Aún no se vislumbra el final de la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19, que estalló en plena Cuaresma. Tras una Semana Santa sin procesiones, es una obviedad que también afectará a las hermandades de Gloria. Al menos a las que deben celebrar sus cultos en los próximos meses. ¿Cuál será la primera procesión que pueda celebrarse tras la actual pandemia? El barrio de Capuchinos vive sus días más intensos del año llegado el mes de mayo y esta vez se tendrán que desarrollar de forma distinta. No obstante, tanto la Congregación de la Divina Pastora como la Archicofradía de María Auxiliadora confirman que celebrarán sus respectivas novenas a la Virgen, si bien, ambas procesiones -como era de esperar- han sido suspendidas.

Llegada la Pascua, los comunicados de las hermandades de Gloria no se iba a hacer esperar y así ha sido. Primero fue la Congregación de los Santos Patronos quien anunció la suspensión de todos sus actos hasta su festividad del mes de junio, incluida la procesión. Y luego, las hermandades capuchineras. En este caso, ambas novenas sí se realizarán. La Divina Pastora aún no ha anunciado en qué formato, según expresa el comunicado hecho público a través de un hilo de Twitter, también reproducido en otras redes. El actual estado de alarma está vigente hasta el próximo 26 de abril y la novena se iniciará el día 29. En el caso de María Auxiliadora, sustituirán los cultos por «otras iniciativas no presenciales», según afirma el comunicado oficial. Éstos se anuncian para la segunda quincena de mayo, por lo que habrá que esperar unos días para conocer los detalles.

La Divina Pastora donará la partida reservada para flores de sus cultos y de la procesión y emitirá papeletas de sitio simbólicas en favor de Cáritas

Tras el estado de alarma, la vuelta a la normalidad se realizará de forma gradual. ¿Cuándo se podrá visitar los templos? Otra pregunta aún sin respuesta. «Siempre atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de nuestro director espiritual, en próximas fechas se hará público cómo se desarrollarán los cultos a la Patrona del barrio de Capuchinos de Málaga. En un formato aún por determinar, la novena se celebrará del 29 de abril al 7 de mayo«, afirman desde la Divina Pastora. Respecto a la procesión de alabanza de la patrona de Capuchinos, desde la reorganización de la Congregación en 1948, sólo en 1974 se suspendió y fue en señal de duelo por la muerte, el 30 de abril, de Juan Estrada Castro, histórico párroco de Capuchinos. La Pastora nunca se ha quedado sin salir por causas meteorológicas y esta vez será por la pandemia.

Suspendida la procesión pastoreña, la Divina Pastora anuncia que donará la partida reservada para flores de sus cultos y de la procesión. Igualmente, emitirán papeletas de sitio simbólicas de 10 euros, cuyo importe se destinará íntegramente a Cáritas. Estos comunicados se suman a otros de Gloria que ya hubo durante la Cuaresma. La Agrupación pospuso sin fecha tanto la presentación del cartel como el pregón. Por su parte, fueron canceladas las principales peregrinaciones a celebrar en Andalucía llegada la primavera: la romería de la Cabeza, El Rocío y las fiestas aracelitanas de Lucena. Las hermandades letíficas, a diferencia de la Semana Santa, tendrían la opción de retrasar sus salidas algunos meses más adelante: Fatima suspendió el triduo de su festividad y pero propondrá al Obispado posponer para octubre su salida anunciada para el 17 de mayo. Hasta que todo regrese a la normalidad, los comunicados seguirán llegando.