elcabildo.org hace balance de la Semana Santa 2019. Tras publicar cada día la crónica de la jornada, que trata de analizar aspectos generales acontecidos, llegada la Pascua, el equipo valora los días vividos cofradía a cofradía. Cada cofrade tendrá su opinión particular y este equipo comparte la suya: encendemos un ‘cirio’ para destacar aspectos positivos del día y un ‘foco’ para poner sobre la mesa realidades que consideramos mejorables.

· La cruceta musical: El pentagrama del Domingo de Ramos, minuto a minuto.

 

Pollinica

Cirio. Atinados exornos florales en ambos tronos, que parecieron mejor llevados al regreso, especialmente el del Señor. Al respecto, se agradece la continuidad del género de agrupación musical tras el grupo escultórico; sólo falta encontrar la estabilidad en la formación musical, y la del Dulce Nombre de Granada puede ser la banda definitiva.

Foco. Cuando una procesión infantil llega a su casa hermandad sin niños, algo está fallando; igual se está corriendo el riesgo de que el desfile pierda su peculiaridad, transformándose en una estación de penitencia más al uso. Generó división de opiniones la mantilla que caía sobre el manto aunque, con todo, el tocado de la Virgen era indudablemente favorecedor. Se echaron de menos las velas rizadas, que vestían mucho el conjunto procesional.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La Pollinica se transformó en la primera cofradía de una jornada de procesiones consecutivas. Cumplimentó el Recorrido oficial en menor tiempo de paso que el establecido. La Corporación recuperó parte del protagonismo perdido en la mañana, pero se recogió en torno a las 19.00 horas, sin ningún niño hebreo integrando el cortejo.

 

Humildad y Paciencia

Cirio. Merece toda clase de parabienes que la Hermandad optase por hacer estación de penitencia en la Catedral. Además, loable iniciativa la de establecer turnos de avituallamiento de nazarenos, a tenor de lo dificultoso del horario. Muy acertadas crucetas musicales de los tronos; la banda de la Cruz de Humilladero brilló especialmente, mostrando gran afinación y buen gusto. La reforma del trono del Cristo sirvió para presentar un conjunto algo menos destartalado.

Foco. Pasado un tiempo prudencial, cabe preguntarse qué sería necesario para lograr mayor respaldo por parte del barrio -y su muy poblado distrito- a la hora de nutrir el cortejo nazareno, que es un tanto exiguo. Se echa en falta la figura del pertiguero en el cuerpo de acólitos. Lamentable imagen del alcalde, Francisco de la Torre, portando el trono del Señor, que no debe volver a repetirse.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Aunque salió con cierto retraso, a causa de la Pollinica, indudablemente ganó a la ida al Recorrido oficial, ocupando un puesto de protagonismo que antes ocupaba Lágrimas. Si bien, el retorno fue especialmente duro: estuvieron 14 horas en la calle.

 

Lágrimas

Cirio. Estamos, sin duda, ante el más nutrido cortejo de la jornada, que regala unas impresionantes estampas nazarenas. Tanto a la sección como al trono de la Virgen le beneficiaron estéticamente la noche.

Foco. La lentitud de la sección fusionada llega a ser excesiva en determinados momentos del itinerario.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Aunque le benefició la noche, perdió el papel protagonista del que gozaba cuando salía inmediatamente después de la Pollinica. Además, se echaron en falta enclaves como el entorno de calle Nueva y Mesón de Vélez.

 

Dulce Nombre

Cirio. Se consolida el arreglo de la Dolorosa, dentro de unos mínimos de austeridad. Acertadísimo exorno floral de los tronos, especialmente el de la Virgen. Ambos tronos caminan muy bien, sobre todo el del Señor, que ha encontrado una banda de muy alto nivel para su acompasar.

Foco. A pesar de las mejoras en el exorno y la vestimenta, urge solucionar el conjunto del trono de la Virgen: algunas piezas no son de suficiente calidad y otras no están finalizadas.

 

Salud

Cirio. Histórico encierro, de nuevo en la iglesia de San Pablo, de acuerdo con su espíritu cofradiero fundacional. Además, hay que añadir que su regreso resultó muy arropado, algo que no se recordaba en las últimas entradas en su templo. A los tronos les rodea una atmósfera especialmente propicia: son llevados con mucho gusto y destaca la discreción de los hombres de trono, que van en los varales con el rostro cubierto, otorgando todo el protagonismo a las imágenes y sus tronos.

Foco. Aunque se advierten ciertos pasos adelante, lo cierto es que la cruceta musical de la Virgen sigue siendo insuficiente en gusto para el nivel que presenta el resto de su Hermandad.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La Salud fue una de las más beneficiadas por el horario de toda la Semana Santa. Si bien, en el regreso tuvo que comprimirse en calle Granada hasta que la Virgen del Gran Perdón entrara en Tribuna.

 

Ecce Homo

Cirio. Se advierte que, en los últimos años, la Hermandad ha resultado reforzada, tanto en el cortejo, con notables cuerpos de nazarenos, como en sus varales llenos. Acertadas crucetas musicales de los tronos. La Virgen de la Merced lució especialmente bonita en su atavío.

Foco. Se vienen echando en falta, desde hace varios años, los estandartes de pintura, por demás, una de las más celebradas obras de Concepción Torés.

 

Salutación

Cirio. Salió bien la apuesta por la banda del Nazareno de Almogía que, tras muchos años sin participar, dio la talla en la Semana Santa de Málaga. Una vez más, la gestión de los cofrades de Salutación en la Cuaresma para cubrir el cortejo obtuvo los mejores resultados: un magnífico cuerpo de nazarenos antecedió a ambos titulares.

Foco. Aunque el repertorio en general tocado tras la Virgen del Patrocinio fue muy correcto, se advirtió cierto paso atrás, al escasear marchas algo más originales. El trono de la Virgen regresó justo de fuerzas.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Les beneficia, especialmente mirando al regreso, en el que se ven mucho más acompañados.

 

Huerto

Cirio. Acertada reforma del trono del Cristo, que se ve mucho más armónico en dimensiones y realza significativamente la escena de la Oración en el Huerto. La Virgen de la Concepción lució su magnífica y personal corona de Joyería Padilla.

Foco. Da la sensación -y no sólo desde este año- de que la Archicofradía sale demasiado justa de tiempo de su casa hermandad, yendo a marchas forzadas hasta el Recorrido oficial. Muy mermada en su regreso, tanto de cuerpo de nazarenos como de fuerzas en los tronos.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La Archicofradía es, sin duda, la gran perjudicada de la Semana Santa. Al perjuicio evidente sobre el mapa, hubo de añadir la decepción psicológica que suponía que la Agrupación de Cofradías no cumpliese con la promesa de facilitarle una rampa de acceso junto al Puente de la Aurora.

 

Prendimiento

Cirio. Acertado exorno floral del Señor, si bien resultó extraño el camafeo o reliquia que colgaba del tronco del olivo.

Foco. La reforma del cajillo del trono de la Virgen no ha venido acompañada de una debida armonización del resto de elementos: posición de la Virgen, disposición y altura de la candelería…

Ante el nuevo Recorrido oficial. Aunque cuenta con un regreso masivo por calle Carrión, en el centro viene a quedarse algo sola a la medianoche, con el resto de hermandades en sus templos o ya en los barrios del Perchel y la Trinidad.