En circunstancias normales y por lo general, que siempre ha habido y hay excepciones, para un torero el traje de su alternativa es algo único y especial. Es, como para muchas novias, el vestido soñado con el que dirigirse al altar. Nos detenemos en esta ocasión en un traje de luces con tintes muy cofrades.

El 30 de septiembre de 2018, Alfonso Cadaval tomaba la alternativa en la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla, con Morante de la Puebla como padrino y José María Manzanares como testigo. Para la ocasión, el diestro sevillano lució un traje blanco y oro con unos bordados inspirados en los que luce en su túnica Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder ante Caifás, titular cristífero de la hermandad sevillana de San Gonzalo.

La pieza fue diseñada por el utrerano Julián Ortiz, referente andaluz de la moda nupcial y de fiesta. Firme participante de las tradiciones andaluzas, este diseñador, por ejemplo, en su colección ‘Raíces’, presentada en 2019, hacía un homenaje a sus colores cotidianos y ponía de referencia “el blanco de la pureza y de la paz” de su Virgen, en referencia a la Virgen de la Paz de Utrera, obra de Ramos Corona y titular de la Hermandad de los Aceituneros’ de la localidad.

Por su parte, la vinculación de Alfonso Cadaval con la hermandad del barrio de El Tardón llega de la mano de su padre, César, la mitad del conocidísimo dúo humorístico Los Morancos (de Triana) y además, de gran aficionado taurino. La estrecha relación de César Cadaval con la hermandad del Lunes Santo hispalense se vio reflejada de forma muy especial en la marcha Azahar de San Gonzalo, dedicada a su titular mariana, la Virgen de la Salud, compuesta por él en 1997 e instrumentada para banda por Juan José Puntas.

Archivado en: Andalucía, Sevilla.Toros.