Con la famosa curva del coronavirus Covid-19 disparada, los obispos andaluces quieren cortar los debates sobre los posibles actos de acción de gracias. Aunque en algunas circunscripciones, como Granada y Huelva, han sido los propios prelados quienes han impulsado estas elucubraciones. Por ello, los obispos han dialogado por vía telemática sobre la posibilidad que ofrece el Vaticano (Decreto En tiempos de Covid-19, II) de trasladar las expresiones de piedad popular a otros días y comparten criterios, según informa el Obispado de Málaga. En un comunicado dejan claro que, ahora mismo, la prioridad es pasar la pandemia y tiempo habrá de pensar en gestos de acción de gracias. De este modo, consideran conveniente no tomar ahora decisión alguna sobre este tema, sino una vez cesada la pandemia. Desde el Obispado de Málaga afirman que, llegado el momento, no se descarta «estudiar la conveniencia de realizar alguna procesión de carácter especial».

Este año no habrá procesiones de Semana Santa y, al hilo de esta realidad, desde el Obispado quieren recordar que «la Semana Santa no se suprime ni se traslada». Es decir, aunque cada uno permanezca recluido en su domicilio, habrá Semana Santa. Por ello, «las procesiones que pudieran hacerse fuera de la Semana Santa serían expresiones de Piedad Popular, pero no procesiones de Semana Santa», aclara el Obispado en el citado comunicado.

Si la pandemia evoluciona favorablemente, Roma habló del 14 y 15 de septiembre para celebrar estos actos de religiosidad popular. Estos días se conmemora la Exaltación de la Santa Cruz y la festividad de la Virgen de los Dolores, respectivamente. Parece claro que Andalucía realizará manifestaciones de acción de gracias cuando se gane la partida al coronavirus Covid-19. Pero la prioridad ahora es pasar la pandemia.