Domingo, 24 Septiembre 2017 | Actualizado 22/09/17

Faltan
183 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

El Día de la Virgen de la Victoria pasó con el consabido sabor del inmovilismo, que en muchos aspectos tanto dice, y bien, de lo mucho que de ritual tiene el 8 de septiembre para los malagueños, ayer un año más echados a la calle en masa, y con el arrope propio de las citas de primera fila en el corazón de la ciudad.

Sin embargo, inmovilismo también en otras tantas posturas viciadas que no parecen tener un final en el horizonte. A la cabeza de estos debes, sin género de dudas, la horripilante tortura estética a la que está sometida la extraordinaria imagen de la Virgen de la Victoria con esos focos anaranjados que la desfiguran; tan desafortunados que ya sólo cabe pensar que se mantienen más por ganar un pulso a las voces críticas que por la sincera convicción de que quedan bien. Porque ver el rostro de la Patrona con esas luces es parecido a que saliese una mala copia de la escultura original: sin su color, sin sus tonos, sin su textura de madera antigua.

Foco aparte, y pasando por alto la feria de bombillas de un cajillo que, parece, está llamado a sustituirse antes que a terminarse de imaginería, la procesión de la Patrona volvió a hacer gala –nada fácil por las características de su cortejo- de un fabuloso ritmo procesional: a la medianoche, la Catedral –que estrenaba canónigos-, repicaba en el centro anunciando al casco antiguo que arriba, en el Santuario, la Virgen de la Victoria llegaba a su casa. En cuatro horas, la Patrona había recorrido las arterias del centro y subido la amplia recta de Alcazabilla-Victoria-Compás hasta el templo que fue de la orden de los Mínimos.

Cuatro bandas, las de cornetas de Bomberos y de Santa María de la Victoria, y las de música Municipal y la de la Expiración, ésta tras la Virgen, fueron el ya acostumbrado acompañamiento del cortejo. La banda perchelera va camino del cuarto de siglo poniendo sus sones tras la Patrona de Málaga; una gesta. Evidenció en su actuación que, al margen de criterios, la crisis sufrida queda ya bien lejos en el tiempo y hay cantera y sonido. El repertorio, bueno en general, dejó perlas en lugares emblemáticos de la dimensión de ‘Música para una Madre’, de Eloy García, en plena calle Larios. Sin embargo, cuesta entender la arbitrariedad de que una obra emblemática como ‘Virgen de Gracia’, de Perfecto Artola, sonase únicamente a partir del trío.

Como es costumbre, las representaciones diocesanas y oficiales se retiraron en la plaza del Obispo, cuando la procesión había recorrido el centro histórico y se disponía a regresar al Santuario de la Victoria. En calle Alcazabilla, buena parte de los guiones escoltaron el paso de la Patrona. Sólo quedaron los guiones de las valientes: el Rosario de El Palo, Pollinica, Huerto, Salutación, Crucifixión, Dolores del Puente, Pasión, Jesús Cautivo, Penas, Sangre, Expiración, Sagrada Cena, Viñeros, Zamarrilla y los Santos Patronos. Llegaron a la casa de su Patrona; da igual cómo llevaran el guion. A este listado cabe añadir, además, las tres parroquiales (Ecce Homo, Amor y Monte Calvario) y las victorianas, que iban retirándose en sus sedes respectivas de calle Victoria (El Rico, Rescate y Rocío). Faltó en el cortejo, de las agrupadas de Semana Santa, la de Humildad y Paciencia.

Sobre el retorno de la Virgen de la Victoria cabría plantar sobre la mesa una reflexión. La genuinidad del barrio y sus vecinos están fuera de duda, así como la fuerte identidad cofrade del barrio: las cofradías hacen gala de ello, especialmente en los últimos tiempos. Sin embargo, contrasta este victorianismo ejercido con la frialdad absoluta en que se envuelve el regreso de la Patrona por la arteria principal del barrio, este año además, atestada de coches aparcados. Pocas colgaduras, casi ninguna: de no ser por el esfuerzo de los cofrades El Rico adornando su casa hermandad, siempre impecable y cálida, el retorno al barrio es lo más parecido a un erial. El día 8 es el día del barrio de la Victoria, y debería parecerlo también. A ver si para la Magna, en la que también saldrá el Rocío, el otro amor del barrio, la cosa mejora. Seguro que así será.

Publicado en Málaga
Jueves, 07 Septiembre 2017

Año uno antes de la Magna

La ciudad recibe la solemnidad de Santa María de la Victoria, fiesta local en la capital, con el horizonte del 150º aniversario de la proclamación de la Virgen como Patrona de Málaga y su Diócesis (tuvo lugar el 12 de diciembre de 1867) y los tres cuartos de siglo de la coronación canónica, acaecida el 8 de febrero de 1943.

El acto central de esta celebración sería una procesión magna, prevista para el 26 de mayo de 2018, en donde se prevé la participación de las imágenes coronadas canónicamente de la capital: las titulares marianas de las hermandades de María Auxiliadora (1907), Expiración (1986), Esperanza (1988), Jesús Cautivo (2000), Zamarrilla (2003), Carmen de El Perchel (2004), Dolores del Puente (2004), Rocío (2015) y Mena (2016).

Una magna que está aún en la cocina, en tanto que las reuniones todavía se están celebrando entre los altos cargos -generalmente hermanos mayores- de estas corporaciones y aún en buena parte de ellas no han sido preguntados los hermanos en sendos cabildos. Cabe recordar que la procesión magna se anunció mediante una nota de prensa emitida por la hermandad de la Patrona, a través de la cual algunos componentes de las comisiones permanentes de hermandades afectadas se enteraron de la participación de sus respectivas titulares, según ha podido saber elcabildo.org.


A las ocho saldrá la Virgen

Mientras se cuece este acontecimiento, Santa María de la Victoria ha recibido en la Catedral de la Encarnación la visita de los fieles durante los nueve días de su tradicional novena. La predicación este año ha corrido a cargo del sacerdote agustino Jesús Miguel Benítez, en la actualidad rector de la iglesia del Socorro en Palma de Mallorca. A través de sus predicaciones, que se pueden consultar en la web oficial de la hermandad de la Patrona, los fieles han podido prepararse para la celebración del 8 de septiembre.

A las 11.30 horas de la mañana de la solemnidad tendrá lugar la misa estacional, que presidirá el obispo de Málaga, Jesús Catalá, acompañado musicalmente por la coral Santa María de la Victoria. Además, habrá misas a las nueve y diez de la mañana.

Por la tarde, el cortejo saldrá a las 19.30 horas, teniendo prevista la salida de la Virgen de la Victoria a las ocho de la tarde, con el repique de las campanas de la Catedral y otras iglesias del centro de la ciudad.El itinerario será el siguiente: Patio de los Naranjos, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, plaza del Carbón, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Bolsa, Torre de Sandoval, Strachan, Molina Lario, plaza del Obispo, Molina Lario, Santa María, Císter, plaza de la Aduana, Alcazabilla, plaza de María Guerrero, Victoria, plaza de la Victoria, Compás de la Victoria, plaza del Santuario y a su templo, cercana la medianoche.

Marcharán la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos, que se retirará en calle Alcazabilla; la banda de cornetas y tambores Santa María de la Victoria; junto a la representación del Ayuntamiento marchará la banda Municipal, que se retirará con el Consistorio en la plaza del Obispo. Tras la Virgen irá, como es tradición, la banda de música de la archicofradía de la Expiración.

Publicado en Málaga

La parroquia de la Divina Pastora y Santa Teresa de Jesús cierra al culto para la realización de una restauración integral del mismo. El antiguo convento capuchino, que data de 1632, nunca antes había sido sometido a un proceso de rehabilitación tan profundo, lo que obligará a las hermandades y grupos parroquiales a abandonar el templo durante los meses que duren las obras. Tras los trabajos de recuperación llevados a cabo en las iglesias de San Juan y San Felipe Neri, así como la reciente intervención de la parroquia de Santiago, la Divina Pastora se suma a la lista de templos que requieren una reparación por el deterioro sufrido por el paso del tiempo. La próxima debe ser la parroquia de los Santos Mártires.

El viernes 9 de junio a las 20.00 horas, la comunidad parroquial celebrará la Misa de despedida previa al cierre de la iglesia. El sábado, a partir de las 18.30 de la tarde, las hermandades trasladarán a los titulares a sus respectivas sedes provisionales. Las imágenes saldrán por orden de antigüedad: Alegría, Dulce Nombre, Prendimiento y Divina Pastora. En el apartado musical, la banda de música de la Cruz de Humilladero acompañará al Señor de la Soledad y la Virgen del Dulce Nombre, mientras que la banda del Real Cuerpo de Bomberos hará lo propio con el Señor del Prendimiento y la Virgen del Gran Perdón. La Divina Pastora y la Virgen de la Alegría irán en silencio. Los itinerarios serán los siguientes:

· AlegríaPlaza de Capuchinos, Empecinado, San Jorge, Alderete, San Bartolomé, Cruz del Molinillo, Almona y parroquia de San Dámaso.

· Dulce NombrePlaza de Capuchinos, Empecinado, San Jorge, Alderete, San Bartolomé, Duque de Rivas, Ollerías, Huerto de Monjas, Ermitaño, Plaza de los Cristos, Don Rodrigo, Álvarez, Marqués de Valdecañas, Plaza de San Francisco, Nosquera, Muro de las Catalinas e iglesia de Santa Catalina.

· PrendimientoPlaza de Capuchinos, Eduardo Domínguez Ávila, San Juan Bosco, Callejón del Sanatorio y residencia de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón.

· Divina PastoraPlaza de Capuchinos, Eduardo Domínguez Ávila y santuario de María Auxiliadora.

 

Imagen renovada para la parroquia de Capuchinos

Si bien el primer objetivo de la intervención en la Divina Pastora es su saneamiento, los trabajos de rehabilitación que se llevarán a cabo dejarán como resultado una estampa renovada del antiguo convento de Capuchinos. A priori, el cambio más visible será su solería. Según detalla el proyecto técnico, “se renovará con mármol de primera calidad”. Para ello se utilizarán losas de formato 40x40x2 centímetros en color “blanco macael seleccionado” y rojo “Al-Ándalus o Casares seleccionado”, según los dibujos y despieces que figuran en planos. El pasillo central será de dos colores, todo enmarcado con un encintado perimetral de mármol rojo. El presbiterio irá en el citado mármol rojo, incluso los peldaños, y está prevista la eliminación de la barandilla.

Por su parte, la galería correspondiente al antiguo claustro, se solarán con baldosa cerámica de terracota de cehimosa modelo barro manual de 30x30x2,2 centímetros colocado a cartabón. Una actuación para recordar su antigua fisonomía. Ésta será la línea a seguir en toda la intervención, eliminar los añadidos arquitectónicos que no aportan valor para devolver el antiguo convento capuchino a su sabor original de mitad del siglo XVII.

Publicado en Málaga
Domingo, 02 Abril 2017

Y el Nazareno le bendijo

Como parece ir convirtiéndose en tónica general, no fue sólo la alocución del pregón de Semana Santa y su decorado fijo, propiamente, los únicos factores de atención.

En efecto, el pregón de Francisco Javier Jurado ‘Coco’ contó elementos temporales que fueron apareciendo a lo largo de la disertación. De una parte, diversas personas, desde un palco del Teatro Cervantes, participaron con sus intervenciones en concretas fases del acto. Así, el saetero Antonio de Canillas cantó el Padrenuestro en el momento en que el pregonero se dirigía al Cristo de los Gitanos. La cantautora Isabel Fayos, por su parte, dialogó con Coco acerca de los dos amores que llevan por nombre Rocío –aludiendo así a la conocida Patrona de Almonte, devoción de Francisco Javier Jurado-. Finalmente, el periodista Adolfo Arjona reflexionó desde el mismo lugar cuando el momento del pregón se dedicaba a la cofradía de la Misericordia.

También en varios momentos de la alocución bajó el proyector para emitir imágenes. Destacaron dos traslados, eventos a los que no suelen dedicársele espacios en el pregón de la Semana Santa: el del Cautivo y el del Cristo de Mena. Al final del discurso, cuando ya Francisco Javier Jurado sólo tenía palabras para su cofradía de Jesús ‘El Rico’, se sucedieron imágenes de sus titulares. Finalizó con una proyección de la bendición del Nazareno en la capilla mientras la banda de Real Cuerpo de Bomberos interpretaba la Marcha Real con un pregonero arrodillado en un reclinatorio. Sonaron campanillas.

El escenario, por su parte, tuvo un claro elemento: la Cruz procesional de Jesús ‘El Rico’, siempre presente, y que fue tiñéndose de colores en función de la jornada procesionista que Coco Jurado iba relatando. Así, tornó a rojo el Lunes Santo, a blanco el Martes Santo, a morado el Miércoles Santo o a verde el Jueves Santo. Se asentaba sobre un risco de corcho y flores, con dos angelitos del trono que sostenían la filacteria con el lema de la Dolorosa de la Hermandad: ‘Todo por tu Amor’. Vueltos hacia la Cruz, las representaciones de un nazareno adulto y un niño de faraona de esta cofradía del Miércoles Santo.

