Ya están las imágenes de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad en la parroquia de Santa María de la Amargura, sede provisional en tanto duren las obras del templo de San Pablo, que lo mantiene cerrado al culto.

Tal y como previó la hermandad trinitaria, el traslado se ha efectuado de manera privada este viernes, de forma que a partir de este sábado 23 de mayo, los fieles ya podrán visitar a las imágenes en este templo de la calle Honduras, entre las calles Hilera y Martínez Maldonado, frente al Colegio Pablo Ruiz Picasso.

La junta de gobierno de la Cofradía optó por esta amplia parroquia, relativamente cerca de su casa hermandad, aunque recibió otros ofrecimientos como el de la propia Archicofradía de la Esperanza para que se trasladasen a su Basílica.

Con todo, el proceso de traslado ha sido un tanto confuso. Y es que la iglesia de San Pablo ha venido abriendo sus puertas durante el tiempo de confinamiento (recuérdese que estaba prohibida la celebración de cultos, no así expresamente la apertura para visita devocional). Fueron las obras de rehabilitación que se efectúan en su interior lo que provocó el cierre del templo, lo que motivó el traslado de las imágenes cuyo volumen lo permitía a una habitación en la segunda planta de las dependencias parroquiales.

Aunque desde la parroquia se anunció el 7 de mayo la decisión de abrir este estrecho espacio, el propio párroco, José Manuel Llamas cambió de parecer a las 24 horas y, de momento, estas dependencias no se han venido abriendo.

Los titulares del Cautivo volverán a San Pablo en cuanto finalicen las obras del templo de la calle Trinidad.

Horarios en la Amargura

Entretanto, las imágenes de Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad ya están en la parroquia de la Amargura. El templo abre durante cinco horas al día: por la mañana, de 9.30 a 12 horas y de 18 a 20.30 horas. Las misas son a las diez de la mañana y a las ocho de la tarde.

Por su parte, el domingo amplía su horario, abriendo de 9.30 a 13.15 horas y de 18.30 a 20.30 horas. En el Día del Señor, las misas son, por la mañana, a las 10, 11.15 y 12.30 horas. Por la tarde se celebra la eucaristía a las ocho de la tarde.