• miércoles, 30 septiembre 2020
  • Actualizado: 26/09/2020
5 meses y 25 días para el Domingo de Ramos

La aspiración de los cofrades del Cautivo de tener una casa hermandad junto al templo de San Pablo está más cerca. La principal dificultad es conseguir un solar óptimo y los trámites están “bastante avanzados”. La parcela elegida se encuentra en la misma plaza de San Pablo. De frente a la iglesia parroquia, queda justo a la derecha; y su superficie casi triplica el solar de la actual casa hermandad.

La citada parcela es un suelo sin edificar propiedad de la Junta de Andalucía. El solar, de planta rectangular, tiene 696 metros cuadrados y ocupa el flanco este íntegro de la plaza de San Pablo. Según ha podido saber elcabildo.org, el Ayuntamiento de Málaga trata de conseguir su titularidad para cedérsela a la cofradía, que asumiría la construcción. Sería un nuevo ejemplo en el que una cofradía contribuye a la regeneración urbanística de una zona degradada como es el barrio de la Trinidad, donde los solares se multiplican.

La actual casa hermandad data de 1965 y tiene una superficie construida de 650 metros cuadrados, sobre un solar de 249 metros cuadrados

“Podemos seguir soñando porque cada vez está más cerca”, afirma el hermano mayor del Cautivo, Ignacio Castillo. Desde su llegada al cargo, ha impulsado de forma decisiva este proyecto. Según explica, el Ayuntamiento incluso tiene reservada una partida presupuestaria para adquirir el local. El siguiente paso es que las administraciones se pongan de acuerdo. Una vez la parcela sea de titularidad municipal, habrá entendimiento con la cofradía.

La actual casa hermandad, que data de 1965 y su última reforma reseñable se realizó en 1995, tiene una superficie construida de 650 metros cuadrados, sobre un solar de 249 metros cuadrados. La construcción tiene dos plantas de 250 metros cuadrados y una tercera de 150. Más allá de las mayores dimensiones del solar deseado, una casa hermandad en la plaza de San Pablo supondría acercar la vida diaria del cofrade del Cautivo a sus titulares. También una mejora cualitativa de cara a los cultos externos de la hermandad, pues el templo cobraría un protagonismo que no tiene en la actualidad. Además, serviría para dar respuesta a los problemas organizativos del cortejo el Lunes Santo. En los tres últimos años, la cofradía ha organizado a sus nazarenos en el convento de la Trinidad, el Lunes Santo de 2017, y en el colegio Bergamín, los dos últimos años.

 

El reto de multiplicar las filas nazarenas

La cofradía del Cautivo pone en la calle uno de los cortejos nazarenos más numerosos de la Semana Santa de Málaga, con unos 800 penitentes. Con el cambio de horario, Ignacio Castillo asegura que pulsan un mayor interés por vestir la túnica nazarena, que aún no se ha traducido en una mayor participación. “El nuevo horario responde a un objetivo estratégico de la hermandad de los últimos 15 años, no sólo de mejorar posición y horario, sino de sensación de seguridad. El interés creció pero no la participación porque la supervivencia de este horario pasa por ser cautos, tenemos un tiempo de paso muy ajustado y hemos de cumplir con un cortejo muy amplio”, explica Castillo.

Archivado en: Cautivo, San Pablo.Trinidad.