Mención aparte merece el trabajado y profuso exorno floral de la boca del escenario, con una interminable variedad floral, aludiendo a todas las Dolorosas malagueñas. Se advirtieron flores tan variopintas como lilium stargazer, gerberas rosas, lirios blancos, anthurium en colores rosa y blanco, gladiolos de este último color, llamanovio, orquídeas, rosas de varios colores o flor de cera.

El acto comenzó con el concierto de las bandas de la Vera+Cruz de Almogía y la unión musical Maestro Eloy García. Interpretaron dos marchas de Gabriel Robles dedicadas a El Rico ‘Rico en Amor’ y ‘Virgen y Madre de Amor’, ésta con la escolanía Santa María de la Victoria y Luis Paccetti y Lourdes Martín como solistas. Robles dirigió sus dos obras. El programa se cerró con las marchas ‘Malagueña, Virgen de la Paloma’ de Rafael Hernández y ‘Málaga Cofradiera’ de Antonio Pérez Funes –ésta con proyección de imágenes incluidas-. Fueron dirigidas respectivamente por los directores de la Eloy García, Vicente Navasquillo, y de la Vera+Cruz de Almogía, Carlos Manuel Puche. Se acabó el concierto, enlazando los dos himnos, el de Andalucía y de España en sus versiones oficiales abreviadas.

Publicado en Málaga
Viernes, 09 Septiembre 2016

Un arranque de curso como siempre

A la medianoche prácticamente en punto llegaba Santa María de la Victoria a su Basílica y Santuario. Finalizaban unas cuatro horas de recorrido triunfal de la imagen por las calles de la ciudad desde que pasadas las ocho de la tarde, la Patrona de Málaga y su Diócesis abandonara el templo mayor de la Encarnación tras su tradicional novena.

El párrafo de arriba podría prácticamente copiar y pegarse en crónicas de años anteriores -y, todo parece apuntar, en lo sucesivo-. Todo es como siempre. Pero no es el siempre que a tantos cofrades gusta, es decir: un siempre de ritual, de repetirse por necesidad casi espiritual, de reencuentro emotivo y simbólico con algo.

Aunque de por sí la propia imagen -su categoría, su belleza, su significado, su majestad- lo justifique todo, hay cosas que a lo mejor deberían dejar de ser como siempre en la procesión. Tanto en lo estético como en lo filosófico. Pero tras esta reflexión viene otra aún más inquietante: si cualquier cambio que se produzca puede ser a peor.

Como ocurrió con la ofrenda floral. Una ofrenda que -apretujada, sí-, pasó en los últimos años de desarrollarse entre la acústica familiar que daba la sombra de los jardines del Sagrario y la belleza del monumento a la Patrona que labró en piedra Suso de Marcos, al actual espacio: el erial de la plaza del Obispo con sus terrazas y bares, y poniendo flores a los pies de un gigantesco plotter con la cara de la Virgen en el centro de la fachada de la Catedral.

Por eso también, la voluntad por que se produzcan cambios se ha de reclamar con la boca pequeña, no vaya a ser que se cante el mantra de irse de Málaga para meterse en Malagón.

Poco antes de la salida del cortejo, aún en calle Larios, los operarios municipales cercaban el paseo central para preparar el pavimento ante la caída de la cera. De la cera, como todos los años, inexistente en toda la procesión más allá de los ciriales. No se sabe quién tiene que avisar a quién para evitar estos despliegues innecesarios.

El cortejo contó con cuatro bandas. Las cornetas de Bomberos en cabeza y las de Santa María de la Victoria y la de música municipal en medio de la comitiva. Tras la Virgen marchó la banda de música de la archicofradía de la Expiración, como es tradicional desde hace más de dos décadas.

A falta de especiales novedades en la procesión de siempre, el interés radicó en la banda perchelera, que estrenaba director, Moisés Fernández Gallego. Nunca se sabrá si es la predisposición por el cambio, ya en el oyente, ya en los propios músicos, pero la sensación general que dejó fue positiva.

La banda parece repuntar o, al menos, así lo hizo ver en la interpretación de la cruceta musical que desplegó tras la Virgen de la Victoria, que fue como siempre: marchas mayoritariamente de calidad, adecuadas aunque con poco espacio para la imaginación y todas muy recurrentes. Hubo lugar para las marchas propias, excepto para una: ‘Victoria de nuestras vidas’, de Óscar Mosteiro, estrenada en 2015 e inexplicablemente relegada este año.

Pero el gran valor de siempre del recorrido de la Patrona es su ritmo. A las diez y cuarto de la noche, la Virgen de la Victoria ya estaba terminando de recorrer calle Alcazabilla camino de su barrio. Hubo pocos descuelgues a pesar de la desbandada de hermandades que se produce en esa zona.

Al Santuario llegaron los guiones de los Dolores de Churriana, Rosario de El Palo, Asociación de la Misericordia, Pollinica, Ecce Homo, Huerto, Salutación, Crucifixión, Dolores del Puente, Pasión, Cautivo, Penas, Sentencia, Sangre, Expiración, Sagrada Cena, Viñeros, Zamarrilla, Esperanza, Monte Calvario, Amor, Piedad y la Congregación de los Santos Patronos. Los de Jesús El Rico, Rescate y Rocío se quedan en sus sedes. También llegó la Agrupación de Cofradías de Semana Santa.

¿En qué momento hemos asimilado y normalizado que una comitiva, la que sea, se puede abandonar a su mitad? ¿Será mejor no salir? Si admitimos una procesión oficial hasta un determinado punto, ¿deberían irse ahí todas las corporaciones, sin excepción? ¿Unas hermandades son heroicas o las otras son indolentes? El debate de siempre acerca de las representaciones. De momento, la anarquía de guiones es evidente.

Y, como siempre, lo más destacado, la enorme afluencia de público durante las primeras horas del recorrido, que atestaron el centro histórico. Igual que el regreso al barrio, últimamente muy arropado de público que hacen olvidar años de deprimente soledad en calle Victoria.

Rodeada de público, y también de bombillas, en una lucha que parece perdida, la Patrona alcanzaba el Compás de la Victoria. Como siempre, cientos de bombillas de dudoso gusto refulgían en el cajillo con capillas inacabadas y distraían la atención de la figura principal que, en esta ocasión, llevaba la luz eléctrica como nunca de discreta, que todo hay que decirlo.

Publicado en Málaga
Jueves, 08 Septiembre 2016

La Diócesis festeja su Patrona

Llegó el día de Santa María de la Victoria, patrona de Málaga y su Diócesis. Atrás ha quedado la novena celebrada en su honor desde el pasado 30 de agosto, con la imagen de la Virgen en el altar mayor de la Catedral de la Encarnación bajo dosel, y con más cera al final de los cultos que en los primeros días de oficios, inusual por lo exiguo.

A las 11.30 horas dará comienzo la misa estacional en honor de la Virgen, que presidirá el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá. Actuará la Coral Santa María de la Victoria, que culminará el oficio con la tradicional Salve Malagueña. Además, habrá misas a las nueve y diez de la mañana.

La procesión de retorno a la Basílica y Santuario en su honor arrancará a las 19.30 horas desde el Patio de los Naranjos, con la participación de hermandades de gloria y pasión, así como otras entidades sociales y culturales de la ciudad. A las ocho de la tarde saldrá la Patrona, entre el repique de campanas de todas las iglesias del centro de la ciudad.

El recorrido será el propio de los últimos años: Patio de los Naranjos, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, plaza del Carbón, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Bolsa, Torre de Sandoval, Strachan, Molina Lario, plaza del Obispo, Molina Lario, Santa María, Císter, plaza de la Aduana, Alcazabilla, Victoria, plaza de la Victoria, Compás de la Victoria, plaza del Santuario y a su templo, hacia la medianoche.

Nuevo director de la Expiración

En el apartado musical participarán las formaciones de costumbre. Abriendo la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos; en el cortejo, la de cornetas de Santa María de la Victoria y, junto a la representación municipal, la banda de música del Ayuntamiento de Málaga.

La principal novedad radicará tras el trono. Si bien, la banda es la que tradicionalmente acompaña a la Virgen de la Victoria desde hace más de veinte años, la de música de la archicofradía de la Expiración, ésta lo hará con un nuevo director con la batuta: Moisés Fernández Gallego sustituirá a David Gutiérrez Postigo, que ha desempeñado esta labor desde noviembre de 2011 hasta la actualidad.

Publicado en Málaga

La irregularidad de la solemnidad del Corpus Christi en la capital genera que la procesión del Cuerpo y Sangre de Cristo sea una caja de sorpresas cada año, por ejemplo, en cuanto al itinerario: en esta edición de 2016, el recorrido queda acortado al suprimirse el paso por la plaza de Uncibay, pues la imagen del Señor de la Sagrada Cena presidirá el altar de la Agrupación de Cofradías en lugar del propio de la hermandad.

Así las cosas, tras salir en manos del obispo Jesús Catalá el Santísimo Sacramento y ser entronizado en la carroza, el itinerario quedará como sigue: plaza del Obispo, Molina Lario, plaza del Siglo, plaza del Carbón, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Sancha de Lara, Molina Lario y plaza del Obispo, en donde se impartirá la bendición final, en torno a las 20.45 horas, pues el cortejo partirá a las 18.30 horas.

Esta inconstancia que genera la celebración del Corpus se expande entre cofradías y asociaciones. Pero a veces el saldo sale positivo; este año se duplican los altares montados: habrá ocho autorizados por la Diócesis, en lugar de la pírrica cantidad de cuatro que se contabilizaron en 2015. Así, las agrupaciones de Semana Santa y de Gloria, las cofradías de Humildad y Paciencia, Descendimiento, Sentencia, el Patronato Hogar de la Virgen de los Ángeles y los grupos parroquiales de Guadalupe (de Nueva Málaga) y Carmen Doloroso (de Pedregalejo) montarán su altar al paso del Santísimo Sacramento.

El cortejo contará con el acompañamiento musical de la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos en cabeza de procesión y, antecediendo a la Custodia la banda municipal de música. Un megáfono portátil marchará tras Jesús Sacramentado mediante el cual se dirigirán diversos cánticos eucarísticos para el pueblo que camine detrás, generalmente masivo.

Actos en la Catedral de la Encarnación

En la jornada del sábado, a partir de las 19.45 horas, el obispo asistirá a las vísperas solemnes en la Catedral de la Encarnación. Acto seguido se procederá al toque de fanfarrias desde la fachada principal de la plaza del Obispo y la posterior inauguración de altares. Participará la sección de clarines y timbales de la banda Santa María de la Victoria. A las 21.30 horas se celebrará una vigilia extraordinaria de Adoración Nocturna en la parroquia de los Santos Mártires.

Ya por la mañana del domingo tendrá lugar la Misa Estacional, a partir de las 11.30 horas, con presencia del obispo. Al término, en la escalinata de la plaza del Obispo, la banda de música de la Esperanza ofrecerá su primer concierto público de marchas procesionales tras el nombramiento de su nuevo director, Rubén Vera y subdirector, Daniel Mañas. Para la ocasión, han incorporado marchas eucarísticas al repertorio, como Dominus Tecum (Ricardo Dorado) o Santísimo Sacramento (Francisco Pizarro). Tras el concierto, habrá un pasacalles.

Traslados de imágenes

La imagen del Señor de la Sagrada Cena partirá desde la parroquia de los Santos Mártires a las 16.45 horas en dirección a la plaza de la Constitución, para presidir el altar oficial de la Agrupación de Cofradías, enmarcado a la entrada del pasaje de Chinitas. Lo hará por el camino más corto: plaza de los Mártires Ciriaco y Paula, Santa Lucía, plaza Jesús de la Pasión, Santa Lucía, Granada y plaza de la Constitución.

El retorno de la imagen se calcula para las 21 horas, aproximadamente, celebrando procesión acompañada por la banda de cornetas y tambores de la Esperanza, y recorriendo: plaza de la Constitución, Granada, Calderería, plaza del Marqués Vado del Maestre (Mitjana), Luis de Velázquez, Santa Lucía, plaza Jesús de la Pasión, Santa Lucía, plaza de los Mártires Ciriaco y Paula y a su templo.

En la mañana del domingo la Virgen de la Alegría partirá desde la parroquia de la Divina Pastora para presidir el altar de la Agrupación de Hermandades de Gloria, en la antigua plaza de Spínola. Regresará a partir de las nueve al barrio de Capuchinos. Será un día después de salir María Auxiliadora por este barrio, que finaliza su mayo mariano por todo lo alto.

Publicado en Málaga

La hermandad filial de la Virgen de la Cabeza de Andújar celebra los cultos inminentes a la próxima salida procesional, a celebrar el domingo 27 de septiembre por las calles de las barriadas de La Palma y La Virreina. Desde el viernes comienza el triduo en la parroquia de Jesús Obrero, a celebrar a las 20.30 horas, a excepción del domingo, que los cultos darán comienzo a las 10.30 horas de la mañana.

