El Sábado de Pasión -4 de abril- la cita con Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad se mantiene. A las 7.00 horas dará comienzo una Misa del Alba excepcional, a puertas cerradas y sin presencia de fieles pero con las cámaras de la televisión municipal, para que todos los devotos puedan seguirla en directo desde sus domicilios. El estado de alarma por la pandemia del coronavirus Covid-19 obligan a mantener el confinamiento actual al menos hasta el próximo Domingo de Pascua.

La Misa del Alba se celebrará en la propia capilla de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad, ante las cámaras de Canal Málaga. Estará presidida por el párroco de San Pablo, José Manuel Llamas Fortes, y concelebrada únicamente por el vicario parroquial, Juan José Chinchilla Catalá. Habitualmente, esta misa la celebra el propio obispo de la Diócesis y se desarrolla en la plaza de San Pablo, siembre abarrotada de personas. Las intenciones se aplicarán especialmente por los enfermos y los difuntos que está dejando la pandemia.

Durante las dos últimas semanas, la Cofradía ha establecido contacto y ha obtenido la aprobación del párroco y de la autoridad episcopal para poder llevar a cabo esta celebración, que tendrá un carácter insólito y singular. Por este motivo, según informa la propia Hermandad a través de un comunicado, esta ceremonia extraordinaria de 2020 se denominará Misa al Alba