Los abonados de las sillas y tribunas de la Semana Santa de Málaga deben pagar antes del próximo viernes, 20 de marzo, para no perder sus derechos. Si bien, las procesiones de la Semana Santa 2020 están suspendidas. Al hilo de esta realidad y en el contexto del estado de alarma en el que vive el país, la Agrupación emite un comunicado para pedir confianza a los abonados. En él no se trata el asunto de las devoluciones. Sí informa del servicio de atención al abonado que mantienen operativo.

Las oficinas de San Julián permanecerán cerradas mientras dure la crisis sanitaria. El servicio de secretaría sigue activo por teléfono y correo electrónico, de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 horas. Los interesados pueden llamar al 952 210 400 o escribir a malaga@agrupaciondecofradias.com. La redacción de elcabildo.org ha intentado sin éxito hasta en cinco ocasiones contactar con el citado teléfono, entre las 12.00 y las 13.00 horas de este miércoles 18 de marzo.

«La junta de gobierno de la Agrupación de Cofradías es sensible a todas las incidencias provocadas por el estado de alarma acordado en relación a la suspensión de los desfiles procesionales de Semana Santa y trabaja de manera decidida para buscar lo antes posible soluciones y acciones que subsanen en la medida de lo posible la situación que se produce en nuestros abonados y hermandades», afirma el comunicado. Habla de buscar soluciones, si bien no especifica que la solución pudiera pasar por posibles devoluciones, por la que se preguntan muchos abonados, según puede pulsarse en las distintas redes sociales. El comunicado añade: «Desde la Agrupación de Cofradías queremos lanzar un mensaje de confianza a nuestros abonados, rogando igualmente comprensión ante la dificultad de dar una solución inmediata«. Desde San Julián concluyen el comunicado implorando a la Virgen María ante la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

Mientras la Agrupación de Cofradías de Semana Santa sopesa tomar una postura oficial sobre la devolución del dinero de los abonos, Facua lo tiene claro y asegura que no cabe debate jurídico al respecto. La Federación de Consumidores afirma que la Agrupación debe realizar el reembolso de los abonos y presentará denuncia en caso contrario.

 

Comunicado íntegro de la Agrupación de Cofradías

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, a consecuencia del Decreto de declaración del Estado de Alarma acordado por el Gobierno de España para la lucha contra la pandemia del coronavirus, informa de lo siguiente:

1.- La sede de la Agrupación de Cofradías permanecerá cerrada al público hasta que las autoridades así los dispongan. Mientras llega ese momento, se mantiene el servicio de secretaría mediante teléfono y correo electrónico en su horario habitual de 10:00 a 13:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas. Para contactar con la Agrupación, pueden hacerlo a través del teléfono 952 210 400 y el correo electrónico malaga@agrupaciondecofradias.com. Igualmente se mantienen operativos los canales habituales de comunicación a través de nuestra web y redes sociales.

2.- La Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías es sensible a todas las incidencias provocadas por el Estado de Alarma acordado en relación a la suspensión de los desfiles procesionales de Semana Santa y trabaja de manera decidida para buscar lo antes posible soluciones y acciones que subsanen en la medida de lo posible la situación que se produce en nuestros abonados y hermandades.

3.- Desde la Agrupación de Cofradías queremos lanzar un mensaje de confianza a nuestros abonados, rogando igualmente comprensión ante la dificultad de dar una solución inmediata.

4.- Por último, queremos transmitir nuestra solidaridad con la Sociedad en general y con los directamente afectados por esta pandemia, tal y como nos transmite el Papa Francisco, corroborando su profunda convicción de que para Dios nada es imposible, con un gesto público a todos los cristianos de poner su confianza en “Aquel que todo lo puede”. Por eso, invocando a la intercesión de su Madre María y venerando la imagen del Crucifijo Milagroso, presenta a Dios las intenciones de la Humanidad, asolada por la pandemia del coronavirus.