La procesión partirá a las 12 del mediodía, acompañada musicalmente por la banda de cornetas y tambores del Real Cuerpo de Bomberos en cabeza de procesión y la municipal de Marmolejo (Jaén), tras el trono de traslado de la cofradía de la Misericordia, en donde marchará la imagen de la Virgen de la Cabeza. Asimismo, diversos coros y charangas se integrarán en el cortejo.

La procesión seguirá el siguiente itinerario: Cabriel, Doctor Muguerza Bernal, Jándula, Camino de la Virreina, estación en la parroquia de San Pío X, Camino de la Virreina, avenida de La Palmilla, Bidasoa y a su templo, en torno a las 14.30 horas.

 

Virgen de Gracia de Archidona

Por su parte, la hermandad filial de la Virgen de Gracia, patrona de Archidona, que tiene sede en la parroquia de los Santos Mártires, celebra triduo desde este miércoles 23, con motivo de su cercana onomástica. Los cultos tendrán lugar a partir de las 20 horas de la tarde. Tras permanecer el sábado sin cultos, el domingo 27 será la función principal de instituto, que se celebrará a las 12 del mediodía y celebrará el nuevo párroco de los Mártires y director espiritual, Felipe Reina.

Los cultos de la patrona de Archidona coinciden con el besamanos de la Virgen de los Remedios que, tras su pasada procesión de alabanza este domingo 20, permanece en besamanos de martes a viernes en su capilla.

Publicado en Málaga
Lunes, 07 Septiembre 2015

La Diócesis honra a su Virgen

Llegan los últimos días de celebración en honor de la patrona de la Diócesis de Málaga, Santa María de la Victoria. El día 7 se celebra el último día de la novena en el presbiterio de la Catedral de la Encarnación, unos cultos con marcado corte teresiano, de acuerdo con el año que celebra la Iglesia. Al finalizar la última jornada de la novena, la banda del Real Cuerpo de Bomberos ofrecerá un pasacalles por el entorno del templo mayor.

El martes 8, solemnidad de la Patrona, será la solemne misa estacional a partir de las 11.30 de la mañana, celebrada por el obispo, Jesús Catalá. Media hora antes se personarán de forma oficial las autoridades locales. Al finalizar la función, tendrá lugar la tradicional ofrenda floral, en la plaza del Obispo.

La procesión partirá a las 19.30 horas, por el itinerario acostumbrado de los últimos años: Patio de los Naranjos, San Agustín, Duque de la Victoria, plaza del Siglo, plaza del Carbón, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Bolsa, Torre de Sandoval, Strachan, Molina Lario, plaza del Obispo, Molina Lario, Santa María, Císter, plaza de la Aduana, Alcazabilla, Victoria, plaza de la Victoria, Compás de la Victoria, plaza del Santuario y a su templo, hacia las 23.30 horas.

En cabeza marchará la banda de cornetas y tambores de Real Cuerpo de Bomberos; tras la Virgen lo hará la de música de la archicofradía de la Expiración. En el cortejo figurará la banda Municipal de música –que se retirará con las representaciones oficiales en la plaza del Obispo-, así como la de cornetas y tambores Santa María de la Victoria –que se despedirá en calle Alcazabilla-.

Para la ocasión, la banda de la Expiración estrenará la marcha de Óscar Mosteiro 'Victoria de nuestras vidas', que será interpretada al paso de la Virgen por la plaza del Carbón. Asimismo, con motivo de la reciente coronación de la Novia de Málaga, la Virgen de la Victoria entrará en la plaza de la Constitución con la conocida marcha de Ruiz Vidriet 'Rocío'. Este año la Patrona saldrá a los sones de la pieza dedicada por Narciso Pérez del Campo 'Gloria a ti'.

Publicado en Málaga
Domingo, 21 Junio 2015

El Chiquito toma la Catedral

Existen dos tipos de procesiones extraordinarias: las que celebra la hermandad solamente y las que concelebran hermandad y pueblo. La de ayer fue una de las últimas: y es que el Chiquito demostró ser una de las banderas devocionales de Málaga. Fue una procesión con las espaldas cubiertas por el público.

Al siglo y medio de su fundación, los cofrades de El Perchel sacaron la imagen de Jesús de la Misericordia desde el Carmen hasta la Catedral de la Encarnación, que se dispuso a acoger por primera vez la actual talla de José Navas-Parejo, trasunto estético y devocional del desaparecido, aquél que sí conoció el templo mayor en el XIX.

Aunque la salida fue tempranera (16.45 horas) y el calor apretó lo propio de estas fechas, la cantidad de público era más que respetable en los alrededores de la calle Ancha. Se echaba a la calle el Nazareno a los sones de la agrupación musical Santa María La Blanca, de Los Palacios y Villafranca, que se estrenaba con la cofradía en esta procesión extraordinaria. Todo parece indicar su continuidad para la estación penitencial del Jueves Santo: Trinidad Sinfónica, que marchaba en Semana Santa tras el Señor, ha firmado contrato con Mena, y los músicos de Los Palacios, por su parte, a los tres días de comprometerse con la hermandad de la Misericordia para este sábado, anunciaban la ruptura de contrato con la Vera+Cruz de Sanlúcar la Mayor, que ¿adivinan qué día sale?

En cabeza de procesión marchaba la banda del Real Cuerpo de Bomberos, brillando sobremanera y, quizá, endureciendo el debate sobre qué acompañamiento podría encajar mejor tras el Chiquito. No obstante, con respecto a la agrupación palaciega, desplegaron una calidad ya sabida –acompañan a Azotes y Columna el Miércoles Santo- pero, además, dieron a conocer su destreza a la hora de interpretar un repertorio bastante más clásico y bello que el que ofrecen con el primero de los tronos de Fusionadas. Predominaron las piezas comedidas y firmadas por los que más han dignificado el género como José Manuel Mena con '¡Oh! bendita Estrella'; Antonio Velasco con 'Cinco Llagas'; Juan Antonio Espinosa con 'Santa María de la Esperanza' o Manuel Rodríguez Ruiz con 'Alma de Dios', entre otros.

El Nazareno vistió, como en los años cuarenta, túnica lisa morada, portaba una cruz de estilo arbóreo y lucía la medalla de la ciudad concedida durante el triduo. Valga como excepción la prueba, pero se echó de menos, y de qué forma, el atuendo 'a la granadina' que exige la escultura y cuyo maravilloso resultado ofrece cada Jueves Santo. Y, en ese sentido, cabría sugerir haber experimentado con una cruz de taracea.

2015 06 21 ChiquitoCatedral

 

Un Nazareno 'catedralicio'

Pero lo más reseñable de la procesión fue observar lo bien que al Chiquito le sienta la Catedral. Su estampa bajo las naves valía un imperio y debe abrir un serio debate sobre la posibilidad de que la hermandad pueda hacer estación de penitencia cada Jueves Santo, no sólo por lo estético, sino por la mostrada preparación de su cuerpo de nazarenos. La ceremonia, con el Nazareno en el crucero ante la Puerta del Sol, fue oficiada por el vicario de la Diócesis, José Ferrari, que disertó una homilía empática –se nota cuando un sacerdote es cofrade- y que llegó a los oídos de una Catedral abarrotada, la mejor justificación que hay para que no sea un capricho llevar una imagen al templo mayor.

Si a la ida la procesión marchó por el trazo Atarazanas-Martínez-Larios-Strachan, el retorno se verificó por Duque de la Victoria-Granada-plaza de la Constitución-Nueva. En ambos casos cruzó la Alameda por Ordoñez en busca de la alameda de Colón. Aunque la corporación anunció su salida de la Catedral a las nueve de la noche, al menos un cuarto de hora antes ya se encontraba en la calle el Nazareno, aunque 'se metió en hora' merced a un ritmo excesivamente tranquilo hasta la calle Nueva. Fue desde la Catedral cuando el acompañamiento de la procesión tornó a masivo.

Al paso por la plaza de la Constitución, coincidió la comitiva con una manifestación de la CNT solicitando la amnistía del antisistema Alfonso Fernández 'Alfon', madrileño de Vallecas condenado a 4 años de prisión. Más allá de gestos de algunos manifestantes y espectadores, y de un difícilmente justificable pulso ordenado desde la campana, la escena no pasó más allá de la anécdota y, una vez más, la colectividad supo ir a lo suyo sin molestar a los demás.

En torno a la una y media de la madrugada, el cortejo, compuesto casi exclusivamente de hermanos con cirio entre ellos su hermano mayor, José María Flores-, alcanzaba la iglesia del Carmen y Jesús de la Misericordia entraba en su casa hermandad tras oírse, entre otras piezas, la marcha 'Misericordia', de Bernardo Puyuelo, a cargo de la banda de Bomberos. Sones clásicos para cerrar una jornada histórica que ofreció estampas que merecen repetirse.

Publicado en Málaga
Página 1 de 2
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga