Martes, 20 Agosto 2019 | Actualizado 07/04/19

×

Error

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot get "Málaga" woeid in module "mod_sp_weather".

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

"Could not resolve host: query.yahooapis.com" in module "mod_sp_weather"

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Con la Virgen de la Soledad la ciudad ya está cumplida. Más allá del aluvión –y hasta moda– que Andalucía en general experimenta en torno a la petición de coronaciones canónicas de imágenes marianas, lo cierto es que, analizando la historia devocional de cada ciudad, así como la solera y trayectoria de las efigies que han mantenido el pulso del fervor religioso en sus entornos, hay imágenes en las que la petición de coronación se antoja más como un ajuste de cuentas pendiente que como la meta a una carrera de mérito.

Y es el caso de la Soledad de Mena. Y de, a vuelapluma, otra media docena de devociones históricas de pasión y gloria que podrían ser coronadas canónicamente con sobrados méritos, para que así los fieles y la Iglesia de Málaga les devolvieran trayectorias amplias de fervor continuado, contra viento y marea, vertebrando la religiosidad popular de los malagueños a lo largo de los siglos.

De estas devociones, que la propia hemeroteca las hace emerger por sí solas y huelga nombrarlas, la Virgen de la Soledad de Santo Domingo ya está donde se merece. Una devoción nacida a finales del siglo XVI y cuya hermandad en 1915 formó con la del Cristo de la Buena Muerte la actual Congregación de Mena que cerró este 11 de junio con la coronación de la Dolorosa su centenariazo, que ha incluido dos visitas a la Catedral a lo largo de su efeméride.


Los previos

La ceremonia de coronación celebrada en la Catedral presentó, quizá, el más acertado altar que se recuerda para este tipo de efemérides, ajustado perfectamente a la arquitectura del presbiterio y facilitando un acceso cómodo a la imagen para el momento de la imposición del halo. Los congregantes realizaron una obra arquitectónica efímera -con maderas policromadas que imitaban al mármol del baldaquino- para cobijar a la Virgen de la Soledad, que se presentó sobre la peana de carrete del Chiquito. Una pintura de ángeles con el Espíritu Santo, realizada por Francisco Naranjo, enmarcó a la Dolorosa en un culto en el que estuvieron representados Santo Domingo de Guzmán y San Carlos, titulares de la sede canónica de la Congregación.

A las 11.51 horas llegó el momento cumbre: el obispo, Jesús Catalá, y el cardenal Fernando Sebastián, imponían el halo de coronación a la Virgen de la Soledad. La misa estacional se prolongó una hora y media aproximadamente [la homilía íntegra, aquí]. La parte musical corrió a cargo de la capilla Maestro Iribarren, dirigida por el organista Antonio del Pino, que interpretaron piezas de una misa de Juan Francés de Iribarren fechada en 1749. Una ceremonia de sabor barroco con un deslucido final, pues el organista Adalberto Martínez no tocó en la procesión de salida de los celebrantes de la misa estacional, tras una descoordinación previa en el canto de la Salve.

El viernes, previamente, la Soledad de Mena abandonaba Santo Domingo en el trono de la Soledad de Antequera, luciendo un atuendo que rompía con el que ha sido el constante atavío de la imagen, su característico tocado blanco. Más allá de valoraciones, que las hubo para todos los gustos, es objetivo el impacto que generó. La banda Trinidad Sinfónica acompañó a la imagen hasta la Catedral en una jornada en la que el terral fue inmisericorde e influyó sin duda en la cantidad de público, especialmente en las primeras horas, aunque siempre estuvo acompañada.

La otra salida fue el traslado después de la ceremonia de Coronación. Muy después; si la misa estacional finalizó en torno a las 12.30 horas, hasta pasadas las 14.40 el cortejo no salió a un semivacío Patio de los Naranjos. Dio tiempo a la desbandada general y a que una mayoría de turistas sustituyeran a los cofrades que no aguantaron las más de dos horas de espera. En su traslado visitó a la Soledad del Sepulcro, que aguardaba en el presbiterio de la Abadía del Císter. Para el traslado, la Virgen volvió a dejar a un lado su personalidad en el atuendo, saliendo con una mantilla sobre la cabeza, sin continuar por el pecho, y un manto liso. Portado por miembros de la Marina, sin música y entrando por la puerta pequeña de la casa hermandad del Sepulcro, el traslado dio paso a la salida procesional a partir de las ocho de la tarde.


