Hacía 15 años que los actos del Carnaval de Málaga terminaban el fin de semana anterior al Miércoles de Ceniza, pero este año el Entierro del Boquerón se realizará el primer domingo de Cuaresma. El Carnaval malagueño celebra su 40º aniversario y la fundación ciudadana que organiza la celebración ha querido estirar el programa de actos para hacer coincidir las principales citas callejeras con la Semana Blanca y el festivo del Día de Andalucía. La justificación es tratar de conseguir la mayor participación posible. De este modo, las citas cofrades habituales del Miércoles de Ceniza coincidirán con actuaciones callejeras carnavalescas, aunque el programa oficial no contempla ningún acto a la hora del vía crucis de la Agrupación de Cofradías.

La última vez que el Carnaval pisó la Cuaresma fue en 2005, aquel vía crucis lo presidió el grupo escultórico de la Piedad, que pasó por delante del Teatro Cervantes durante la Gran Final del Concurso de Agrupaciones de Canto (COAC). Esta vez, los actos de Carnaval del 28 de febrero terminarán oficialmente antes de que salga el Coronado de Espinas, que lo hará a las 18.45 horas de San Julián. La noche en la que el Carnaval trata de movilizar a los ciudadanos para que salgan disfrazados, coincidirá con el tradicional vía crucis de antorchas del Monte Calvario, el primer sábado de Cuaresma. Coincide en agenda pero, obviamente, en espacio bien diferenciados.

El alumbrado de la calle Larios luce desde noviembre y empezará a desmontarse tras el primer domingo de Cuaresma

El concurso de canto del Carnaval de Málaga, sin embargo, no ha variado su fecha, para que las agrupaciones carnavalescas puedan participar en los distintos concurso que se celebran en municipios de la provincia. La Fundación Carnaval de Málaga sólo ha retrasado la celebración de los actos callejeros, que tienen lugar en el centro histórico de la capital. Más allá de entrar en la Cuaresma, carnavaleros consultados ponen el acento en la coincidencia de agenda con Cádiz. A su término, con el Entierro del Boquerón el primer domingo de Cuaresma, el Ayuntamiento iniciará el desmontaje del alumbrado de la calle Larios, que luce desde el pasado mes de noviembre y que desde hace varios años se aprovecha, con alguna adaptación, para las fiestas de Don Carnal.