El inicio oficioso de la Cuaresma en Málaga lo marca el Vía Crucis oficial de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa: una celebración que viene teniendo lugar con formato regular desde el año 2002. En 2020 la imagen elegida para presidir este acto ha sido el Santo Cristo Coronado de Espinas, titular cristífero de la cofradía de Estudiantes. Al igual que la talla de Pedro Moreira fue la imagen que inspiró el inicio de este tiempo litúrgico en la Málaga cofrade, también fue la guía para diseñar el último Capote de Paseo entregado en La Malagueta. Y ahí se unen más cuestiones devocionales.

En el año 2018 Saúl Jiménez Fortes, Fortes en los carteles, fue el autor de la mejor faena de la Feria de Agosto de 2018, lo que le hizo ser merecedor del citado trofeo que otorga el Ayuntamiento de Málaga. Como está siendo habitual en las últimas ediciones la pieza fue diseñada y ejecutada por el taller de bordados malagueño de Salvador Oliver, que ideó este capote en color burdeos a petición del propio torero, recordando la clámide que luce su espaldas la imagen del Lunes Santo. Una pieza que siempre es lisa pero en el citado via crucis lució una pieza bordada que pertenece a Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje, de la hermandad sevillana de San Esteban.

 

La elección del terciopelo como material soporte respondió a un concepto nazareno dentro del mundo de la fiesta taurina y por supuesto, el mensaje iconográfico quedó sometido a la imagen de la patrona de Málaga, la Virgen de la Victoria, en su representación clásica de cuerpo entero.

Espalda del Coronado de Espinas, con su clámide lisa. (@estudiantes_mlg)

La franja superior  conformaba una ancha cenefa de elementos, donde las hojas y figuras geométricas generan espacios que cobijan aperturas de mallado mixtilíneo, todo ello realizado con el denominado cordón torero, así como con el oro mate. Se culminan todas las piezas con la colocación de mostacillas y lentejuelas. La esclavina se configuró en torno a los mismos elementos mencionados con anterioridad, encontrándonos mayor profusión de esas aperturas o golpes de mallado a base de cordón y lentejuelas.

No es la primera vez que Fortes  se hacía con este premio, ya lo ganó en 2016. En esta ocasión, los trabajos del bordado recordaban a aspectos decorativos de la cofradía de los Estudiantes.

Archivado en: Toros.