Santiago Martín ‘El Viti’, Julio Robles, ‘El Niño de la Capea’, los hermanos Castaño, Garcigrande, El Pilar, Montalvo… Salamanca siempre ha sido tierra de grandes toreros y ganaderías, ya lo cantaba Rafael Farina en su inmortal copla dedicada a la ciudad castellana. Sin embargo, para esta preciosa y estudiantil capital hay otro torero que no viste traje de luces sino paño de pureza; se trata de Nuestro Padre Jesús Flagelado (1760) y es conocido como el ‘Cristo Torero’ por el curioso gesto de la imagen  recogiendo sus vestiduras. El titular de esta hermandad, cuyos orígenes datan de 1913, es una obra de artista Luis Salvador Carmona. Tanto el Señor como Nuestra Señora de las Lágrimas (1977), titular desde los años 90, reciben culto en la Iglesia del Espíritu Santo, conocida como la Clerecía, debido a que al ser expulsados los jesuitas en el siglo XVIII, pasó a ser propiedad de la Real Clerecía de San Marcos.

El Flagelado de Salamanca (Luis Salvador Carmona, 1760). (@jesusflagelado)

Hacemos referencia a esta Hermandad en el Viernes Santo porque en sus orígenes, que datan de 1913, salía en el seno de la Cofradía de la Vera+Cruz, que a su vez formaba parte de la Procesión General del Santo Entierro. En 1948, gracias a la mediación de la Congregación de San Francisco Javier, se erigió como cofradía propia y en 1949 salió el Lunes Santo en la Procesión del Rosario manteniendo su salida del Viernes.

Ya en 1967, la cofradía empezó a acompañar a la Hermandad de Ex-Combatientes el Miércoles Santo, ya que ésta atravesaba una gran crisis. Por otro lado, ya había abandonado su salida del Viernes Santo. En 1972, extinguida la Hermandad de Ex-Combatientes, la Cofradía de Jesús Flagelado procesionó por primera vez en solitario la noche del Miércoles Santo, día que ha mantenido para su salida.

En 2014, el compositor Miguel Ángel Font  le dedicó a Jesús Flagelado la  marcha ‘Tu Manto de Oración’, estrenada por Agrupación Musical ‘Virgen de la Vega’ – O.J.E . de Salamanca.