El nuevo modelo de estatutos que propone el Obispado de Málaga para las cofradías es taxativo en el asunto de los cabildos de elecciones. Muchos de los problemas de las hermandades derivan de procesos electorales convulsos, a veces motivados por vacíos legales, por lo que desde Palacio no quieren esta vez dejar cabos sueltos. Debido a la crisis sanitaria, todas las cofradías que debían celebrar elecciones en los próximos meses tienen prórroga de un año. Esto afecta a la totalidad de las cofradías de pasión que salen en Semana Santa, que en adelante deberán citar a sus hermanos a las urnas no más allá de la quinta semana de Pascua. En el caso de las Glorias que salen en primavera, tampoco podrán convocar elecciones hasta el año que viene. La norma es clara a este respecto y desde el Obispado confirman que su aplicación desde el 1 de julio afecta a las cofradías que ya han suspendido sus salidas. Es decir, sus mandatos también se prorrogan automáticamente un año.

El 1 de julio es la fecha tope para que cada hermandad adapte sus reglas a las nuevas directrices que sugiere el Obispado. La mayoría de cofradías aún lo ha hecho, por lo que sus estatutos quedarán sin validez temporalmente. Desde la citada fecha, todas se regirán por el nuevo modelo que propone el Obispado. Esto significa que todo proceso electoral debe convocarse desde los 15 hasta los 30 días de su salida o fiesta principal. Por ello, las únicas elecciones cofrades que podrían darse en este 2020 son las de las Glorias que tienen su salida a partir de los meses de verano, siempre que la crisis sanitaria esté superada y pueda ajustarse a estos plazos. De otro modo, también pasarían al año que viene.

Estos nuevos plazos electorales permiten a los equipos de gobierno electos más margen para tomar las riendas de la corporación de cara a la siguiente salida procesional. Sólo en la capital malagueña, más de una decena de cofradías tenían prevista la apertura de sendos procesos electorales en los próximos meses. Al menos eran Ecce Homo, Prendimiento, Cautivo, Rocío, El Rico, Mena, Amor, Soledad de San Pablo, Divina Pastora, María Auxiliadora, Rocío de La Caleta y Carmen de El Palo. Además, los cofrades del Rosario de El Palo ya se vieron obligados a suspender su cabildo de elecciones, previsto para el 17 de marzo, pocos días después del inicio del estado de alarma.