Sábado, 20 Enero 2018 | Actualizado 20/01/18

Faltan
64 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
OPINIÓN / TRIBUNA

Las cubiertas de la Catedral de Málaga han sido visitadas hasta noviembre de este año por 19.836 personas, por lo que, según las previsiones, al terminar el año podrían llegar a unas 22.000 visitas. Según los datos aportados a Europa Press, el 22,76 por ciento de los visitantes proceden de España y el 10,60 por ciento de Italia. De igual modo, el 9,13 por ciento son visitantes de Alemania; el nueve por ciento proceden de Reino Unido; el 8,37 por ciento de Francia y el 6,95 por ciento de Holanda.

Inicialmente, se proyecta una visita cuyo recorrido se realiza a través de la escalera de la torre norte, del siglo XVIII, las terrazas intermedias de las capillas y la escalera de uno de los cubillos del siglo XVI.

Así, el visitante, al recorrer este camino, sube a una altura de casi 50 metros con más de 200 escalones y una vez llegados a las bóvedas puede ver el paisaje que se divisa desde la Catedral.

Publicado en Málaga

El tradicional concierto de Navidad de la Catedral, con el título 'Desde Málaga esta noche', se centrará este año en los villancicos de Juan Francés de Iribarren, maestro de capilla del templo entre 1733 y 1767, de cuyo fallecimiento se cumplen 250 años. La cita será este miércoles, 20 de diciembre, a partir de las 20.00 horas. La entrada será libre hasta completar aforo.

El repertorio lo forman villancicos del organista segundo de la Catedral, Antonio del Pino, quien destaca que la edición de este año “va a sorprender por la frescura, lo atrevido y brillante de la música y las letras”.

“Es un Iribarren distinto al perfil culto puesto en valor en la obra editada por la Orquesta Filarmónica de Málaga”, subraya Del Pino, quien considera que con conciertos como estos, “el público puede comprobar que eran autores muy cercanos y muy versátiles”.

Durante el concierto se cantará un poema popular al que Iribarren puso música y donde se cuenta el regalo que cada barrio de Málaga, en el siglo XVIII, lleva al portal de Belén.

Publicado en Málaga

Las cofradías sólo hablan del primer templo de la Diócesis si es para dibujar un nuevo Recorrido oficial. Pero la Catedral tiene un problema que requiere de una solución más pronto que tarde. Con una sola puerta, resulta problemático el acceso de tres cofradías de forma consecutiva, como ocurre el Viernes Santo. En el caso del Domingo de Ramos, complica los horarios. Bien se trata de abrir otra puerta para el acceso de las cofradías que lo requieran o se realiza una mejor organización de los horarios. Pero la estación de penitencia en la Catedral de cualquier hermandad debe ser prioritario a la hora de organizar los horarios de las distintas jornadas de la Semana Santa. Desde que se abrió la Catedral para las cofradías en 1988, sólo ha habido un 'presidente catedralicio' (Clemente Solo de Zaldivar). Ojalá esta no sea la explicación a afrontar un verdadero problema que no encuentra solución.

 

Para leer los 15 retos del mundo cofrade malagueño pincha aquí.

 

Publicado en Málaga

En las últimas semanas, un nuevo modelo de Corpus ha sido motivo de debate en distintas esferas oficiales. Finalmente, todo seguirá igual, para bien o para mal. Lejos de lo que pudiera pensarse, puestos a realizar cambios, nadie habló ni de enriquecer el cortejo con santos vinculados a la historia de la ciudad, ni de una nueva disposición de la comitiva, ni de mejorar las vísperas, ni de potenciar la comunicación o fomentar el engalanamiento de la ciudad… La propuesta pasaba por un cortejo más reducido, entre otras cosas, para finiquitar antes el trance. Este Corpus alternativo reducía la presencia cofrade en el cortejo a una pareja de cirios por hermandad, pero las hacía presente durante el recorrido en un pasillo de guiones por todas las calles, obligando al público asistente a presenciar la comitiva en segunda fila. Finalmente todo seguirá igual.

Tampoco se cambiará el itinerario, sobre el que también ha existido debate. En este sentido, existía una propuesta que suponía ampliar el trazado en unos 100 metros. Ésta consistía en sustituir el paso por Sancha de Lara por Strachan y al llegar a la torre sur de la Catedral, seguir por el Postigo de los Abades y bordear el templo subiendo por la calle Cañón, Císter, Santa María y Molina Lario para llegar a la plaza del Obispo.

Publicado en Málaga

La Catedral acogerá una exaltación de la saeta, tras llevar veinte años sin celebrarse. 'Saeta, oración cantada', nombre del evento, contará con saeteros malagueños de primer nivel. Será este sábado, 4 de marzo, a las 20.30 y ha sido organizado por la peña Recreativa Trinitaria y el Cabildo Catedralicio. La exaltación correrá a cargo del cofrade Carlos Luis Martínez y será presentado por Augusto Pansard. El flamencólogo Gonzalo Rojo conducirá el acto.

La asistencia es con rigurosa invitación, que se pueden adquirir desde el día 27, en horario de 18 a 21 horas, en la sede de la peña trinitaria. Además, el mismo día del acto, a las 20.20 horas, se abrirá la puerta de la Catedral de la plaza del Obispo para que el público pueda acceder sin invitación hasta completar el aforo.

Publicado en Málaga

En Córdoba se acaba de desbloquear un culebrón a tres bandas y en Málaga aún se aguarda para correr un simple cerrojo y plantar una rampa. La Junta de Andalucía, a través de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de aquella ciudad, ha dado el plácet definitivo a la apertura de una segunda puerta de acceso para las hermandades a la Mezquita-Catedral.

Y se lleva a cabo tras todo un culebrón que se remonta a 2011, en que el Cabildo Catedral propone la eliminación de una de estas celosías de madera de cedro para permitir la entrada de las hermandades por un punto distinto que el de salida.

Tras una primera negativa de la Junta de Andalucía, la institución pública y el Cabildo Catedral cordobés presentaron una propuesta conjunta que implicaba hacer una réplica de la celosía a eliminar, una de las cuatro levantadas en los setenta por el arquitecto Rafael de La-Hoz para cerrar los vanos que aún unían el interior de la Mezquita con el Patio de los Naranjos.

Las alegaciones presentadas por la familia del arquitecto, ya fallecido, no han prosperado y, para colmo, el Icomos, que es el organismo que asesora a la Unesco en materia de patrimonio, no ve perjuicio alguno en la sustitución de esta celosía. Por ello, el pasado 10 de diciembre trascendía que habrá vía libre para abrir la segunda puerta de la Mezquita-Catedral.

Así las cosas, la ciudad de Córdoba afronta una nueva Semana Santa en toda regla, no sólo con este nuevo acceso, sino con la inclusión de la Mezquita como parte de una nueva carrera oficial, que se aprobó en octubre con independencia de que prosperase la segunda puerta. La carrera oficial traslada su corazón a la zona catedralicia en perjuicio del centro civil: la calle Claudio Marcelo y la célebre plaza de las Tendillas. Hasta entonces, Córdoba presentaba un modelo similar al malagueño: la estación penitencial en la Catedral era voluntaria y no la realizaban todas las hermandades.

Las cofradías cordobesas, de esta forma, accederán al Patio de los Naranjos por la llamada Puerta del Perdón (a los pies de la torre, en la calle Cardenal Herrero). En dicho patio se encuentran los dos accesos al interior catedralicio, uno para entrar y otro para salir. Después, abandonarán el Patio de los Naranjos por la Puerta de Santa Catalina, en la calle Magistral González Francés.

¿Postigo de los Abades o plaza del Obispo?

Mientras tanto, en Málaga, aunque no es recorrido oficial, un total de quince cofradías hacen estación de penitencia (Dulce Nombre, Humildad, Salutación, Salud, Pasión, Crucifixión, Dolores del Puente, Penas, Mediadora, Salesianos, Santa Cruz, Viñeros, Dolores de San Juan, Descendimiento y Monte Calvario) y otra entra completa a excepción de los tronos, que es Estudiantes. También Vera+Cruz sigue luchando por hacerlo en la madrugada del Jueves al Viernes Santo.

La única puerta habilitada actualmente es la del Patio de los Naranjos y existen otras tres disponibles: la principal, que da a la plaza del Obispo; la del Postigo de los Abades y la de los jardines del Sagrario. Aunque de la última apenas nada, de todas se ha venido hablando, pero de momento ninguna se abrirá para las cofradías en Semana Santa.

Publicado en Málaga
Sábado, 12 Noviembre 2016

Una Catedral de malagueñas maneras

La Catedral de Málaga tiene un defecto casi incurable: destaca demasiado, y eso en esta ciudad solo es foco de problemas, ya puedes contar todas las catedrales mancas del mundo que hay o a medio a hacer o las que le faltan cuatro retoques decorativos, que la nuestra es la única, mira tú qué desgraciaitos que semos, que representa los siete pecados capitales, eso como mínimo, de ahí pa’rriba, porque no tenemos perdón de cómo la tenemos de dejá y maltrecha

Llega un momento en el que esas sesudas reflexiones, que resultarían insultantes a oídos de cualquiera, hay que tomárselas a guasa o comulgar con Jorn Utzon, el autor de la Ópera de Sidney, “Las grandes obras deben quedar inacabadas”. El valor arquitectónico de una obra está en la maestría con la que está construida, no en si está completa. La Catedral de Málaga es una soberbia obra arquitectónica, más aún su última fase de la mano del maestro mayor Antonio Ramos Medina, cuyo ensayo sobre la gravitación de los arcos es considerado la cota más alta alcanzada por la ciencia arquitectónica española de la Edad Moderna sobre la problemática de la mecánica del edificio para la resistencia de las estructuras.

Pero pongamos la primera piedra antes de irnos al tejado. En marzo de 1528 el Cabildo catedralicio aprueba el proyecto presentado por el maestro mayor Enrique Egas para la construcción de la nueva Catedral, pues hasta ese momento se estaba construyendo la que tendría como fachada principal la actual puerta del Sagrario. La llegada en 1550 de la maqueta realizada por Andrés de Vandelvira, junto con la presentada por Diego de Vergara, maestro mayor en ese momento de la Catedral, deciden la solución de la cubierta. Estas maquetas fueron encontradas en el derribo de las casas que ocupaban calle Cañón, fueron restauradas y expuestas en la Alcazaba, y próximamente volveremos a disfrutarlas en la Aduana. No sería hasta 1583 cuando se empieza a cubrir la cabecera, aplicando la tradición constructiva habitual en el gótico mediterráneo y que aún continuaba en el siglo XVI, en la que la fábrica de piedra de las bóvedas se cubre exteriormente por una lámina de ladrillo, dejando las cubiertas aterrazadas y transitables, lo que facilita su mantenimiento y limpieza. Además cumplían una misión defensiva, como demuestra el caso fortificado de Almería o la misma cabecera de gárgolas cañoneras de nuestra Catedral, así como la seguridad de no sufrir incendios en ataques que arruinaran la obra. Este tipo de cubierta se encuentran en multitud de catedrales (Sevilla, Barcelona, Valencia, Almería, vieja y nueva de Cádiz, etc.), además de multitud de ejemplos en otros países del Mediterráneo, así como en Canarias y la América hispana.

En 1587 el hijo de Diego de Vergara, de igual nombre, termina de cerrar el crucero y retira andamios y cimbras. El obispo García de Haro estima suficiente la obra para la Málaga de entonces y paraliza la construcción. La Catedral se consagra el 31 de agosto de 1588, quedando en el mismo estado que hoy tienen otras catedrales como la de Plasencia o Utrecht. Precisamente la Catedral de Plasencia también paraliza las obras en 1578 y por la misma causa por las que realmente se pararon en Málaga, por falta de fondos, y también trabajaron entre otros, Enrique Egas y Diego de Siloé. Pero la que me interesa es la de Utrecht, la Catedral de San Martín, que en 1674 sufrió el desplome de la nave central a causa de un tornado. Eso mismo pudo ocurrir tras el seísmo de 1680 en el que la grieta del arco toral del crucero aparecida en 1610, puso en peligro toda la obra. Las prisas en Málaga no son seña de identidad y hasta el informe del ingeniero del puerto Bartolomé Thurus en 1719, que pronosticaba el derrumbamiento de no proseguirse la obra, no decidió el Cabildo catedralicio continuar con la construcción. El encargado de ello sería el maestro mayor José de Bada, que también lo era de Granada y donde residía, que pondría la primera piedra de la nueva fábrica el 21 de mayo de 1721, la cual reposa bajo la torre sur, curiosamente.

A partir de 1753 se empiezan a cerrar las bóvedas, cuyo trabajo dirigió casi exclusivamente Antonio Ramos, ya que Bada acudía esporádicamente, la última en mayo de 1755 cuando aún no estaban completamente cerradas las bóvedas principales. A finales de ese mismo año fallece en Granada José de Bada y comienza la tortuosa historia del malagueño Antonio Ramos, que solicita al Cabildo el nombramiento como maestro mayor de la Catedral con el aval de que su maestría había pasado la terrible prueba del terremoto de Lisboa. Se le concede en 1760 después del inmejorable informe que dio sobre él Gaspar Cayón, maestro mayor de la Catedral de Cádiz: “...merece el que V.S. haga toda la confianza en su habilidad”.

La obra en 1763 estaba lista para unirla a la fábrica del siglo XVI y derribar los murallones que separaban las dos partes. Sin embargo, Antonio Ramos hizo un informe por el que proponía primero terminar la fachada, la cual contribuiría a contrarrestar el empuje y peso de los arcos y bóvedas. El Cabildo estaba deseoso de unir la obra, por lo que sometió el informe a la opinión del coronel de ingenieros José Lacroe, quien denunció que los arcos de las naves se habían cargado excesivamente con cadenas de sillería, es decir, que la obra se vendría abajo. Lacroe recibió seis jamones y una caja de vino francés por sus equivocadas consideraciones. Antonio Ramos se defendió con la solución dada a la grieta del arco del crucero, que desde 1680 amenazaba la ruina de la obra vieja, al crear un sobrearco de singular invención, de tal modo que el arco viejo no recibiera más peso que el suyo propio y así evitar el peligro que amenazaba. Sin embargo el Cabildo ante tan contradictorios informes solicita un arquitecto al Secretario de Estado, Ricardo Wal, el cual recomienda a Ventura Rodríguez, el cual llega a Málaga el 12 de mayo de 1764 y tras examinar la obra y realizar informe, regresa a Madrid el 1 de julio. El Cabildo mandó entonces continuar las obras sin modificaciones ni corrección de errores al informe inicial de Antonio Ramos.

¿Por qué plantea entonces Ventura Rodríguez la cubierta de teja? En enero de ese mismo año de 1764 se produce en Málaga una de las más grandes inundaciones de agua y fango, lo que sin duda debió influirle en su apreciación sobre la solución de la cubierta, si bien la razón principal del tejado de madera era rebajar las cadenas de los arcos, es decir, se queda en una posición intermedia entre las tesis de Lacroe y la obra ejecutada por Ramos, aunque reconoce que si no se hace el tejado propuesto, no se rebajen las cadenas, ni siquiera en parte. Así en 1768 quedan unidas definitivamente las dos partes de la obra conforme al planteamiento que realizó Antonio Ramos y avalaba Ventura Rodríguez. A partir de aquí, la culminación en 1779 de la torre norte sería la última obra importante de construcción.

Antonio Ramos Medina, malagueño y maestro mayor de la Catedral de Málaga desde 1760, murió el 27 de noviembre de 1782, cinco meses después de que el Cabildo catedralicio dictaminara la suspensión de las obras. Poco antes de fallecer el Conde de Galvez, don José de Galvez, escribía de él: “es uno de los mejores arquitectos que tenemos en España”.

Antonio Ramos Medina no tiene ni una calle en su ciudad, demostración de lo desgraciaitos que semos para reconocer a uno de nuestros más ilustres maestros.

Publicado en Opinión / Tribuna

La Catedral de Málaga, cuya construcción se paró hace 234 años y falta por terminar una de sus dos torres, por lo que muchos le llaman "la Manquita", lleva tiempo generando debate sobre si debe acabarse y ahora proponen que se logre en seis meses ante el próximo quinto centenario de su inicio y la bendiga el Papa.

Siete millones de euros es el coste de esa actuación que plantea la Asociación Ciudadana Málaga por su Catedral, cuyo presidente, el arquitecto e ingeniero industrial Diego Estrada Fernández, pide "voluntad política y voluntad religiosa" para acometer esta obra, que -a su juicio- la convertiría en "la joya del Renacimiento".

Convencido del proyecto mucho antes de que se creara esa asociación en el 2012, Estrada rechaza que la ausencia de distintos elementos arquitectónicos en ese gran templo, como el último tercio de la segunda torre, pueda ser un emblema de la ciudad, ya que -al contrario- lo considera "un símbolo de la dejadez del malagueño".

Demanda mayor interés por parte de las instituciones, a las que tacha de "impasibles", desde la Unión Europea hasta el Obispado de Málaga e incluidos el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento.

También plantea la necesidad de crear una fundación que canalizase las donaciones de la población malagueña, lo que considera fundamental en este proceso y que supondría beneficios de deducciones fiscales para los donantes.

Sostiene que la finalización de la Catedral -cuya edificación arrancó en 1528- podría llevarse a cabo con materiales constructivos de la provincia y que no sería necesario pedir un nuevo permiso de obras, ya que solo resta por hacerse "un 10 por ciento de ella".

Precisa que no se trataría únicamente de concluir la segunda torre -el elemento más visible-, sino también de hacer lo propio con la cubierta a dos aguas, la sacristía, el panteón de canónigos y obispos o la balaustrada perimetral con sus correspondientes estatuas.

Sobre la situación actual de sus reivindicaciones, ve "factible" el proyecto y entiende que no se debería entrar en un "concurso de ideas" al respecto, al tiempo que demanda como necesario para su inicio que el Obispado dé "un paso al frente".

Publicado en Málaga

La patrona de Málaga y su Diócesis es el resorte que manda iniciar el nuevo curso cofrade tras el verano. Santa María de la Victoria ya está en la Catedral para el inicio de su tradicional novena, tras el traslado llevado a cabo en la mañana del pasado domingo 28 de agosto.

La bajada del camarín, en la tarde del sábado, fue el primero de los actos que preparan el camino para la solemnidad de la Virgen de la Victoria, el próximo 8 de septiembre, jueves y fiesta local. Tras la misa parroquial, la talla que la ciudad venera desde la conquista cristiana en 1487, fue llevada a sus andas de traslado a través de la nave principal de su basílica y santuario.

El domingo 28, a las ocho y media de la mañana, tuvo lugar el tradicional rosario de la aurora de bajada hasta la Catedral de la Encarnación, lugar al que llegó para la posterior eucaristía de las 10 de la mañana.

El martes 30 de agosto arranca la tradicional novena con la presencia de la Virgen de la Victoria en el altar mayor. Los cultos arrancarán a las 19.30 horas todos los días con el rezo del santo rosario. La eucaristía posterior será predicada por el delegado de hermandades y cofradías, Antonio Coronado Morón. Se da la circunstancia de que Coronado ha sido hasta la fecha el párroco de la Victoria y San Lázaro hasta el nombramiento de Alejandro Escobar para este nuevo curso que arranca.

Únicamente el primer día de novena, martes, no habrá eucaristía, rezándose en su lugar solemnes vísperas con motivo de la solemnidad de la dedicación de la Catedral de Málaga, que tiene lugar cada 31 de agosto.

La imposición de medallas a los hermanos está prevista para el 5 de septiembre y la presentación de los niños para el día siguiente, a las seis de la tarde.

El día 8 de septiembre, solemnidad de Santa María de la Victoria, tendrá lugar la misa estacional que celebrará el obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, a partir de las 11.30 horas de la mañana. Además, también habrá misas a las 9 y 10 de la mañana. La Virgen retornará a su Santuario en procesión solemne a partir de las 19.30 horas.

Publicado en Málaga

La Agrupación de Cofradías busca alternativas a la primera opción de Recorrido oficial planteada por Rafael López Taza y la plaza de la Marina vuelva a cobrar peso, como ya tenía en algunos planteamientos realizados desde el inicio del debate. El hermano mayor de la Sagrada Cena, quien estudia todas las alternativas junto al presidente de la comisión de Horarios e Itinerarios, José María Souvirón, puso sobre la mesa la opción de partir la calle Larios en dos tramos, de modo que se bajase un tramo y se subiese otro. El planteamiento era entrar por la Plaza de la Constitución y bajar Larios hasta Liborio García y seguir por Mesón de Vélez, Antonio Baena, Martínez, Atarazanas, Torregorda, Alameda Principal, rotonda del Márques de Larios para volver a subir Larios y seguir por la calle Bolsa y terminar en Molina Lario junto a la torre manca sur de la Catedral. Esta idea no ha terminado de convencer a las cofradías, aunque la prioridad de los responsables de elevar una propuesta en San Julián sigue siendo iniciar el Recorrido oficial en la plaza de la Constitución y terminarlo en los aledaños de la Catedral. La citada propuesta también encontró el rechazo de gran parte del sector hostelero.

Aunque todo está en proceso de estudio y se están barajando múltiples opciones, la propuesta de Recorrido oficial que cobra más fuerza -también la más sencilla si se quiere finalizar en la Catedral sin perder la plaza de la Constitución- pasa por bajar la calle Larios hasta la plaza de la Marina y subir Molina Lario. En torno a ésta caben giros de tuerca como salir por la calle Martínez en busca de la Alameda antes de tocar la plaza de la Marina. Los responsables saben que toda propuesta debe ir de la mano de alternativas de entrada y salida para las distintas cofradías. En ello trabajan Souvirón y López Taza. Durante el verano se sucederán encuentros por jornadas de la Semana Santa para ir sondeando las sensibilidades de las distintas cofradías ante un posible cambio.

 

Una reorganización integral de la Semana Santa

La propuesta de nuevo Recorrido oficial se enmarca en un proyecto de miras mayores que pasa por elaborar un Plan director de la Semana Santa de Málaga. El itinerario es la piedra angular sobre el que gira todo, pero la Agrupación de Cofradías pretende crear un documento que regule un plan de evacuación del centro histórico y otros aspectos relacionados con la seguridad; presencia de medios de comunicación, especialmente de las televisiones; y otros asuntos de convivencia con la ciudad.Sería una utopía que todo fuese una realidad para la Semana Santa 2017, dado que 41 cofradías han de cuadrar todos sus horarios y dar por buena una reforma tan ambiciosa, pero con independencia del Recorrido oficial, el objetivo sí es sacar adelante las primeras medidas del futuro Plan director de la Semana Santa de Málaga.

Publicado en Málaga
Página 1 de 7
Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga