porque los cofrades de la Cruz de Humilladero terminaron muy descontentos con los capuchineros que, para colmo, cuando debían facilitarles el paso para la calle Córdoba, tuvieron que detener la marcha por problemas con un cirio de la candelería de la Virgen. Qué eternidad se pasaron ambas plantadas entre la plaza de la Marina y el lateral sur de la Alameda, uno de los sitios más horrorosos donde actualmente se puede ver una procesión en la Semana Santa de Málaga.

Quizá el casco histórico de Málaga no pueda estirarse más y nueve procesiones sean demasiadas. ¿Alguna se salvó durante la jornada de tener algún parón? Uno de ellos vino motivado por un accidente. La Virgen del Patrocinio tuvo problemas con una pletina del trono en Pozos Dulces, con la cruz guía del Prendimiento clavada en Puerta Nueva. Por suerte, la cosa se solucionó rápido y quedó en una anécdota más. En la nueva voluntad de análisis en torno a horarios e itinerarios que parece existir en San Julián, sería deseable que no se descarte la opción de estudiar la posibilidad del cambio de día de alguna cofradía del Domingo de Ramos. ¿Nadie querría irse al Martes Santo, por ejemplo? En su momento, parece que fue una jornada que barajó el Dulce Nombre...

Más allá de las complicaciones de los horarios, se observa una preocupación especial en el cuidado de los repertorios musicales. También en el andar de los tronos. Parece que estamos ante una Semana Santa en la que se podremos hablar de la consolidación de estas realidades, desterrándose la burda asociación de que un trono no puede ir bien con marchas serias: algunas de las mejores maniobras de la noche se vieron con piezas de corte fúnebre, y de regreso. La jornada ofreció buenas estampas nazarenas, pero con muchos matices, algunos debes y bastantes peros. Cada uno merece su reflexión particular en forma de cirio o foco llegada la Pascua. Lo que no cambia son los descapirotados de algunas cofradías. Especialmente la Pollinica debe hacérselo mirar. No todo vale aunque sean niños; sobre todo cuando los adultos son igual o peores que los pequeños. Otra feliz realidad es la normalización de la incorporación de la mujer al varal, como no podía ser de otra forma. Tras una Cuaresma en la que muchos encendieron las alarmas, se ha podido ver una amplia presencia de féminas en algunos tronos. Hubo un día que llegaron para llenar las filas nazarenas y ya están también en los varales. Bendita normalización. Que cada cofrade participe donde entienda su sitio.

Por cierto, habrá quien observase la presencia de lazos rojos en la campana de algunos tronos. Era a petición de los trinitarios de Siria, donde los cristianos son perseguidos. Un gesto de solidaridad con ellos por parte de las cofradías malagueñas.

Un año esperando y se marchó la primera jornada; pero qué bueno que nos dejó a la Virgen del Patrocinio.

 

* * * La melodía de la jornada fue 'Para ti, Merced' (Francisco J. Flores Matute, 2010) * * *

 

· Los 'cirios y focos' del Domingo de Ramos se encenderán el Martes de Pascua.
  Así será la Semana de Balance de elcabildo.org

¿Le ha resultado interesante?
(3 votos)

Noticias relacionadas (por etiqueta)