Miércoles, 17 Enero 2018 | Actualizado 17/01/18

Faltan
67 
días para el Domingo de Ramos
Ir a calculadora
×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".
OPINIÓN / BLOGOSFERA
Publicado en Semana Santa del ayer

El primer cartel

Aldo Durán | Martes, 12 Enero 2016
Cartel de 1921, de José Ponce. Cartel de 1921, de José Ponce. EL CABILDO

Desde el nacimiento de la Agrupación de Cofradías en el mes de enero de 1921, la labor propagandística tuvo gran importancia, constituyendo el cartel anunciador una de sus principales vertientes, siendo los carteles distribuidos por el territorio nacional a través de agencias publicitarias contratadas al efecto. Sin embargo, la propaganda de la Semana Santa de aquel año no fue tan amplia como en los años posteriores por una sencilla razón, la falta de tiempo. En las primeras actas no consta referencia alguna al encargo de un cartel oficial, aunque sí conocemos por actas posteriores que hubo movimientos al respecto. Así, pasada dicha Semana Santa se acuerda dar las gracias al señor Alcalá por su donativo y facilidades en la confección de los carteles. Los talleres de Alcalá constituyeron, desde su fundación en 1876 por lo hermanos Rafael y Enrique Alcalá, uno de los pilares de las artes gráficas de Málaga, gozando de un gran prestigio no sólo en la ciudad, sino en todo el país.

Los encargados de realizar las gestiones fueron Alberto Torres de Navarra (El Rico) y Manuel Nogueira (Esperanza). Ello, unido a la existencia de una pintura anunciando las "Fiestas de Semana Santa" del año 1921, nos lleva a poder considerar que este fuera el primer cartel, digamos oficioso, de la Semana Santa de Málaga.

Esta obra fue adquirida por el Museo de Artes Populares a principios de la década de los setenta del pasado siglo, lo que posibilitó su restauración. Su autor es José Ponce Puente (1862-1931), pintor malagueño discípulo de Ferrándiz y de Muñoz Degrain, que ejerció como profesor de la Escuela de Artes y Oficios. Manuel Prados lo calificó en 1933 de pintor fecundo, pundonoroso, enamorado de su oficio, "aunque alguien le haya considerado más pobre de afición que de aptitudes. La inquietud de sus pinceles es característica en toda su labor artística. Parecía que en cada nuevo intento se superaba a sí mismo, tomando del ambiente nuevos anhelos, nuevas ideas, para traducirlas en un honrado proceso de evolución estética."

Sin embargo, ha sido calificado por muchos críticos de un pintor de calidad irregular, siendo algunas de sus obras de gran maestría y otras de inferior realización. Obtuvo recompensas oficiales muy estimables, como la medalla de primera clase en la Exposición Regional de 1893. Antes de recibir el posible encargo de la Agrupación, realizó el cartel de las Grandes Fiestas de agosto de Málaga del año 1907.

 

2016 01 12 carteles19021922

 

Es innegable la influencia del cartel de feria malagueño de finales del XIX y principios del XX en el cartel de la Semana Santa de 1921. Se asemeja a las escenas costumbristas del cartel de feria, con una elegante mujer en una pose sensual y mística, a la vez, en primer plano, y una vista de la ciudad, con el mar y la catedral como elementos típicos, en segundo plano. La iconografía de Semana Santa es más bien escasa en ese cartel, limitada a la mantilla y el rosario. Del mismo modo, la mujer aparece sonriente, ya que como escribió el profesor Clavijo, con ocasión de los festejos veraniegos la ciudad ofrecía su imagen más alegre, y de ahí la importancia de la mujer sonriente como símbolo de la "alegría andaluza" y como incentivo para animar a los viajeros. El hecho de que encabece el cartel el texto "Fiestas de Semana Santa" afianza la referida influencia.

Precisamente, la palabra "fiesta" desaparece de la reproducción de este mismo cartel que se empleó como oficial en 1922, leyéndose tan sólo "Semana Santa" y con unas letras de mayor tamaño. Del mismo modo, se modificaron las tonalidades y la tipografía, si bien en la portada de la revista La Saeta de aquel año la modificación fue solo parcial en cuanto a la tipografía. El cartel definitivo, publicado entre otras en la revista Mundo Ilustrado del 1 de abril de 1922, emplea una confusa variedad tipográfica en la que aparecen una familia egipcia, otra en la que se empiezan a ver detalles Art Decó, y una más en la que se aprecia todavía algún resabio modernista.

La Agrupación acordó visitar al señor Alcalá para la confección de los carteles anunciadores y se nombró una comisión de la que formaban parte los señores Torres de Navarra y Nogueira "que ya el año pasado se ocuparon de este asunto". Esta comisión informó a la Junta de las gestiones hechas con dicho señor, siendo los carteles "reformados y entregados la próxima semana"; lo que apoya la posibilidad de que efectivamente se utilizara el cartel de Ponce en 1921, aunque este año sí fuera requerida oficialmente su confección, al menos constando en las actas, por la Agrupación. Rafael Alcalá sería nombrado socio-protector por su inestimable contribución. José Ponce falleció en 1931 y una de sus últimas obras, el retrato de su compañero Nogales, mereció los más sinceros encomios de los profesionales y de la crítica.

¿Le ha resultado interesante?
(5 votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad - elcabildo.org

Canales

Cofradías Bandas Descargas

Servicios

Teléfonos Diccionario Farmacia C. Cofrade Callejero Museos Enlaces

El tiempo en Málaga