tahermo banner1
twitter_banner2
dismoauto banner2
elcabildo_publicidad_120X300
tahermo banner2
twitter_banner2
dismoauto banner1
elcabildo_publicidad_120X300

Martes, 19 Junio 2018 | Actualizado 08/06/18

Faltan
299 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Las espadas en el ‘caso Las Penas’ siguen en todo lo alto y no se vislumbra que el final del camino sea la conciliación. Tras la homilía que el obispo, Jesús Catalá, pronunció el segundo domingo de Cuaresma y en la que pidió unidad a los hermanos, el obispado ha emitido un comunicado de nueve puntos para resumir más de tres años de intervención. Considera que tiene “el deber moral de poner en conocimiento de la opinión pública la verdad de los acontecimientos”. Según su verdad, tras pronunciarse Roma sobre algunas sanciones impuestas, la “sugerencia del Dicasterio ha sido interpretada de forma interesada por algunos, como si se hubiese dado la razón a ciertos hermanos, tal como se ha comentado en algunos medios de comunicación en diversas ocasiones”. El Obispado de Málaga asegura que “la realidad es bien distinta”. Para quienes entendieron que Roma obligó al obispo a declarar nula la sanción al cofrade Francisco Calderón, sin más, el comunicado aclara que “ha servido para que nadie saliera impune de los actos cometidos”. Tras aquel pronunciamiento, en diciembre de 2016 ya hizo público un comunicado.

Tras el pronunciamiento del Dicasterio, efectivamente, el Obispado de Málaga declaró nula las sanciones impuestas, pero inició un nuevo expediente y Francisco Calderón volvió a ser sancionado. De hecho, su proceso sigue abierto. “En este momento, sólo está abierto el proceso administrativo que la cofradía de las Penas ha incoado contra el que fuera el hermano mayor, habiéndose dictado Resoluciones por el Sr. Comisario y ratificado por Decreto del Obispado. Este último Decreto ha sido recurrido por el interesado ante el Dicasterio para los Laicos, estando actualmente pendiente de resolución”, explica el comunicado.

El comunicado siquiera insinúa plazos del fin de la intervención, sólo dice que el deseo es que “se celebren elecciones en un plazo razonable”, pero parece allanar el camino. “Para ser hermano mayor se requiere no haber sido sancionado nunca por ningún tipo de falta”, recuerda el obispado, que hace un repaso de lo que determinan los Estatutos de la Cofradía.

El Obispado reconoce públicamente la labor del comisario, Manuel Gordillo, que tilda de “encomiable”. Sin embargo, en la minuciosa cronología, obvia el capítulo de los primeros meses de la intervención cuando desde la Cofradía se hicieron públicas las iniciales de Calderón y Jesús Mesa, señalados como culpables, sin respetar su presunción de inocencia. El comunicado informa que, en total, han sido expedientados un total de 15 hermanos y que, merced a la celebración del Año Jubilar de la Misericordia y de la actitud maternal de la Iglesia, rebajó las penas y determinó que se procediese al cumplimiento de las mismas de manera conjunta y simultánea, según Decretos de mayo de 2016. “Algunos de los hermanos expedientados, que solicitaron perdón, no manifestaron un cambio adecuado de conducta; y por ello no se le aplicó con la misma amplitud la reducción de penas”, matiza.

Además del proceso administrativo abierto contra Francisco Calderón, Jesús Mesa tiene un recurso propio abierto en Roma. Tras hacerse público el comunicado del Obispado, la reacción de los afectados vía Twitter no se hizo esperar: “No tendremos más remedio que entrar en la dinámica de los Comunicados @DiocesisMalaga”, dijo Mesa. A lo que Calderón respondió: “Pues sí. No nos dejan otro camino. Pero bueno... Ladran, luego cabalgamos (como decía el caballero andante)”. Así se encuentra el ‘caso Las Penas’ a 20 días del Martes Santo.

 

La versión de los hechos, según las partes implicadas

· Comunicado íntegro del Obispado de Málaga, tras tres años

· Comunicado de Francisco Calderón y Jesús Mesa, en respuesta al Obispado

Publicado en Málaga

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, había impuesto al exhermano mayor de las Penas, Francisco Calderón, una suspensión de la vida cofrade de 10 años, pero Roma le ha obligado a rectificar. Las Penas fue intervenida el 7 de enero de 2015 y desde entonces más de una docena de hermanos han sido sancionados por supuestas irregularidades. Algunos, entre ellos el propio Calderón y Jesús Mesa -señalados en un comunicado público en febrero de 2015-, iniciaron sendos recursos contra los decretos emitidos. El dicasterio para laicos del Vaticano ha fallado en favor de Calderón. Sobre los recursos de los otros hermanos, aún no hay noticias.

Francisco Calderón ya tiene en su poder el decreto de nulidad firmado por Jesús Catalá. “Es decir, que ahora mismo estamos sin acusación y sin sanción. Ha sido revocado”, matiza el exhermano mayor de las Penas. Aunque habla en plural, es el único que ha recibido respuesta del recurso tramitado. Pero entiende que todos los hermanos tendrán la misma respuesta, al seguirse en todos el mismo camino. Calderón afirma que aún no ha recibido noticias, ni del Obispado ni de la Hermandad, de cómo evolucionará la intervención tras los nuevos acontecimientos. Manuel Gordillo explicó en una entrevista a elcabildo.org que no habría elecciones hasta que no se cierren los procedimientos abiertos. La historia acaba de dar un vuelco significativo. Por otro lado, Calderon denuncia que desde la Cofradía hace meses que dejaron de pasarle sus cuotas de hermano, pese a que el proceso nunca estuvo cerrado, al existir el recurso contra la sanción, sobre el que Roma ya ha fallado.

Las Penas debía haber celebrado elecciones el 28 de noviembre de 2014. Jesús Mesa concurría como candidato continuista del gobierno de Francisco Calderón; y el cofrade Antonio Alés se presentaba como alternativa. El 21 de noviembre, el Obispado decidió suspender el proceso electoral por denuncias relativas al censo de hermanos. Para arbitrar el proceso nombró al cofrade de Mena Manuel Gordillo. El nombramiento llegó el 8 de enero y la primera gestión pública fue una llamada general para consultas al censo de la Hermandad. Expirado el plazo fijado -del 20 de enero al 3 de febrero-, dos días después, Gordillo hizo público un comunicado en el que culpaba a Calderón y Mesa de graves infracciones que "constituyen el falseamiento del Libro Registro de Hermanos, libro sobre el que se articula nuestra vida cofrade". Desde entonces ha habido sanciones a varios hermanos pero poco más ha trascendido. Algunos recurrieron y Roma ha obligado al obispo de Málaga, Jesús Catalá, a rectificar sobre el fallo inicial emitido contra Calderón.

“Todos los incidente que pudieran haber existido podrían haberse arreglado con dialogo a tres partes”, explica el exhermano mayor de las Penas a elcabildo.org en una entrevista. Para Calderón, la razón de fondo de todo el problema que existe en las Penas es “que la candidatura presentada por Jesús Mesa no saliese adelante”. “De ahí parte absolutamente todo”, concluye.

 

Un departamento para las "situaciones de nuestro tiempo”

El Papa Francisco instituyó el pasado 17 de agosto el nuevo dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, y nombró como su prefecto al sacerdote Kevin Joseph Farrell, hasta entonces obispo de Dallas (Estados Unidos). El nuevo departamento, según el propio Santo Padre, está hecho para adaptar “los dicasterios de la Curia Romana a las situaciones de nuestro tiempo y encajar en las necesidades de la Iglesia universal”.

“En particular, nuestro pensamiento se dirige a los laicos, la familia y la vida, a quienes queremos ofrecer apoyo y ayuda, porque son testigos activos del Evangelio en nuestro tiempo y una expresión de la bondad del Redentor”, indicó en agosto el Papa. Este dicasterio vaticano comenzó sus labores el 1 de septiembre de este 2016 y entre sus primeros casos está el culebrón de la hermandad malagueña de las Penas.

Publicado en Málaga

El Papa ha deplorado los atentados de Múnich (Alemania) y Kabul (Afganistán) y ha pedido oraciones a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro de Roma para que se realicen los propósitos de bondad y fraternidad tras el rezo del ángelus de este domingo.

"En esos momentos nuestra alma ha sido una vez más turbada con tristes noticias relativas a deplorables actos de terrorismo y de violencia, que han causado dolor y muerte. Pienso a los dramáticos sucesos de Múnich (Alemania), Kabul (Afganistán), donde han perdido la vida numerosas personas inocentes", ha indicado Francisco asomado a la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico.

"Estoy cerca de los familiares, de las víctimas y los heridos. Os invito a uniros a mi oración hasta que el Señor inspire a todos propósitos de bondad y fraternidad. Cuanto más parecen insuperables las dificultades y oscuras las prospectivas de paz y seguridad, tanto más insistente debe ser nuestra oración", ha añadido en este sentido.

Asimismo, ha hecho referencia a la Jornada Mundial de la Juventud 2016 que comenzará en Cracovia (Polonia) a partir del próximo 26 de julio. "En estos días tantos jóvenes de todas las partes el mundo se están encaminando hacia Cracovia, donde tendrá lugar la 31 JMJ. Yo partiré el miércoles para encontrarme con estos jóvenes y celebraré con ellos el Jubileo de la Misericordia con la intercesión de Juan Pablo II", ha comentado. Además, ha pedido oraciones y ha agradecido a los organizadores del evento multitudinario su trabajo en la acogida de peregrinos.

"Un pensamiento especial remito a los coetáneos que, no pudiendo estar en persona, seguirán este evento a través de los medios de comunicación. ¡Estaremos todos unidos en la oración¡", ha agregado a este respecto.

Por otro lado, durante la catequesis, el Papa ha reflexionado sobre la oración que ha definido como "el principal instrumento de trabajo". Además, ha dicho que la oración sirve para "insistir con Dios" no para convencerlo, sino para "robustecer nuestra capacidad de luchar por las cosas importantes".

"No se puede vivir sin pan, sin perdón y sin ayuda de Dios en las tentaciones", ha indicado. Asimismo, ha señalado que el Espíritu Santo "sirve para vivir bien, vivir con amor y paciencia haciendo la voluntad de Dios". "Dios es padre, conoce mejor nuestras necesidades que nosotros", ha dicho finalmente.

Publicado en de la Iglesia

El presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, Claudio María Celli, admitió en la última semana de junio que en el seno de la Iglesia se vive un momento "delicado", con la existencia de "ciertos malestares" de los que "es consciente" Francisco, que continúa con su plan de reformas.

El monseñor Celli, de visita en Bilbao, señaló que el Papa afronta cambios en el Vaticano como la reforma de la curia para que sea "más atenta y disponible" y afirmó que el Pontífice "sabe de muchos blogs" que están en su contra y que "hay cierto malestar" y "tensiones" en este momento. Según dijo, algo se mueve y "algo fuerte" está pasando en la Iglesia, de la que dijo que "no es un museo ni un cuarto cerrado" en el que "no pasa nada".

Preguntado por la intermediación de la Iglesia y de la comunidad de San Egidio, una organización italiana que ha mediado en conflictos internacionales, en el fin de la violencia de ETA, dijo que ese grupo "ha jugado desde hace tiempo un papel en la mediación" y reconoció su labor en algunos ámbitos africanos. Afirmó tener "mucha estima" al fundador de ese grupo, el historiador italiano Andrea Riccardi, del que es amigo, pero puntualizó que a veces no se siente a gusto con "ciertas cosas", aunque rehusó aclarar si tal discrepancia está relacionada con ETA.

Sobre el apoyo de una monja de clausura al proceso independentista catalán, indicó que la vida religiosa no debería estar involucrada en actividades "de tipo político" y que la actividad de clausura debe estar centrada en "rezar y amar a Dios profundamente".

El monseñor Celli, que centró su intervención en la "cultura digital", alertó del riesgo de que los menores naveguen solos por internet y censuró que la pastoral familiar de la Iglesia no trate de "la responsabilidad de los padres de acompañar a sus hijos" en la red. Así, destacó el elevado porcentaje de niños y adolescentes (sobre el 70% en Europa, según sus datos) que navegan solos, sin la presencia de un adulto, y advirtió de que en torno al 50% de los casos de pedofilia "empiezan en internet".

El presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, que vaticinó que el Papa visitará España en el futuro aunque sin saber "cuándo", consideró al Pontífice "un fenómeno comunicativo". Opinó que su última encíclica "no es sólo una encíclica verde, sino una reflexión sobre la casa común" en la que viven todos, e instó a que la gente se pregunte: "¿Qué mundo dejo a mis hijos?".

Publicado en Málaga

La hermandad del Cautivo consuma la mayor crisis interna de su historia reciente a escasas dos semanas de salir en procesión extraordinaria el Señor de Málaga. Dimite su hermano mayor por presiones del Obispado. Antes del lunes 10 de noviembre debía abandonar su cargo o la cofradía podría ser intervenida. ¿El motivo? Un fracaso matrimonial. El divorcio de Juan Partal era un secreto a voces en el mundo cofrade desde hacía meses y en Palacio no quieren hermanos mayores divorciados. Ya había recibido un ultimátum. De hecho, la pasada Cuaresma forzaron la salida de Antonio Villalba de la hermandad de la Estrella. Esta dimisión en la cofradía trinitaria se produjo en una junta de gobierno extraordinaria celebrada este domingo 9 de noviembre.

El primer teniente de hermano mayor, Juan Bautista Jiménez, será provisionalmente la cabeza visible del Cautivo hasta que se celebren elecciones. Previsiblemente, será pasada la próxima Semana Santa. Al mandato de Juan Partal apenas le quedaban seis meses, pues en primavera debían citar a los hermanos a las urnas y el hermano mayor saliente ya había anunciado su intención de no concurrir a la reelección.

La crisis del Cautivo puede salpicar a San Julián, dado que Juan Partal también es vicepresidente de la Agrupación de Cofradías. Supondría otra baja en la permanente de Eduardo Pastor, igualmente a menos de un año de celebrarse elecciones en el ente agrupacional. También serán pasada la próxima Semana Santa.

Publicado en Málaga

La vida personal de Juan Partal, hermano mayor del Cautivo, abre una crisis interna en la cofradía. En el mundo cofrade se sabe desde hace meses de su separación matrimonial y la llamada al orden del Obispado no iba a hacerse esperar. En Palacio no quieren a hermanos mayores divorciados. De hecho, la pasada Cuaresma forzaron la salida de Antonio Villalba de la hermandad de la Estrella.

Juan Partal, que también es vicepresidente de la Agrupación de Cofradías, está ahora contra la espada y la pared porque el Obispado ya le ha dado su ultimátum. Deberá dimitir o será cesado. Todo en puertas de la salida extraordinaria que presidirá el Señor de Málaga en sólo un mes por el 75 aniversario de su hechura.

La junta de gobierno de la hermandad trinitaria cierra filas en torno a su hermano mayor. Esperan que el obispado aguante hasta después de la próxima Semana Santa, cuando termina el actual mandato y el Cautivo debe celebrar unas nuevas elecciones. Es seguro que Partal no se presentará a su reelección, la duda está en si podrá terminar su mandato.

 

Una batalla perdida por el Papa Francisco

Este nuevo culebrón que se abre en la Diócesis de Málaga llega en plena polémica sobre el divorcio en el Vaticano. Un total de 191 obispos participaron este fin de semana en el Sínodo extraordinario sobre la familia. El Papa Francisco dijo que las parejas cuyo matrimonio fracasa deben ser "acompañadas" y no "condenadas". Pero no encontró respaldo.

El Papa intentó sin éxito un acercamiento de la Iglesia a homosexuales y divorciados. El documento final que este sábado aprobaron los llamados "padres sinodales", los obispos con derecho al voto, contenía propuestas para la acogida de estas personas, pero no todos los puntos consiguieron la mayoría de dos tercios que se había requerido en las votaciones anteriores.

No obstante, el Papa quiso que el documento, también con los tres puntos que no alcanzaron la mayoría, fuera publicado por completo, para continuar el debate, a pesar de las divisiones, en el próximo Sínodo.

Entre ellos, el punto 52, en el que se proponía estudiar un camino penitencial para que los divorciados que se han vuelto a casar pudiesen recibir los sacramentos, fue el que más votaciones en contra tuvo, pero finalmente fue aprobado por 104 votos a favor y 74 en contra.

Lo mismo ocurrió con el punto 53 (112 a favor y 63 en contra) que instaba a continuar estudiando la posibilidad de que los divorciados que han vuelto a casarse puedan recibir "la comunión espiritual" o "por qué no pueden recibir la comunión sacramental".

La mayoría también aprobó, aunque hubo 62 votos en contra, que "los hombres y las mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto y delicadeza" y que se "evitará cualquier marca de discriminación".

A pesar de estas divisiones, el gran denominador común, como ya reflejó el mensaje de clausura también aprobado por los obispos durante la mañana del domingo, es que la Iglesia debe ser "una casa con la puerta siempre abierta, recibiendo a todos sin excluir a nadie". Una batalla perdida pero sigue la 'guerra' de Francisco a favor del aperturismo de la Iglesia.

Publicado en Málaga

Este jueves 22 de octubre se celebra la fiesta litúrgica del santo Papa Juan Pablo II, elevado a los altares el 1 de mayo de 2011 en la Plaza de San Pedro en Roma y canonizado el pasado 27 de abril. El servicio de comunicación del Vaticano ha utilizado una pintura del malagueño Raúl Berzosa para realizar una felicitación pública vía Twitter. Se trata del retrato del pontífice que el malagueño incluyó en el mural del oratorio de las Penas, recientemente bendecido. 

La decisión de celebrar la memoria del Papa Peregrino el día 22 de octubre se tomó debido a que ese día en 1978 Juan Pablo II inició su pontificado. En la homilía de aquella eucaristía, el Papa Wojtyla hizo su emblemática exhortación a los católicos de todo el mundo: "¡No tengan miedo! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!".

Publicado en Málaga
Domingo, 07 Septiembre 2014

Nuevo ciclo tras 24 años de era Rouco

Existían demasiadas diferencias de fondo y forma entre Bergoglio y Rouco Varela. El relevo debía llegar más pronto que tarde y el Papa Francisco lo hizo oficial en puertas del nuevo curso que se inicia. Este 28 de agosto puso fin a una era de 24 años de ultraortodoxia impuesta Rouco, que deja su puesto en Madrid a Carlos Osoro, al que sucede en Valencia el cardenal Antonio Cañizares. Se cumplen los pronósticos, pese a las presiones a Roma del ya administrador apostólico de Madrid para que le sucediera su fiel obispo auxiliar, Fidel Herráez. Pero el Papa prefirió alguien de un talante más moderado y en sintonía con los nuevos aires que se han instalado en el Vaticano.

Antonio María Rouco Varela fue el hombre de Roma en España con Juan Pablo II y, sobre todo, con Benedicto XVI. La llegada de Francisco supuso el inicio de su epílogo. Del nuevo arzobispo de Madrid dicen que es un prelado de los que pisa calle. De hecho, la última vez que Francisco lo vio en Roma le llamo "el peregrino", según destaca el diario El Mundo, por lo mucho que le gusta estar a pie de obra pastoral, siempre presente en todo tipo de actos sociales, civiles y, sobre todo, pastorales.

Carlos Osoro llega a Madrid tras ejercer su ministerio como obispo en Orense -su primera diócesis- Oviedo y Valencia. A sus 69 años, le quedan seis hábiles, hasta que presente su renuncia por cumplir los 75. En una de sus primeras declaraciones tras el nombramiento, manifestó que "la Iglesia no necesita ahora cristianos de salón". Un obispo todoterreno en lo pastoral y moderado en lo eclesial.

El regreso de Antonio Cañizares a España, por su parte, cierra la puerta de Valencia a Jesús Catalá, como algunos especulaban en la diócesis malagueña. La mano dura y las salidas de tono mostradas a lo largo del 2014 se leen en círculos cofrades como un deseo de forzar un traslado. Por ahora no habrá cambios y Málaga se mantiene como uno de los bastiones de la ultraortodoxia de la era Rouco, que ahora parece perder peso en la curia española.

Cañizares regresa a España desde Roma preocupado por la unidad tanto de la iglesia como del país, que se enfrenta a su juicio a "decisivos problemas" afectado todavía "por una severa crisis económica a la que subyace otra moral y humana", según manifestó en un escrito dirigido a su nueva diócesis. Pese a todo, analistas vaticanos dicen que atrás queda su imagen de cardenal de las Españas, de pequeño Ratzinger. Regresa mucho más abierto y dialogante; mucho más "franciscano".

Los próximos designios de la Iglesia española quedan en manos de Ricardo Blázquez, un presidente de la Conferencia Episcopal de transición, Osoro y Cañizares. Con el añadido del nuevo arzobispo de Barcelona (todavía sin nombrar, aunque el cardenal Lluís Martínez Sistach ya lleva dos años de prórroga en el cargo) y del arzobispo castrense, Juan del Rio.

Publicado en Málaga
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga