Sábado, 23 Septiembre 2017 | Actualizado 22/09/17

Faltan
183 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
OPINIÓN / EDITORIAL

Puentear los derechos

elcabildo.org | Viernes, 21 Marzo 2014

Con un debate ya superado, constatable en la absoluta normalidad con que un buen número de cofradías aglutinan en sus varales a hermanos y hermanas, llega la anacrónica decisión de la archicofradía de la Esperanza de vetar la presencia de dos de éstas en la lista de espera para portar la imagen del Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso en su trono. Dos tercios de la junta de gobierno de la Esperanza asistentes a la sesión se opusieron a dicha petición.

Desde diversos sectores, y desde la propia Archicofradía públicamente, se han felicitado de la decisión, más allá de su resultado, por tratarse de un "triunfo de la democracia". Pero hay piezas que no encajan.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 2, reza: "Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

Casi en idénticos términos se expresa la Constitución Española, a la que nos debemos, por encima de todo, cofrades y no cofrades, creyentes y no creyentes, y que refleja en su artículo 14: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". Se tratan de ideas no sólo para cumplir, sino para asumir en el ideario humano.

Pero, si las cofradías son y se deben a la Iglesia, resulta conveniente traer aquí un fragmento de la exhortación apostólica del papa Francisco 'Evangelii Gadium'. En el capítulo segundo titulado "En la crisis del compromiso comunitario", y planteando otros desafíos eclesiales (sic), el Obispo de Roma trata el papel de los laicos, y entre ellos, de la mujer en la Iglesia. Traemos cuatro fragmentos correspondientes a los epígrafes 103 y 104:

"Reconozco con gusto cómo muchas mujeres comparten responsabilidades pastorales junto con los sacerdotes, contribuyen al acompañamiento de personas, de familias o de grupos, y brindan nuevos aportes a la reflexión teológica. Pero todavía es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia".

"Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres, a partir de la firme convicción de que varón y mujer tienen la misma dignidad, plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente".

"La gran dignidad viene del bautismo, que es accesible a todos. La configuración del sacerdote con Cristo-Cabeza (es decir, como fuente capital de la gracia) no implica una exaltación que lo coloque por encima del resto. En la Iglesia, las funciones no dan lugar a la superioridad de los unos sobre los otros".

"Una mujer, María, es más importante que los obispos".

En este contexto actual del Mundo y la Iglesia, resulta tan extemporáneo como difícilmente argumentable que una junta de gobierno restrinja a la mitad de sus hermanos el acceso a un determinado puesto de la procesión -ni mejor ni peor, ni más sacrificado ni menos -, puenteando una indiscutida igualdad entre hermanos y hermanas a la hora de los derechos y obligaciones que sus estatutos rigen.

Quizá el error radique en anteponer lo que se desearía prohibir por delante de lo que no se puede prohibir, y plasmarlo en un voto para erigir una opinión que afecta a personas, no a cosas, como postura institucional. Puede que haya a quienes no le gusten los hombres de trono con ojos azules, o con bigotes, pero no es de recibo llevar tan caprichoso criterio a una institución para lograr prohibirles su acceso.

Quizá el error, también, sea tomar una decisión que atañe a miles de hermanas de la Esperanza mediante una votación como quien decide qué túnica llevará el Nazareno. Y es que hay cuestiones raciales, sociales y de género que son innegociables, y no están sujetas a ninguna democracia de andar por casa consistente en que iguales decidan sobre iguales.

¿Le ha resultado interesante?
(12 votos)

Comentarios   

-1 #17 Mantilla dolorosa 26-03-2014 19:33
Cito a Cofrade:
Llevais razón, mujeres con igualdad a tope, asi que el trono de la Esperanza deberia años impares ser sacado por hombres y años pares por mujeres, a ver si hay 250 mujeres que quieran sacarlo y a ver hasta donde llega...


¿Quién pide eso? Es más fácil, si una mujer lo pide, que pueda sacarlo. Lo mismo no lo pide ninguna. Lo mismo llegan cinco. Que la pongan en la lista de espera y si le llega su turno, al varal. Eso es la igualdad. Tú sólo hablas tonterías, como los hombres de trono que querrían ir de mantilla pero no pueden por no ser mujer. Pobres.
+7 #16 Cofrade 23-03-2014 23:30
Llevais razón, mujeres con igualdad a tope, asi que el trono de la Esperanza deberia años impares ser sacado por hombres y años pares por mujeres, a ver si hay 250 mujeres que quieran sacarlo y a ver hasta donde llega...
+3 #15 Alucinado 23-03-2014 19:29
Cito a Patri:
Cito a Alucinado:

En todas las profesiones donde se requieren unas condiciones físicas a los hombres se les exige unas pruebas más duras que a las mujeres porque se da por hecho que la capacidad física de las féminas es menor. Llevar un trono es un gran esfuerzo físico.


Al igual que hay hombre que no tienen fuerza para llevarlos, hay mujeres que sí pueden. Y llevar un trono no es una profesión, es cuestión de FE (aunque en algunos casos masculinos sea fe al metal...)



La fe mueve montañas pero el cuerpo humano tiene un límite y los tronos tienen que llegar a su templo.

Antiguamente los llevaban hombres pagados que tenían las condiciones físicas adecuadas para hacerlo, así iban muchos menos que ahora con tronos más pesados, actualmente cualquier hombre puede llevarlos aunque no esté preparado y se necesitan muchos. Esto es para que entiendas que la capacidad es importante.
+4 #14 Sayonberruguita conB 23-03-2014 10:30
La eclosión de los feministas cebolletas
0 #13 Patri 22-03-2014 14:46
Cito a Alucinado:

En todas las profesiones donde se requieren unas condiciones físicas a los hombres se les exige unas pruebas más duras que a las mujeres porque se da por hecho que la capacidad física de las féminas es menor. Llevar un trono es un gran esfuerzo físico.


Al igual que hay hombre que no tienen fuerza para llevarlos, hay mujeres que sí pueden. Y llevar un trono no es una profesión, es cuestión de FE (aunque en algunos casos masculinos sea fe al metal...)
+1 #12 Patri 22-03-2014 14:43
Cito a Alucinado:


También hablan de camareras, ¿eso que es? ¿Ahí hay discriminación?


Si se les prohibiera serlo, también sería discriminación, sí.
Si a un hombre se le prohibiera, también lucharía por la igualdad :)
-14 #11 juanma 22-03-2014 12:30
Las mujeres de esta cofradia y lo digo x experiencia solo estan para limpiar los enseres y k este todo muy bonito de cara al publico,y es una verguenza k traten asi a la gente,pork no rebajn el peso de los tronos?no les interesa,les gusta mas ir arrastrando patas,o mejor ir a ver la esperanza y solo vemos los putos cangrejos delnte dl trono eso es precioso,me reiria un huevo el dia en k los cangrejeros fueran comidos por los.tronos mas de uno se le quitaran las ganas de ponerse delante y no molestar.Se sabe quien es esperanza perchelera o esperanza de triana? Verguenza
+8 #10 Alucinado 22-03-2014 02:52
Cito a Patri:
Bueno, y más cuando la escusa de "los Estatutos no lo contemplan" es MENTIRA.
Los Estatutos se refieren a 'hombres de trono' al igual que sólo habla de 'hermanos', 'acólitos', 'nazarenos',...
Eso es claramente un uso del masculino como género neutro, no como excluyente del género femenino.


También hablan de camareras, ¿eso que es? ¿Ahí hay discriminación?
+4 #9 Alucinado 22-03-2014 02:50
Por esa regla de tres si un hombre quiere salir de mantilla tiene derecho, no se puede discriminar por razón de sexo, ¿no? Y como han dicho si un no católico quiere salir de nazareno o lo que sea también tiene derecho pues tampoco se puede discriminar por religión.

Señores una cosa es garantizar la igualdad de las personas ante la ley y otra para participar en una procesión. Igual que se apartan a menores o mayores de cierta edad de llevar el trono porque se considera que no están capacitados (y algunos lo estarán) lo mismo con las mujeres (algunas lo estarán pero otras muchas no).

En todas las profesiones donde se requieren unas condiciones físicas a los hombres se les exige unas pruebas más duras que a las mujeres porque se da por hecho que la capacidad física de las féminas es menor. Llevar un trono es un gran esfuerzo físico.
-2 #8 Patri 22-03-2014 01:35
Bueno, y más cuando la escusa de "los Estatutos no lo contemplan" es MENTIRA.
Los Estatutos se refieren a 'hombres de trono' al igual que sólo habla de 'hermanos', 'acólitos', 'nazarenos',...
Eso es claramente un uso del masculino como género neutro, no como excluyente del género femenino.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga