elcabildo.org hace balance de la Semana Santa 2019. Tras publicar cada día la crónica de la jornada, que trata de analizar aspectos generales acontecidos, llegada la Pascua, el equipo valora los días vividos cofradía a cofradía. Cada cofrade tendrá su opinión particular y este equipo comparte la suya: encendemos un ‘cirio’ para destacar aspectos positivos del día y un ‘foco’ para poner sobre la mesa realidades que consideramos mejorables.

· La cruceta musical: El pentagrama del Lunes Santo, minuto a minuto.

 

Crucifixión

Cirio. Se le advirtió un cortejo de mayor empaque, quizá con más nazarenos. El trono del Cristo lució hachones de cera natural, algo más necesario si cabe en un conjunto sobrio que no cuenta con más elementos lumínicos ni decorativos. La imagen de la Virgen lució especialmente bien vestida y favorecida, como pocos años se recuerda. La cruceta musical de la Dolorosa dio un sustancial paso adelante, con una selección de marchas muy refinada. Resultó un total acierto el regreso por Granada y plaza de la Merced.

Foco. Se sigue demandando más altura de la imagen del Cristo, especialmente a causa de las grandes dimensiones del trono. Asimismo, mejoraría mucho si la Cruz se situase algo retranqueada, para que el Señor dominara el centro exacto.

 

Pasión

Cirio. El Nazareno de la Pasión y la banda de cornetas y tambores de la Esperanza es uno de los conjuntos más redondos de la Semana Santa de Málaga, acoplado en todos los sentidos de manera intachable. Los tronos resultaron muy bien llevados. Además, la cruceta musical de la Virgen pareció algo más equilibrada en conjunto. Años atrás, parecía existir un punto de inflexión desde el Recorrido oficial, a partir del que el repertorio se venía demasiado arriba.

Foco. Quede claro que no demandamos con ello vueltas sin sentido, pero la Hermandad debe plantearse transitar por sitios más accesibles, especialmente a la ida, en donde la feligresía de los Mártires permite varias opciones hasta la Tribuna.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Le benefició su nuevo horario aunque tuvo que soportar un parón antes de llegar a la plaza de Uncibay, donde los Gitanos cruzaba. Por su parte, las calles estuvieron abarrotadas por el público, a causa del poco itinerario hábil para los espectadores sin sillas.

 

Gitanos

Cirio. El trono de la Virgen de la O resultó un elocuente ejemplo de cómo proponer un exorno floral abundante, pero con criterio. Se puede hacer.

Foco. Aunque el ‘primer encierro’ que se produce en la plaza de la Merced está asentado y asumido, lo cierto es que el cortejo se divide en calle Álamos para que la sección del Señor pueda dar la vuelta a la Plaza; ello conlleva perder vistosidad en esa zona. Aunque por fin sonó la marcha dedicada a la Dolorosa por Francisco Javier Moreno, sigue siendo necesario revisar la cruceta musical, a la que le faltan más piezas de calidad.

 

Dolores del Puente

Cirio. Afortunado atavío de la Dolorosa, que marchó sobre un trono con un exorno floral muy trabajado, que ya puede considerarse algo identitario del conjunto procesional. Deleitarse con las dos imágenes titulares a la luz del día era inédito, en el caso del Crucificado, e infrecuente, en el de la Dolorosa. Resultó muy favorecedor.

Foco. Aunque el recorrido de ida es innegablemente exitoso, es cierto que la falta del barrio por la noche descafeína su recorrido de vuelta. Calle Nueva no lo logra sustituir.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Le benefició en cuanto a acogida de público en el recorrido de ida y la mejoría de su horario de regreso. Si bien, antecedió continuamente al Cautivo desde Mármoles y hasta el final del Recorrido oficial. A partir de la zona de la plaza de Félix Sáenz, la hermandad no fue más acompañada que cuando volvía de madrugada por El Perchel.

 

Cautivo

Cirio. Cabe mencionar, por su dimensión artística, el sensacional palio ya finalizado de la Virgen de la Trinidad y su impecable encaje en el trono. Los tronos resultaron muy bien llevados. A destacar el oportuno detalle del fajín blanco que lucían los componentes de la banda de cornetas para acompañar a su Cristo.

Foco. La Virgen sufrió algunos desajustes en el atavío al regreso, que fue algo lento, recogiéndose lejos de las horas deseadas con el cambio de itinerario. Aportarían mucho las capas en estos hábitos de nazarenos.

Ante el nuevo Recorrido oficial. La cofradía de Jesús Cautivo fue una de las más beneficiadas; de hecho, disfrutó de un regreso muy arropado, como no se recuerda.

 

Estudiantes

Cirio. Se agradece la ida por Carretería, extendiendo el centro histórico, y pasando a una hora en la que el cortejo lucía mucho. Muy acertadas las crucetas musicales de ambos tronos, especialmente la del Señor, con una veintena de marchas en su repertorio, además del ‘Gaudeamus Igitur’.

Foco. Llegados a este punto de estabilidad en el número de nazarenos, comienza a ser urgente incidir en el comportamiento: las desbandadas por grupos no tienen lugar, y menos en un recorrido en absoluto largo. Se han visto atavíos más afortunados en la Dolorosa que el que lució el pasado Lunes Santo.

Ante el nuevo Recorrido oficial. Aunque pierde algo algo de público en las sillas, al pasar en último lugar, el regreso por Císter fue más arropado que el de otros años.