Viernes, 18 Agosto 2017 | Actualizado 13/08/17

Faltan
219 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
OPINIÓN / EDITORIAL

El papa Francisco advierte sobre la "tentación de una Iglesia autoreferencial" y sostiene que el "cáncer" de la institución es "glorificarse recíprocamente", al tiempo que reitera su pedido de "unidad" entre los cristianos, pero sin "proselitismo".

"El proselitismo entre los cristianos, entonces, es un pecado grave, porque contradice la dinámica misma de cómo volverse cristianos y seguir siéndolo. La Iglesia no es un equipo de fútbol que busca hinchas", sostiene. "Sigo pensando que el cáncer en la Iglesia es glorificarse recíprocamente", asegura el Pontífice en una entrevista con el diario italiano católico Avvenire publicada este mes de noviembre, en la que también rechaza las críticas por su acercamiento a los protestantes.

"Si uno no sabe quién es Jesús, o nunca lo encontró, siempre lo puede encontrar; pero si uno está en la Iglesia, y se mueve en su ámbito, cultiva y alimenta su hambre de domino y afirmación de sí, tiene una enfermedad espiritual, cree que la Iglesia es una realidad humana autosuficiente, en la que todo se mueve según lógicas de ambición y de poder", agrega Francisco.

En ese marco, el obispo de Roma advirte que "la tentación de construir una Iglesia autoreferencial, que lleva a la contraposición y por lo tanto a la división, siempre vuelve".

Consultado sobre su reciente viaje a Suecia para la celebración anticipada de los 500 años de la reforma de Martin Lutero junto a los protestantes, el sucesor de Pedro volvió a ratificar su deseo de "unidad" entre los cristianos, como ya había también planteado este año en sus repetidos encuentros con representantes de las iglesias ortodoxas. "¿Alguno dice que se quiere protestantizar la Iglesia? No me quita el sueño. Es el camino de la Iglesia, no soy yo, no he dado ninguna aceleración", afirmó.

"No se llega a la unidad porque nos ponemos de acuerdo entre nosotros, sino porque caminamos siguiendo a Jesús. Y caminando, por obra de Aquel a quien seguimos, podemos descubrir que estamos unidos. Es el caminar detrás de Jesús lo que une. Convertirse significa dejar que el Señor viva y opere en nosotros", planteó Francisco en el diálogo con Avvenire.

"Así descubrimos que estamos unidos también en nuestra común misión de anunciar el Evangelio. Caminando y trabajando juntos, nos damos cuenta de que ya estamos unidos en el nombre del Señor y, por lo tanto, de que la unidad no la creamos nosotros", reforzó.

"Es por eso que digo que la unidad se hace en camino, porque la unidad es una gracia que hay que pedir, y también es por esto que repito que cualquier proselitismo entre los cristianos es pecaminoso. La Iglesia no crece nunca por proselitismo, sino 'por atracción', como escribió Benedicto XVI", recordó Jorge Bergoglio a su antecesor alemán.

Publicado en de la Iglesia

El papa Francisco afirma que quien explota a la gente con el trabajo en negro es "una sanguijuela" y comete "pecado mortal", en la homilía de la misa que cada mañana oficia en la capilla de su residencia, Casa Santa Marta.

Francisco se inspiró en la primera lectura de la misa del apóstol Santiago en la que lamenta cómo son tratados los campesinos que trabajan la tierra para afirmar que "cuando las riquezas se consiguen explotando a la gente (...) esa gente se convierte en esclavos", según la transcripción de la homilía que publica Radio Vaticano.

"Pensemos en lo que ocurre hoy en día aquí, pero pasa en todo el mundo. Quiero trabajar. Pues bien, te hacen un contrato de septiembre a junio. Sin cotizar, sin seguro médico y en junio se te acaba y en julio y agosto tienes que comer aire y luego te vuelven a contratar en septiembre", dijo. Para Francisco, "estos son verdaderas sanguijuelas y viven de la sangre de la gente y crean esclavos del trabajo".

El papa argentino recuerda que una chica le contó una vez que había encontrado un trabajo de 11 horas al día a 650 euros y en negro y que le dijeron que si no le parecían bien las condiciones pues que se fuera porque había más gente que lo quería.

Jorge Bergoglio dijo en su sermón que se cree que la esclavitud no existe y sin embargo "está en nuestras ciudades", donde "se encuentran estos traficantes que tratan a la gente en el trabajo sin una justicia".

Francisco lamentó que haya quien "mata de hambre a la gente con el trabajo para obtener beneficio", insistió en que eso es un "pecado mortal" y que se necesita "mucha penitencia para convertirse de este pecado".

Dijo que se trata de un "tráfico de personas", como el que afecta a prostitutas, niños o el trabajo infantil, pero que se le considera "más civilizado".

Publicado en de la Iglesia

El papa Francisco pide a las parroquias e iglesias del mundo que no establezcan horarios de apertura al público, sino que mantengan abiertas sus puertas en todo momento.

Durante una misa celebrada en el Vaticano con motivo del Jubileo de los Diáconos, Francisco aseguró que "el siervo (de Dios) sabe abrir las puertas de su tiempo y de sus espacios a los que están cerca y también a los que llaman fuera de horario".

"Me sienta mal cuando veo horarios en las parroquias, 'de esta hora a esta hora', y después no se abre la puerta, no hay sacerdote, no hay diácono, no hay laico que reciba a la gente. Omitid los horarios", dijo ante los fieles que asistieron al evento en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

En su homilía, el papa Francisco se refirió a los diáconos para recordarles su "vocación de ministros de la caridad" y sostener que el buen diácono es aquel que es "manso de corazón" y que está disponible en todo momento para atender a los demás.

"El siervo aprende cada día a renunciar a disponer todo para sí y a disponer de sí como quiere. Si se ejercita cada mañana en dar la vida, en pensar que todos sus días no serán suyos, sino que serán para vivirlos como una entrega de sí", subrayó.

"Quien sirve no es un guardián celoso de su propio tiempo, sino más bien renuncia a ser el dueño de la propia jornada", agregó.

Publicado en de la Iglesia

La primera luna llena de la primavera marca la llegada de la Semana Santa. Así es para los católicos; pero no para otros cristianos como son los protestantes u ortodoxos. Una fecha que oscila entre los meses de marzo y abril, según el año. El próximo 2016, la Pollinica saldrá el 20 marzo. Pero esta realidad podría cambiar a medio plazo, pues la Iglesia está dispuesta a establecer una fecha fija para la Pascua, de manera que pueda ser festejada el mismo día por todos los cristianos. Este 2015, los católicos celebraron la Pascua el primer domingo de abril, mientras que en la iglesia oriental se celebró la semana siguiente. La propuesta es del Papa Francisco y fue dada a conocer durante su discurso ante los sacerdotes reunidos en el III Retiro Espiritual Mundial de Sacerdotes.

La fecha barajada para la Pascua, según insinuó el propio Bergolio, podría ser el segundo domingo de abril. Así, el Domingo de Ramos sería el primero y también afectaría al inicio de la Cuaresma, que comenzaría a principios de marzo. Esta fecha determina una fiesta de origen pagano como es el carnaval, y la celebración de Pentecostés, que es 50 días después de Pascua. La popular romería de El Rocío sería siempre en la segunda mitad de mayo, pasada la Divina Pastora y en torno a la fiesta de María Auxiliadora. Mientras que el Corpus y su octava caería a principios de junio. El resto del calendario litúrgico permanecería igual. Lo que sí cambiaría serían algunos festivos en España, relacionados con Pascua y Pentecostés.

Parece que corren buenos tiempos en lo que respecta a la salud de las relaciones entre el Vaticano y el patriarca ecuménico ortodoxo, Bartolomeo I de Constantinopla, así como con el patriarca Kirill de Moscú. El Papa ofrece esta iniciativa del cambio de fecha "como un don de unidad con las otras confesiones". No tiene demasiado sentido que todos los cristianos celebren anualmente la Resurrección de Jesucristo pero lo hagan en fechas distintas.

Publicado en Málaga

Cáritas Diocesana de Málaga ha atendido a un total de 17.772 unidades familiares en 2014, que demandaron, principalmente, ayudas para la alimentación, empleo, ropa, suministros y el pago de viviendas. Así, con motivo del día del Corpus Christi, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Málaga y vicario para la Acción Caritativa y Social, Gabriel Leal; el director de la entidad, Francisco José Sánchez, y el secretario general, Francisco Javier Jiménez, han presentado la campaña '¿Qué haces con tu hermano?', además de su memoria anual de 2014, donde se recogen estos datos.

Entre las cifras más destacadas, un 18,48 por ciento de las familias atendidas acudían a estos servicios por primera vez, mientras que el 26,86 por ciento lleva haciéndolo desde hace más de tres años.

Entre las principales demandas, sobresalen las ayudas en la alimentación (71,67 por ciento); empleo (37,35 por ciento), ropa (27,48 por ciento), suministros (37,18 por ciento) y el pago de vivienda (16,44 por ciento). Por consiguiente, desde Cáritas las respuestas que se han dado han sido manutención en alimentos (78,09 por ciento), suministros (29,80 por ciento), búsqueda de empleo (20,01 por ciento), gastos sanitarios (17,90 por ciento) y pago de vivienda (12,40 por ciento).

Mención especial merecen las personas que han necesitado ayuda con alguna cuestión relacionada con la vivienda, ya que un 59,46 de los que han acudido a la entidad lo ha hecho por esta causa.

De este modo, las ayudas para este tema --que abarcan tanto el pago de alquiler, como suministros y equipamiento de hogar-- han supuesto un 46,66 por ciento del total de ayudas concedidas, cantidad que asciende a 2,5 millones de euros; mientras que las ayudas para alimentación han supuesto el 35,13 por ciento del total. Por otro lado, el número total de respuestas y acciones que se han desarrollado en la Diócesis de Málaga supone más de 92.500.

 

Centro y otros proyectos

La entidad ha llevado a cabo una serie de programas y proyectos de intervención social en los que han participado más de 9.400 personas. Estas iniciativas están destinadas a distintos grupos de personas: infancia y juventud, mujeres, familias, inmigrantes, personas mayores y las que no tienen hogar, así como proyectos de desarrollo comunitario y de formación para el empleo o impulso del autoempleo. Para el desarrollo de las mismas, Cáritas ha destinado 451.278 euros.

Además, en los centros sociosanitarios han sido atendidas unas 285 personas. En total, la entidad dispone de cinco espacios a los que ha destinado 2,9 millones de euros. Entre ellos se encuentran los apartamentos Tomás de Cózar, las casas de acogida Colichet y Nuestra Señora de la Merced, el centro gerontológico El Buen Samaritano y el hogar Pozo Dulce. Por otro lado, en apoyo a proyectos de desarrollo en países con escasos recursos se han aplicado unos 215.280 euros.

Unos 4.663 socios y donantes han colaborado con su aportación con Cáritas, según los datos de la entidad. Asimismo, 1.494 personas trabajan para la misma, de los que 1.347 son voluntarios y 147 trabajadores contratados. La mayoría de estos últimos, en concreto 112, lo hacen en los centros sociosanitarios.

 

Ingresos

En 2014, las aportaciones de socios y donantes aumentaron en un 3,44 por ciento respecto al año anterior, alcanzando la cifra de cuatro millones de euros. Este hecho confirma "la generosidad de tantas personas que confían en Cáritas como cauce de solidaridad" y continúan sus aportaciones "en esta época de crisis", según han apuntado.

Así, la principal fuente de ingresos de la entidad son sus socios y donantes, que aportaron más de la mitad de los ingresos totales que percibió Cáritas, en concreto, 7,5 millones de euros.

Aparte de este dinero, Cáritas ha recibido 1,3 millones de euros en subvenciones y convenios; 1,1 millones en concierto de las plazas de residentes, y 891.741 euros procedentes por parte de las personas acogidas en los centros.

Publicado en Málaga

La cúpula de la Iglesia se reúne toda la semana para tratar sus posiciones sobre temas relacionados con la familia. Hasta 253 participantes acoge el Aula del Sínodo en el Vaticano. Después elaborararán un documento conjunto con las conclusiones. 

El papa Francisco dejó claro en su intervención que quiere que todos hablen con libertad y digan lo que sientan, pero también respetando las opiniones de los demás. Según Francisco, en el consistorio de cardenales de febrero, uno de los prelados le escribió para decirle que algunos no "habían tenido el valor de decir todo lo que pensaban, al creer que el Papa pensaba de manera diferente a ellos".

Y por ello, indicó que "esto no está bien", y que una verdadera "sinodalidad" es "hablar claro" y "decir todo lo que se siente", pero al mismo tiempo "acoger con el corazón abierto lo que dicen el resto de hermanos".

El debate no será público y solo se conocerán los temas tratados, pero en la "relatio disceptationem", texto que engloba las posiciones de partida y que fue leído ayer, se declaró que una posición común es que "los divorciados pertenecen a la Iglesia y no hay que discriminar a los homosexuales".

 

Amplio consenso

En el texto introductorio, que fue leído por el relator general del Sínodo y presidente de los obispos europeos, el húngaro Peter Erdo, se constata que existe un amplio consenso "respecto al hecho de que las personas de tendencia homosexual no deben ser discriminadas, como recalca también el Catecismo de la Iglesia Católica".

Pero también que "no se espera una equiparación de estas relaciones (homosexuales) con el matrimonio entre hombre y mujer".

Otro de los temas más controvertidos que se afrontará será el de los divorciados que se han vuelto a casar, pero de la relación introductoria de este lunes surgió que "es uno de los desafíos pastorales más apremiantes" y que "la pastoral de la Iglesia debería hacerse cargo de estas personas de modo particular".

"Los divorciados vueltos a casar por lo civil pertenecen a la Iglesia. Necesitan ser acompañados por sus pastores y tienen derecho a ello. Se les invita a escuchar la palabra de Dios, a participar en la liturgia de la Iglesia, en la oración y a realizar obras buenas de caridad", se afirma.

Publicado en Málaga

Cáritas ayudó a más de dos millones y medio de personas en España en 2013 (600.000 más que en 2012), en lo que invirtió 263 millones de euros, gracias al incremento de las aportaciones privadas, porque los fondos públicos recibidos son los más bajos de los últimos cinco años. Según la Memoria Anual, Cáritas Española invirtió 15 millones más que el pasado año en asistencia social, sumando un total de 291 millones -28 en cooperación internacional y 263 en proyectos españoles-, que dedicaron a 2.513.563 personas en España y 2.509.771 en otros 40 países. De total de los fondos, el 75% proceden de aportaciones privadas (218.290.147) y el resto de fondos públicos (73.055.970).

El número de familias que están recibiendo apoyo de la organización católica se mantiene en torno al millón, aunque han aumentado las personas atendidas porque los hogares son cada vez mayores y sus miembros tiene más problemas. "Cada vez hay más personas beneficiadas pero no crece el número de los hogares atendidos". La crisis "se está cebando en las familias más numerosas o con miembros dependientes", ha explicado Sebastián Mora, el secretario general de Cáritas, quien ha añadido que además, estos núcleos familiares "acumulan más problemáticas". Para el responsable de Cáritas, "es el momento de tener políticas sociales y de familia valientes" para que las personas vulnerables no se queden "a un lado de la orilla, mientras la sociedad camina sin mirar atrás".

Mora ha destacado el aumento de los fondos privados en 25 millones de euros, respecto a 2012, y en 75 millones en los últimos cinco años (una subida del 52%). Sin embargo, ha lamentado la caída de los recursos públicos destinados a Cáritas, que ha sido de 10 millones de euros respecto al año anterior, principalmente del ámbito autonómico y local. Ha reclamado que cualquier política cultural, social o educativa incorporen indicadores para medir cómo afecta a los más pobres y ha insistido en la propuesta de crear una renta mínima para 740.000 hogares sin recursos. Cáritas ha destinado en los últimos cinco años 1.300 millones de euros en España, ha recordado Mora.

Además, la Memoria de Cáritas destaca el aumento de voluntarios, que ascienden a 78.000, lo que significa un aumento del 30% en los últimos cinco años (18.000 personas solidarias más). Por comunidades autónomas, el mayor número de voluntarios están en Andalucía (12.025), Cataluña (11.452) y Madrid (11.036). La respuesta de Cáritas ante los problemas de precariedad de las familias se ha centrado en los capítulos de empleo, acogida y vivienda. Además, esta organización también ha seguido reforzando las acciones para mayores, personas sin hogar, familia e inmigrantes. "Un año más Cáritas ha invertido más dinero porque ha recibido más dinero", ha dicho el presidente de Cáritas, Rafael del Río, quien ha reconocido sentirse "a veces impotente por no poder atender a todos los que demandan ayuda".

Para el obispo de Sigüenza-Guadalajara y responsable de Cáritas en la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Atiliano Rodríguez, "la Iglesia tiene que felicitarse porque a través de Cáritas está mostrando un aspecto de la evangelización que es fundamental: el amor a los necesitados".

Publicado en Málaga
Lunes, 08 Septiembre 2014

Un tiempo nuevo

Pocos cursos se inician con más cambios y políticas por definir que este que comienza, el primero de la era post Rouco. El nuevo aire que sopla desde Roma parece llegar a España, cuyos cambios coinciden con el inicio del reinado de Felipe VI. En la curia española cabe hablar de evolución más que de revolución. Como sea, son señales de aperturismo tras la ultraortodoxia impuesta Rouco Varela durante 24 años.

Sin embargo, el viento dentro de la diócesis malagueña parece soplar en dirección contraria. En la actualidad, Málaga puede considerarse como uno de los grandes bastiones conservadores. Habrá que ver cómo evoluciona con los últimos nombramientos producidos en la alta curia y tras ver Jesús Catalá como se le cierra la puerta a un posible 'ascenso' a la Archidiócesis de Valencia.

El curso arranca con las miradas puestas en la próxima primavera. Para muchos la cuenta atrás no será el Domingo de Ramos, sino la cita con las urnas. Dobles comicios que marcarán los próximos meses: elecciones municipales y en San Julián.

El Partido Popular (PP) gobierna en el Ayuntamiento de Málaga desde 1995 y las encuestas vuelven a dar mayoría a los populares, aunque las diferencias se ajustan respecto a los últimos sufragios. El gran pulso será por la Diputación, que los socialistas (PSOE) aspiran a recuperar. En medio de esta pugna política, los cofrades son un nicho de votos que todos quieren conseguir, con el riesgo de politización que supone. Las cofradías hacen ciudad y no deben aceptar chantajes de ningún color. Todo lo contrario, colaborar siempre con las administraciones pero hablar claro cuando sea necesario. La Agruapación de Cofradías -por ejemplo- nunca llegó a pronunciarse públicamente sobre el caso del uso de la cera en las procesiones.

En los últimos tiempos, han existido cameos sin precedentes del PP en espacios cofrades. La habilidad de los populares o intereses personales por descubrir, han hecho posible fotografías que nunca debieran de haberse producido. Hay voces internas del propio partido que apuestan por varios cofrades reconocidos en la ciudad para las próximas listas electorales. El propio presidente del ente agrupacional, Eduardo Pastor, es uno de los que están en las quinielas.

La carrera por el sillón de San Julián irá en paralelo. Pastor ya hizo la pasada primavera el primer movimiento. Pidió una prórroga de 15 meses en la Sentencia para llegar a estos comicios de junio como hermano mayor. En apenas dos años, el equipo de gobierno de la Agrupación de Cofradías ha vivido momentos de cambios virulentos, amén de hacer realidad grandes retos como la Mater Dei. Si alguien se atreve a dar el paso al frente, compañeros de viaje a buen seguro que no le faltarán en la oposición.

Comienza un tiempo nuevo con proyectos de ciudad por definir, que pueden a marcar el devenir de la Semana Santa. Como la reordenación del entorno de la Catedral. También la llegada del Metro a la Alameda. Estos meses preelectorales serán claves y hay que estar preparados.

Publicado en Opinión / Editorial

El Papa Francisco propuso en la Misa matutina del primer viernes de septiembre celebrada en la Casa Santa Marta dejar a un lado las "estructuras caducas" de la Iglesia porque "no sirven".

"A vinos nuevos, odres nuevos. Y por ello, la Iglesia nos pide a todos cambios. Nos pide dejar a un lado las estructuras caducas: ¡No sirven!", subrayó el Pontífice, según informa Radio Vaticana.

En este sentido, invitó a los fieles a "no tener miedo de cambiar las cosas según la ley del Evangelio" y explicó que el Evangelio es "novedad, fiesta y libertad" y solo se puede vivir plenamente en un corazón "alegre y renovado".

El Papa recordó que, antes de la llegada de Jesús, el pueblo vivía "prisionero" de las "pequeñas leyes" marcadas por los doctores de la ley y que es "liberado" por Jesús cuando lleva la ley a su "plenitud" con las bienaventuranzas y la ley del amor.

Publicado en Málaga
Domingo, 13 Abril 2014

La cara social de la Iglesia

Los malagueños volverán a salir al encuentro de sus devociones. Como cada año, las cofradías se fundirán con el pueblo en el mejor ejemplo de catequesis pública. Llega el Domingo de Ramos tras toda una caza de brujas vivida durante la Cuaresma. Varias cofrades se quedarán sin poder sacar a sus titulares, sin que nadie diga nada. Un hermano mayor ha tenido que dejar el cargo por presiones episcopales, por el hecho de fracasar en su matrimonio. Hay otros tantos advertidos y podría haber movimientos llegada la Pascua. El colectivo de homosexuales ha sido vilipendiado gratuitamente en varias ocasiones por la alta curia malagueña. Un joven de 23 años fue 'ajusticiado' a la vista de todos como medida ejemplarizante. Son públicos los flirteos políticos existentes en San Julián. Y así llega esta jornada de Palmas, tras una Cuaresma turbia donde la preparación a la Pascua quedó en un lugar muy discreto.

Pero la ciudad volverá a demostrar que está por encima de sus cofrades, de sus cofradías y –por supuesto– de las cosas de Palacio. Mientras corría la tinta narrando sucesos de tintes políticos, con la bandera de la Fe como excusa de la 'Santa Cruzada', en una calle cualquiera de la Trinidad dos devotas se citaban para el Lunes Santo. Su devoción está por encima de las directrices que Jesús Catalá es capaz de marcar en un centro escolar ante un auditorio lleno de adolescentes.

La Iglesia va tomar las calles de Málaga para conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Porque los cofrades son tan Iglesia como aquellos que interpretan la Ley de Dios sin contar con el prójimo. Sentados en un despacho. Quienes vacían los templos. Ahí está uno de los problemas de parte de la alta curia española. Dentro de la propia Iglesia, cada vez encuentran más voces disonantes; y los aires que llegan desde Roma parecen alimentar un espíritu renovador. Por momentos, evidencian sentirse acorralados y ésta podría ser la lectura de los últimos golpes en la mesa dados en Málaga. Tras la 'jubilación' de Antonio María Rouco, sus delfines no seguirán escalando.

Si quitamos todas las capas de cualquier complejo tratado teológico, queda Jesucristo. "Ámense unos a otros, como yo los amo a ustedes. No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos, si cumplen lo que les mando... Y yo les mando esto: que se amen los unos a los otro" (Jn 15,12-14.17). Las cofradías tomarán las calles desde este Domingo de Ramos para llevar a cada rincón de Málaga un mensaje de amor fraterno. Son la cara social de la Iglesia, la que es capaz de llegar realmente al pueblo. Toca salir y dar testimonio de aquel que "amó hasta el extremo" (Jn 13,1).

Publicado en Opinión / Editorial
Página 1 de 2
Publicidad - elcabildo.org

Galerías

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga