Los titulares de la Hermandad de Humildad y Paciencia, cuando ocupen el altar mayor de la parroquia de San Vicente de Paúl al regreso de las obras de rehabilitación, se sumarán a una amplia lista de imágenes de hermandades que presiden los presbiterios de sus respectivas sedes canónicas.

Por ejemplo, la parroquia de San Juan, en pleno centro de la ciudad, cuenta con el Cristo de la Vera+Cruz presidiendo su retablo mayor. El titular de las Reales Cofradías Fusionadas ocupa este espacio sustituyendo a un Crucificado de serie que permaneció hasta bien entrado el siglo XXI. Más clásica, por su parte, es la presencia de la Virgen del Rocío, la Novia de Málaga, en el altar mayor de la ermita de San Lázaro, que es parroquia independiente desde 1953.

Por su parte, otras dos parroquias en barrios cuentan con titulares presidiendo el presbiterio: la del Buen Pastor en la Cruz Verde, con el Cristo de la Crucifixión, y la nueva construcción de la parroquia del Puerto de la Torre, presidida por el Cristo de Hermandad y Caridad y la Virgen de los Dolores a uno de los lados.

Las Glorias siempre fueron, por lo general, los principales focos devocionales de vecindarios y barrios, por eso presiden numerosos templos

Pero, sin duda, son las devociones de Hermandades de Gloria las que copan los altares mayores de templos en Málaga. No es extraño, pues siempre fueron los principales focos devocionales de vecindarios y barrios. De hecho, en muchos casos las corporaciones se crearon más tarde, al abrigo de esas imágenes, como ha ocurrido recientemente con la Virgen de Fátima, que preside y ostenta el título de la parroquia trinitaria en la ribera del Guadalmedina.

De la misma forma, los distintos patronos de la ciudad de Málaga: la Virgen de la Victoria, los santos Ciriaco y Paula y el Santo Cristo de la Salud presiden sendos templos, cuya titularidad también ostentan. En el caso de los dos primeros, además, hablamos de verdaderas parroquias de cabecera en la ciudad; basílica en el caso victoriano. En Churriana ocurre igual: tanto San Antón como la Virgen del Rosario, que comparten patronazgo en esta población, copresiden el presbiterio de la parroquia dedicada al que también es protector de los animales.

La mayoría de las hermandades de Gloria se constituyeron al abrigo de devociones que ya gozaban del cariño del pueblo

En Capuchinos y en El Perchel están los casos de la Divina Pastora y la Virgen del Carmen. En el primero se trata de la patrona del barrio y comparte titularidad en su parroquia con Santa Teresa de Jesús. En el caso perchelero, la Virgen preside la iglesia del antiguo Convento de San Andrés, en donde se asentaron los carmelitas originariamente en Málaga.

Además, María Auxiliadora Coronada preside su santuario salesiano y la Virgen de la Cabeza se halla en el presbiterio de la parroquia Jesús Obrero en La Palma.

La presencia de titulares cofrades en los altares mayores y presbiterios de templos e iglesias de Málaga, visto lo visto, cobran una importancia indiscutible. Y todo ello sin tener en cuenta los edificios construidos por las propias cofradías (Penas, Paloma, Esperanza, Carmen de Olías y Virgen de las Cañas) o las edificaciones históricas heredadas en algún momento por las corporaciones del Rescate, Viñeros, Zamarrilla, Descendimiento, Monte Calvario, Piedad, Santo Sepulcro, la Agrupación de Cofradías (con el Resucitado) y el Carmen de Huelin. En todas ellas hay alguno de los titulares presidiendo.