tahermo banner1
twitter_banner2
dismoauto banner2
elcabildo_publicidad_120X300
tahermo banner2
twitter_banner2
dismoauto banner1
elcabildo_publicidad_120X300

Martes, 19 Junio 2018 | Actualizado 08/06/18

Faltan
299 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 77
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Aunque no para de llover desde hace semanas, tranquilidad y paciencia. A una semana vista, sólo cabe hablar de tendencias meteorológicas, aunque las primera noticias podrían ser mejores. En el inicio de la Semana Santa 2018, parece que reinará la inestabilidad. En general, las previsiones en Andalucía apuntan a un comienzo de Semana Santa incierto, con chubascos dispersos el Domingo de Ramos. Las posibilidades de lluvia van del 55 por ciento de Almería al 95 por ciento de Jaén y Granada (en Málaga actualmente es del 75 por ciento), ello después de una semana de vísperas en la que el tránsito de una borrasca dará paso a la bajada de temperaturas -sobre todo mínimas- y a la mencionada inestabilidad de finales de semana. Quizá el paraguas no sea necesario, pero el abrigo sí será imprescindible.

Las probabilidades de lluvia, hasta la presente, serán mayores durante el Viernes de Dolores y el Sábado de Pasión, dentro del segundo de dos episodios que, según precisa el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Luis Fernando López Cotín, vendrán marcados por la inestabilidad atmosférica. Según las distintas fuentes consultadas, parece que desde el Lunes Santo la situación será más estable y la tendencia posterior es buena.

Publicado en Málaga

El presidente de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Miguel Ángel López ha lamentado la "confusión e intranquilidad" generada en las hermandades ante las noticias llegadas en torno al posible cobro de las predicciones meteorológicas para las cofradías en Semana Santa.

Así, López ha aclarado a Europa Press que entiende como "normal" la "preocupación" y el "malestar" generados en las hermandades a las que se le remitió una carta que "no era clara y estaba mal explicada", dando lugar a una "situación de lógica intranquilidad".

Lo que sí pretende la AEMET es, además de la predicción habitual, ofrecer un nuevo servicio de consultoría a la carta, personalizada para cada una de las cofradías, sus recorridos y la posible afectación del viento o de la lluvia a sus tallas procesionales, pero “la carta debía haber sido más tajante al explicar que esto no significa que se desmonte la prestación que se viene haciendo desde hace años y es lógico que sea gratuito porque se trata de un servicio público, lo que pasa es que hay un nuevo elemento y singularizado", ha admitido Miguel Ángel López.

Este servicio de pago consistiría en la presencia constante de un predictor que estaría asesorando a la cofradía para tomar las decisiones más adecuadas teniendo en cuenta las predicciones probabilísticas e incluso la cuantía de precipitación en una duración de tiempo determinado.

Para aclarar la cuestión, Miguel Ángel López ha precisado que se ha hecho llegar a las Cofradías un comunicado con el que cree que, en muchos casos, quedará solventado, si bien este jueves, el presidente de la AEMET se desplazará a Sevilla y Málaga para dar las explicaciones pertinentes.

Publicado en Málaga

La Agencia Española de Meteorología (Aemet) cobrará 50 euros diarios a las cofradías de Semana Santa que soliciten una información detallada y específica de la previsión del tiempo. La Aemet ha remitido una carta a las cofradías, hermandades y juntas y agrupaciones de las distintas ciudades para informar del cobro de un servicio que ya está previsto en el reglamento de esta agencia conforme a la ley aprobada en 2015, hasta la fecha no aplicada.

La tarifa está fijada en 50 euros más IVA al día y por cofradía. En su carta la Aemet aclara que no cobra por una previsión meteorológica, de acceso universal y gratuito a través de su página web, sino por una información más detallada, por horas incluso, que precisan las cofradías para salir en sus procesiones diarias, también para salvaguardar del viento y la lluvia tallas e imágenes de incalculable valor.

La AEMET, además, recuerda que para poder realizar estas predicciones "es necesario un refuerzo de los grupos de predicción y vigilancia". La medida se ha tomado tras un informe del abogado del Estado basado en la orden de precios públicos de 2016. El presupuesto orientativo incluye "la emisión de predicciones por mail y el asesoramiento telefónico personalizado". Las cofradías tienen hasta el 16 de marzo para poder solicitar este servicio a la AEMET. "Imagínate que viene un frente y vemos que si se retrasa la procesión media hora pueden salir. Les ofrecemos un servicio a la carta y personalizado. En Andalucía hay 500 cofradías", ha declarado Ana Casals, portavoz de Aemet.

Publicado en Málaga
Viernes, 04 Marzo 2016

¡Vete a esparragar!

No tenemos remedio: hablar sobre previsiones meteorológicas en un medio cofrade es como nombrar la soga en casa del ahorcado. Ya tuvimos el mismo debate el pasado año sobre si merece la pena tanto sufrimiento por algo que no depende de nosotros. Los más viejos del lugar recordaban cuando, llegado el día de su procesión, asomaban la cabeza por la ventana, miraban al cielo y, a partir de ese momento, empezaban a tomar medidas por si había que poner en marcha la 'Opción B', sí, la de quedarse con los tronos sin salir esperando los pésames de solidaridad de las demás cofradías. Algunos ya tenían sus modelos de pésame (los no afectados) y de contestación (los afectados). Tras el abrazo: "¡Qué mala suerte! El año que viene todo irá bien". Y mi contestación, que ya la tenía estudiada: "Yo soy cofrade de todo el año. Este es un simple incidente. Tengo 365 días por delante para seguir trabajando". Hasta aquí, bien. ¿Y la 'Opción C'? Aquí me pongo más serio todavía: es la del nazareno que llama a la cofradía y pregunta si vamos a salir para quedarse en casa y saltarse la 'Opción B'. El pasado año tuvo uno la mala suerte de que fui yo quien cogió el teléfono: "¿Piensas quedarte en casa viendo los pésames por la televisión? Dame tu nombre y vete a esparragar.

Besos y abrazos del Nazareno Indiscreto.

Publicado en El Nazareno Indiscreto

Las fechas en las que se celebrará Semana Santa en 2016, del 20 al 28 de marzo, se han caracterizado en los últimos 35 años por una gran variabilidad climática tanto en precipitaciones como en temperaturas, que oscilan desde los -7,9 grados centígrados de mínima en Palencia al dato veraniego de Valencia, que ha llegado a tener en esas fechas hasta 33,2 grados centígrados y ha llovido entre 3 y 4 días de media.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha elaborado un análisis climatológico histórico desde 1981 a 2015, los últimos 35 años, y ha señalado que las temperaturas medias se situaron entre los 12 y los 14 grados centígrados en la mitad sur peninsular y en torno a los 8 grados centígrados de media en el norte y que predominan los días nubosos, seguidos de los cubiertos. Los despejados son los más escasos. En cuanto a las precipitaciones, el análisis señala que fueron frecuentes, con una media de 3 y 4 días de lluvia en ese periodo del 20 al 28 de febrero.

La AEMET subraya que el estudio no es una predicción, sino una "visión general" de cómo han sido los días correspondientes a este periodo desde 1981, que en 2016 serán entre el final del invierno y el inicio de la primavera.

Las medias de gran parte de la mitad sur peninsular estuvieron entre 12 y 14 grados centígrados, y se aproximaron a los 16 grados centígrados en las zonas costeras, con máximas de hasta 20 grados centígrados y mínimas en torno a 10 grados centígrados. En la meseta norte, las medias son cercanas a los 8 grados centígrados, con máximas próximas a los 14 grados centígrados y mínimas que bajan hasta los 3 grados centígrados.

Además, en el litoral gallego y a orillas del Cantábrico las temperaturas son más suaves, con valores entre los 10 y los 12 ºC, mientras que en el valle del Ebro y en el litoral mediterráneo el mercurio se sitúa en ese periodo entre los 12 y los 14 grados centígrados, e incluso en las costas de la Comunidad Valenciana. En Baleares, las medias están entre 10 y 15 grados, mientras que en Canarias los valores se acercan a los 19 grados centígrados en las zonas costeras, frente a los 6,6 grados centígrados del observatorio de Izaña, a 2.371 metros de altitud.

 

Contrastes: 2007, muy frío; 2002, muy cálido

En concreto, el análisis concluye que estas fechas son de "gran variabilidad climática" que alcanzaron valores de verano, en algunos casos como en Valencia, con 33,2 grados centígrados, o Alicante, con 32,6 grados centígrados el 25 de marzo de 1988. Por el contrario, frente a estos días cálidos destacan otros "plenamente invernales", como el 22 de marzo de 2007, cuando la Semana Santa fue muy fría en Castilla y León y se registraron mínimas de -7,9 grados centígrados en Palencia; -7 grados centígrados en Salamanca; -6,6 grados centígrados en Valladolid; -6,4 grados centígrados en León y -5,5 grados centígrados en Burgos.

De este modo, la AEMET indica que de todos los años analizados, el más cálido fue 2002, con una temperatura media de 14,9 grados centígrados y el más frío, 2007, con 8,5 grados centígrados. En concreto, la temperatura media para los 35 años es de 12,1 grados centígrados.

Asimismo, el periodo de Semana Santa tuvo un carácter frío en 2015, mientras que el carácter de 2014 fue muy frío. Mientras, 2013, 2012 y 2011 resultaron normales, de modo que hay que remontarse hasta 2010 para hallar un año cálido y hasta 2005 para encontrar un año muy cálido.

Por otro lado, la AEMET ha destacado que el 23 de marzo de 2002 resultó muy cálido en Andalucía y se registraron récords de temperaturas máximas en algunos observatorios, como en Huelva, con una máxima de 31 grados centígrados; Sevilla, 30,5 grados centígrados; Córdoba, con 30,2 grados centígrados; Orense, con 30,6 grados centígrados; Albacete, con 30 grados centígrados el 23 de marzo de 2001 y Badajoz alcanzó también 30 grados el 21 de marzo de 1992.

Por su parte, las máximas absolutas más bajas en ese periodo en las estaciones analizadas se dieron en la meseta norte. En concreto, la AEMET ha destacado los 22,2 grados centígrados del 25 de marzo de 1988 en Ávila; 23,2 grados centígrados el 20 de marzo de 1990 en Segovia; 24 grados centígrados en Valladolid el 20 de marzo de 1990 y también el 22 de marzo de 2002 en Soria. Por su parte, Barcelona tuvo una máxima absoluta de 23,6 grados centígrados el 28 de marzo de 2006.

 

 

Llueve el 40% de los días

En cuanto a las precipitaciones, el estudio de la AEMET explica que las precipitaciones son frecuentes y presentan más variabilidad entre el 20 y el 28 de marzo y que en la mayor parte de la Península la media de días que llueve es de entre 3 y 4, es decir, un 40 por ciento de los nueve días considerados.

Las precipitaciones más abundantes se registraron en Galicia y el Cantábrico pero se han producido en toda la Península. En Canarias, por el contrario son más escasas. Durante estas fechas aún se producen nevadas, principalmente en Castilla y León. El granizo y las tormentas también han hecho su aparición, así como la niebla, que es bastante frecuente en el norte peninsular. En general, entre el 20 y el 28 de marzo predominan los días nubosos, seguidos de los cubiertos, siendo los despejados, los días más escasos.

De todos estos 35 años, el más lluvioso -en esos nueve días- fue 2015, cuando el periodo tuvo una precipitación de 33,4 litros por metro cuadrado en el conjunto de España, frente a 1995, el más seco, con 0,1 litros por metro cuadrado. La AEMET destaca la precipitación acumulada entre el 20 y el 28 de marzo en Málaga en 2003, con 247,6 litros por metro cuadrado; 207,2 litros por metro cuadrado en Pontevedra en 2001; 186,2 litros por metro cuadrado en 2015 en Castellón.

Al mismo tiempo, la AEMET ha valorado el porcentaje de días de precipitación y destaca que en Sevilla, el 24 de marzo -cuando tendrá lugar Jueves Santo en 2016- ha llovido un 31,4 por ciento de las veces, es decir que de los 35 24 de marzo de los últimos 35 años hubo 11 días de precipitación.

Estos datos contrastan con los de los observatorios de La Coruña, Albacete, Foronda, Bilbao, Santander, San Sebastián y Logroño, donde ha llovido el 2,9 por ciento de los 35 años no hubo precipitación ningún día. Sin embargo, en Gran Canaria y Almería, el porcentaje de años sin ningún día de precipitación llega hasta el 28,6 por ciento, es decir 10 años. Por el contrario, ha llovido los 9 días analizados el 25,7 por ciento de los años en La Coruña y el 13,8 por ciento de los últimos 35 años en Lugo.

Publicado en Málaga
Martes, 03 Abril 2012

Lluvia

La meteorología es parte de la esencia de Málaga, ciudad situada a nivel del mar rodeada de montes. La primera luna llena de primavera es la clave de la celebración de la Semana Santa. La combinación de estas dos cuestiones hace que lo posible se haga imposible en el momento que se menciona la palabra maldita: lluvia. La incertidumbre deja de serlo cuando nuestros oídos escuchan: "suspendida la salida para hacer pública estación de penitencia", no salir significa dejar en el limbo los sentimientos que se han guardado como si nuestro cuerpo fuese un lacrimarium. Los poco documentados apelarán a salir mañana o el Sábado Santo, que no hay procesión que les estorbe; sin pararse a pensar que una hermandad se rige por unos estatutos que marcan su día de salida y casi casi la hora. Solo queda purgar nuestros pecados y soñar con la salida del año que viene. Entereza y sensatez deben ser aliadas de la definitiva decisión. Qué Dios reparta suerte.
Publicado en Entornos
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga