• miércoles, 30 septiembre 2020
  • Actualizado: 26/09/2020
5 meses y 25 días para el Domingo de Ramos

¿Y si con ‘la Virgen de Agosto’ vuelven los cultos externos? Eso parece deslizarse de las declaraciones del presidente de la conferencia episcopal, Juan José Omella, en una entrevista concedida al canal 24 horas este miércoles.

“Si de alguna manera ya se pueden celebrar manifestaciones, como hemos visto estos días, si pueden encontrarse gente en las terrazas o pasear juntos, ¿por qué no se puede celebrar una romería guardando las medidas sanitarias que nos exijan los expertos?” argumentaba Omella, quien anunciaba que “en eso estamos, preparando ese protocolo para que se puedan celebrar en breve” estas expresiones de culto externas.

Omella, también arzobispo de Barcelona, deslizaba incluso una fecha: “Ahora vienen las fiestas de los pueblos en verano. Pues guardando todas las medidas sanitarias se puede muy bien”. Se refiere a la fecha del 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción que es, con mucha diferencia, el día del calendario en que más fiestas patronales tienen lugar en España. En todo caso, aboga por un criterio unitario en el país antes de que cada comunidad autónoma se posicione de manera desigual.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ha afirmado que la gente “está deseando” volver a celebrar su fe públicamente pero ha subrayado, por delante, que la comunidad católica ha sabido ser disciplinada, demostrándolo a la sociedad con la renuncia a celebraciones de enorme arraigo como la Semana Santa.

 

Diálogo

Además, en torno a la situación actual del país, el presidente de los obispos españoles ha llamado a abandonar la crispación en la esfera política, a la vez que ha subrayado su relación cordial y de diálogo con el Gobierno y demás administraciones, como la Casa Real. Al respecto, ha sido concluyente: “si no estamos unidos, estamos perdidos”.

En otro orden de cosas, Omella ha aprovechado para subrayar que Cáritas “es la Iglesia: la mano amorosa de la Iglesia”, a la par que ha agradecido la ayuda de la ciudadanía a esta entidad. Asimismo ha sido claro en otro mensaje para los católicos, empezando por los obispos: “Disminuir nuestro bienestar” en virtud de los más necesitados.

Archivado en: Coronavirus.