Procesión triunfal

Algo antes de las ocho de la tarde salía el cortejo de la Congregación de Mena con su característica y austera cruz guía desde la iglesia de San Agustín, pasando por delante de la casa hermandad del Sepulcro. Abrió procesión la banda de cornetas y tambores Jesús Cautivo, que marchó en la comitiva hasta la esquina de la plaza de Uncibay, en donde se despidió de la Dolorosa a los sones de la marcha ‘Bendición’.

Diversas representaciones de hermandades de gloria y pasión formaron el primer tramo del cortejo, que cerraron las cofradías con titular coronada canónicamente por orden de menos antigua a más, con la excepción de la Patrona, Santa María de la Victoria, que se posicionó en último lugar. Las hermandades de la parroquia sin esta prerrogativa, como el Rosario de Santo Domingo y la Estrella, no contaron con puesto de privilegio en el cortejo e iban mezcladas con las de su naturaleza.

Tras las representaciones, que se retiraron en la plaza de la Constitución, marchó un nutrido grupo de hermanos con cirios, más de dos centenares, con más de una cincuentena muy jóvenes, que cerraba el nuevo estandarte de coronación. Antecediendo al trono se situó una amplia representación militar y religiosa y la cuadrilla de acólitos, con ocho ciriales sin pertiguero.

La Virgen aparecía vestida con su atuendo característico y luciendo su espléndido halo de coronación que, lejos de alterar el atavío que identifica a la Soledad de Mena, viene a reforzarlo. El trono del Jueves Santo lució un fino adorno de calas y frecsias blancas en sus ánforas y estrenó la pintura de la toldilla exterior, a cargo de Pablo González.

Tras la imagen marchó la Sociedad Filarmónica de la Oliva de Salteras, que debutaba en una procesión en Málaga. La prestigiosa banda interpretó una muy inteligente cruceta musical que navegó por la difícil cuerda de funambulista que es ajustar la música a un momento glorioso sin descontextualizar la atmósfera austera que exige una Dolorosa enlutada. La solemnidad se impuso a un, a veces, mal entendido sentido ‘glorioso’ asociado a marchas jaraneras que no siempre encajan. Acertadamente distribuidas, se oyeron todas las marchas de coronación, las propias del patrimonio de la Congregación y otras piezas procesionales, algunas muy originales y de calidad como ‘Lunes Santo en el Museo’ (José Manuel Delgado), ‘Estrella’ (Manuel Marvizón) o ‘Nuestra Señora del Patrocinio’ (Pedro Gámez Laserna), dedicadas a imágenes a las que acompaña esta banda saltereña en la Semana Santa de Sevilla.

Durante el recorrido diversos balcones y altares se levantaron en honor a la Dolorosa, en mucho de los cuales cayeron lluvias de aleluyas y pétalos. Llamó la atención la nutrida petalada ofrecida en el último tramo de calle Carretería, que la Virgen no recibió completa al no detenerse por suficiente tiempo el trono, que acababa de cambiar de turno de portadores. Y no ocurrió, desde luego, porque la procesión fuese especialmente ágil. Quizá por un ritmo excesivamente parsimonioso y por las paradas del trono tan prolongadas, en el último tramo del recorrido a partir del pasillo de Santa Isabel, mermó considerablemente la afluencia de público.

En ese ambiente más familiar, rayó lo surrealista la -a todas luces y por enésima vez- excesiva sobreactuación policial, tanto alrededor del trono, como en cuanto a despliegue de tráfico se refiere: accesos al centro histórico cortados desproporcionadamente antes de tiempo, prohibición de aparcar en sitios aparentemente inocuos como el Hoyo de Esparteros... Un ejemplo más del alarmante desconocimiento por parte de los responsables de seguridad de la dimensión de los actos cofrades y el modo de vivirlos que tienen los ciudadanos.

La lentitud del cortejo hizo que las cuatro imágenes de culto que lo tenían previsto esperaran más de la cuenta la llegada de la Soledad de Mena Coronada a sus altares: la Virgen del Traspaso y Soledad de Viñeros aguardaba en la iglesia de Santa Catalina y la imagen llegó a la una de la madrugada; la Soledad de Ávalos lo hacía en la casa hermandad de la Sagrada Cena –en donde se leyó un prolongado texto alusivo con megafonía, en torno a las 2.15 horas-.

La Virgen de los Dolores del Puente lucía en su capilla transformada para la efeméride y la Virgen de la Estrella presidía la puerta de los tronos de la iglesia de Santo Domingo. Estas dos últimas imágenes fueron visitadas por la Soledad de Mena con las claritas del día. Y es que a las 6.25 horas de la mañana, dos horas y media después de lo previsto, la Soledad Coronada entraba en su salón de tronos y la ciudad ajustaba cuentas pendientes con una de sus devociones de siempre.

 

LA CRUCETA MUSICAL DE LA CORONACIÓN

· Así sonó el traslado a la Catedral, por la Trinidad Sinfónica

· Música de la procesión triunfal, por la Oliva de Salteras

Publicado en Málaga

Sábado 11 junio 2016

Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva (Salteras)

 

Marcha Real
Coronación de la Soledad (José Antonio Molero)
La Virgen de Sevilla (Víctor López)
Soledad Perchelera (José Antonio Molero)
Aquella Virgen (Manuel Gómez de Arriba)
Lunes Santo en el Museo (José Manuel Delgado)
Bajo tu manto (Eloy García)
Sevilla Cofradiera (Pedro Gámez Laserna)
Soledad Coronada (Narciso Pérez Espinosa)
Passio Granatensis (Ángel López Carreño) 
Frente a ti (Eloy García)
Estrella (Manuel Marvizón) 
Soledad (Víctor Ferrer)
María Santísima del Subterráneo (Pedro Gámez Laserna)
En tus manos, Soledad (Alfonso López Cortés)
Jerusalén (José Vélez)
Hiniesta (José Martínez Peralto)
Pasa la Soledad (José Antonio Molero)
Soledad de Mena Coronada (Antonio González Écija)
Nuestra Señora de Guadalupe (Antonio Pantión)
Virgen del Amor Doloroso (Eloy García)
Flor de lis (José Luis Pérez Zambrana)
Nuestra Señora del Patrocinio (Pedro Gámez Laserna)
Regina Maris (Francisco Javier Criado)
Macarena (Emilio Cebrián) 
Soledad Marinera (Sergio Infante)
Amarguras (Manuel Font de Anta)
Madre, tu Dulce Nombre (Antonio David Rodríguez)
Coronación de la Soledad (José Antonio Molero)
Virgen de las Aguas (Santiago Ramos)
Soledad Coronada (Narciso Pérez Espinosa)
Alma de la Trinidad (Eloy García)
Pasa la Soledad (José Antonio Molero)
El Corpus (Braulio Uralde)
Flor de lis (José Luis Pérez Zambrana)
María Santísima del Dulce Nombre (Luis Lerate)
Procesión de Semana Santa en Sevilla (Pascual Marquina)
Regina Maris (Francisco Javier Criado)
Candelaria (Manuel Marvizón)
Como tú, ninguna (David Hurtado) 
Salve Marinera (Cristóbal Oudrid)
Soledad Perchelera (José Antonio Molero) 
Virgen del Valle (Vicente Gómez-Zarzuela)
Bajo tu manto (Eloy García)
En tus manos, Soledad (Alfonso López Cortés)
Valle de Sevilla (José de la Vega)
Soledad de Mena Coronada (Antonio González Écija)
Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono (Francisco Herrera)
Soledad Marinera (Sergio Infante)
Hiniesta Coronada (José Albero)
La Virgen de la Soledad (Juan Manuel Parra)
Esperanza Marinera (Abel Moreno)
Madre, tu Dulce Nombre (Antonio David Rodríguez)
Soledad de Mena (Juan Antonio Barros)
Soledad de Mena (José Antonio Molero) 
Salve Marinera (Cristóbal Oudrid)
La Estrella Sublime (Manuel López Farfán) 
Frente a ti (Eloy García)
Marcha Real

Publicado en La cruceta

La coronación canónica de la Virgen de la Soledad regalará una significativa aportación musical a la ciudad: el acompañamiento de la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora de la Oliva, procedente de la localidad sevillana de Salteras, en el regreso de la imagen a Santo Domingo en la tarde-noche del 11 de junio. De esta forma, las dos bandas de este pueblo del Aljarafe hispalense habrán participado en alguna procesión. Hace 28 años casi exactos -porque acaeció el 18 de junio-, fue la banda del Carmen la que acompañó a la Virgen de la Esperanza en su coronación.

Esta formación hispalense lleva consigo 103 años de historia musical, que la convierten en una de las bandas de cabecera más antiguas de Andalucía. Por su dirección han pasado nombres como Joaquín de la Orden o Dionisio Ortiz, ambos miembros de la banda prácticamente desde su fundación. El reconocido compositor José Manuel Bernal fue quien posicionó a la Oliva de Salteras al nivel y popularidad que goza hoy día. Su director actual es Jesús Salas Orden.

La formación saltereña pone sus notas musicales todos los días de la Semana Santa de Sevilla, acompañando a imágenes como la Virgen de la Estrella de Triana o la Virgen del Patrocinio de la hermandad del Cachorro. Además, raro es el año que una hermandad andaluza cuya titular salga en procesión extraordinaria no contacte con la banda para tocar tras su imagen. De hecho, el pasado sábado 4 de junio, los músicos de Salteras se desplazaron hasta Almería para acompañar, también, a la Virgen de la Soledad. Será la primera vez que la Oliva acompañe musicalmente a una imagen malagueña.


Bandas punteras

A lo largo de la historia reciente, ha sido habitual que las hermandades de Málaga hayan recurrido a formaciones musicales ‘extranjeras’ y punteras para sus salidas extraordinarias. La Virgen de la Esperanza fue acompañada en su coronación canónica, en 1988, por la otra banda de Salteras, la del Carmen, cuando aún no se había creado la propia de la archicofradía. La sevillana banda de cornetas y tambores de las Cigarreras marchó tras el Cristo de la Expiración en el Vía Crucis Jubilar del año 2000, así como en la salida extraordinaria del Señor Orando en el Huerto por el 250º aniversario de su hechura, en noviembre de 2007. Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda tocó tras la Virgen de los Remedios en su segunda salida -extraordinaria- en 2005. Hoy, son habituales en Semana Santa gracias a la cofradía de Estudiantes. Más recientemente, la banda del Maestro Tejera acompañó a la Virgen del Rosario en octubre de 2013 por los setenta y cinco años de su advocación.

Publicado en Málaga

La religiosidad popular de la ciudad se reconcilia este próximo 11 de junio con su Historia. La Virgen de la Soledad de Santo Domingo, de la actual y centenaria Congregación de Mena, será coronada canónicamente en la Catedral de la Encarnación.

En el siglo XVI ya existía la hermandad de la Virgen de la Soledad en el convento de Santo Domingo; una corporación que acaudalará pujanza en los posteriores siglos, especialmente a finales del XVII y comienzos del dieciocho en adelante.

Es conocido el pleito ganado a los Dolores de San Juan en 1688 con ocasión de la coincidencia de su advocación. Al respecto de la actividad de la Soledad de Santo Domingo, el archivero de la Congregación de Mena, en #radioElCabildo, Juan Manuel Fernández, trajo a la luz otro pleito establecido con la hermandad de las Angustias de San Agustín, que también ganó la corporación soleana.

Una devoción potente, con la peculiaridad de tratarse de una imagen de penitencia, en una época en la que las hermandades de gloria, sacramentales y del rosario eran más pujantes por lo general. La Soledad de Santo Domingo es una de las cofradías más estables del panorama procesionista de la ciudad, siendo de las que menos interrumpió su culto externo a lo largo de su extensa historia.

Y en este 2016 se corona, como un acto de desagravio a la Dolorosa que salvó la fragata en 1756 al alumbrar a sus marineros desde la luz de su camarín ochavado. Este hecho le valió la bula del papa Benedicto XIV para celebrar la Misa de Privilegio en Sábado Santo.

A los 101 años de la fusión con la Buena Muerte y del nacimiento de la Congregación de Mena, llega la coronación a esta devoción solariega, que se ha filtrado a través de varias imágenes –la actual fue adquirida en Antequera en 1945-. Incluso la actual hubo de sufrir su sustitución temporal en la calle por la Soledad de Juan de Ávalos, a mediados de los años setenta. Cuestiones que no son más que anécdota en una trayectoria devocional muy prolongada en el tiempo que hoy alcanza uno de sus hitos con el reconocimiento de la Iglesia de Málaga al fervor de todos los tiempos.


Viernes, traslado ‘antequerano’

A las siete de la tarde del sábado saldrá la Virgen de la Soledad desde el interior de la iglesia de Santo Domingo para ser trasladada a la Catedral de la Encarnación. Lo hará en el trono de la Virgen de la Soledad, del Santo Entierro de Antequera, y ataviada por primera vez en la historia de la actual imagen, sin su ‘shebezin’ o tocado blanco que caracteriza a la imagen. El trono cuenta con una peana tallada por Andrés de Carvajal en 1787 y dorado en 1928 por Pedro Morcanti. De 1924 son las barras de palio, labradas por Felipe Castillo, mientras que el palio está fechado en 1846. Llevará una mesa para permitir el transporte por hombres de trono.

La banda Trinidad Sinfónica acompañará a la Dolorosa, que recorrerá el siguiente itinerario: plaza Fray Alonso de Santo Tomás, plaza de La Legión Española, San Jacinto, Puente de la Esperanza, Prim, Atarazanas, Martínez, Puerta del Mar, plaza de Félix Sáenz, Nueva, Especería, plaza de la Constitución, Granada, plaza del Carbón, plaza del Siglo, Granada, San Agustín y Patio de los Naranjos, hacia las 23 horas.


Sábado, el gran día

A las 11 de la mañana dará comienzo la misa estacional, que oficiará el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá. Actuarán como padrinos la Congregación de Hermanas de la Cruz y la Armada Española. La imagen recibirá el halo de coronación delante del tabernáculo de mármol del altar mayor. Durante la misa no podrá oírse finalmente la excepcional música compuesta ex profeso por Francisco Martín Jaime para la ocasión.

Finalizada la ceremonia, se procederá al desalojo del templo para situar a la Virgen de la Soledad, ya coronada en unas andas, y proceder al traslado de la imagen hasta la casa hermandad de la hermandad del Sepulcro, desde donde partirá a la tarde en su trono del Jueves Santo. Se calcula que la imagen saldrá del Patio de los Naranjos sobre la una del mediodía. En el transcurso, hará entrada en la Abadía del Císter para encontrarse con otra imagen de la Soledad, la del Santo Sepulcro.

Antes de las ocho de la tarde partirá el cortejo en procesión triunfal de regreso, que abrirá la banda de cornetas y tambores Jesús Cautivo. El recorrido será el siguiente: Alcazabilla, plaza de la Aduana, Císter, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, Molina Lario, plaza del Obispo, Strachan, Torre de Sandoval, Bolsa, Marqués de Larios, plaza de la Constitución, Granada, Calderería, Méndez Núñez, Tejón y Rodríguez, Carretería –estación ante la Virgen del Traspaso y Soledad de Viñeros, a la altura de Andrés Pérez-, Puerta Nueva, Compañía –estación ante la Soledad de Ávalos, instalada en la casa hermandad de la Sagrada Cena-, Fajardo, Cisneros, pasillo de Santa Isabel, plaza de Arriola –estación ante el Convento de Hermanas de la Cruz-, Atarazanas, Guillén de Castro, Sagasta, plaza de Félix Sáenz, Puerta del Mar, Atarazanas, Prim, Puente de la Esperanza, Hilera –estación ante Basílica de la Esperanza-, Cerezuela, plaza de La Legión Española, plaza Fray Alonso de Santo Tomás –estación ante la Virgen de la Estrella, situada a las puertas de Santo Domingo-, pasillo de Santo Domingo –estación ante la capilla del Puente- y plaza Fray Alonso de Santo Tomás, teniendo previsto su encierro en la casa hermandad para las 4 de la madrugada. Marchará con la imagen mariana la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva, de Salteras (Sevilla).

Publicado en Málaga

A dos meses de la coronación de la Virgen de la Soledad, titular de la Congregación de Mena, se van desvelando los distintos aspectos que rodearán a la jornada del 11 de junio, día en que la Catedral de la Encarnación acogerá la misa estacional y coronación canónica de la venerada Dolorosa de Santo Domingo.

A este respecto, el hermano mayor de Mena, Antonio Jesús González, adelantó en #radioElCabildo el itinerario que recorrerá la comitiva en su procesión triunfal de regreso al barrio de El Perchel, que arrancará desde la casa hermandad de la cofradía del Santo Sepulcro, al no poder hacerlo desde la Catedral a causa de las dimensiones del trono procesional del Jueves Santo.

Antonio Jesús González advirtió que el itinerario aún no está cerrado a causa de las obras que se están ejecutando en el pavimento del entorno del mercado de Atarazanas, que podría condicionar el acceso al convento de las Hermanas de la Cruz. Éste es uno de los puntos principales del recorrido: la estación ante las madrinas de la Coronación, en cuya fachada se descubrirá un azulejo conmemorativo. Además, la procesión recorrerá las calles Larios y Carretería, en un itinerario de corte clásico, muy similar al que efectúa la Congregación en la noche del Jueves Santo.

El primer tramo del recorrido sí parece estar cerrado. La comitiva (que la Congregación gestiona poder organizarla en el interior de la iglesia de San Agustín para salir por su cabecera a calle Marquesa de Moya) arrancará de calle Alcazabilla a las 20.00 horas y cumplimentará el siguiente itinerario: Alcazabilla, plaza de la Aduana, Císter, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, Molina Lario, plaza del Obispo, Strachan, Torre de Sandoval, Bolsa, Marqués de Larios, plaza de la Constitución, Granada, Calderería, Méndez Núñez, Tejón y Rodríguez, Carretería, Puerta Nueva y Fajardo. A partir de ese punto, el recorrido definitivo hasta la plaza de Arriola está a expensas del estado de las obras de reurbanización del entorno del mercado de Atarazanas; así, desde la Congregación barajan distintos aspectos, que incluiría hasta desviar el trono de la Virgen hasta el Convento en caso de que no fuese posible el tránsito del cortejo completo ante el cenobio por mor de los mencionados trabajos de pavimentación.

El retorno a la casa hermandad, que en cualquier caso se verificaría por el Puente de la Esperanza, está previsto para las cuatro de la madrugada; un total de ocho horas de procesión acompañada musicalmente por la sociedad filarmónica Nuestra Señora de la Oliva, de Salteras (Sevilla).


Traslado de la Catedral al Sepulcro

En #radioElCabildo igualmente, el hermano mayor de Mena, Antonio Jesús González, adelantó que tras la ceremonia de la Coronación Canónica, la Virgen de la Soledad será trasladada en andas desde la Catedral de la Encarnación a la cercana casa hermandad de la cofradía del Santo Sepulcro. Este hecho exigirá un plus de organización, justo después tras la masiva función religiosa y el posterior y necesario desalojo del templo mayor para poder situar la Dolorosa en sus andas. A ese respecto manifestó que “intentaremos que se pueda adelantar la Misa Estacional; a las once y media en vez de a las doce”, de tal forma que el traslado se celebre no más allá de las dos de la tarde. No obstante, los congregantes de Mena llevan el cuerpo hecho para ese día de locos: “Si no hay que comer, no se come”, apostilló González.

Publicado en Málaga

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga