Afrontamos en este post la segunda y última parte de la Ruta Taurina por el Valle del Guadalquivir. Otros seis municipios comprenden este tramo final en el que en el que Califas, mezquitas o ganaderías de bravo se entrelazan desde Córdoba capital hasta Villa del Río.

 

Córdoba

“Córdoba es un modelo de gallardía / porque tiene en su seno la Torería, la Torería, mare, la Torería / y un pintor que era el alma de Andalucía / Julio Romero, Julio Romero, / Era un pintor con aire… De gran torero”. La voz de Juanito Valderrama nos narraba en su copla ‘El Cristo de los Faroles’ las maravillas de esta ciudad tres veces Patrimonio de la Humanidad. Cuna de los califas del toreo, el mágico empedrado de la mítica plaza de Capuchinos, presidida por el Cristo de los Desagravios y Misericordia (que es en realidad su advocación), custodia una de las grandes devociones no sólo locales si no también andaluzas, la Virgen de los Dolores, que recibe culto en la iglesia de San Jacinto. Es de conocimiento público la devoción que muchos toreros  tienen esta dolorosa de profundísimo arraigo en la ciudad califal como el propio Manolete o ‘Finito de Córdoba’. Pero su vinculación con el mundo taurino se plasma también es un dato muy significativo: el mismo día en el que se coronaba canónicamente, el 9 de mayo de a 1965, se inauguraba el coso de los Califas.

Si se sigue paseando por Córdoba al llegar a la plaza del Conde de Priego, se encuentra el majestuoso monumento a ‘Manolete’ frente a la iglesia de Santa Marina; en la Avenida de América, la ermita del Cristo del Pretorio, cuya reconstrucción fue impulsada por ‘Lagartijo’ o la iglesia de San Cayetano, donde se encuentra la imagen de Jesús Caído, conocido por ser el titular de la llamada ‘hermandad de los toreros’, debido a la enorme lista de matadores presentes desde hace siglos en su nómina de hermanos. Y si se habla de templos, sólo dos palabras: Mezquita-Catedral.

Además de estas grandes devociones, no se pueden dejar atrás a la Virgen de la Fuensanta, que es la Patrona de Córdoba (8 de septiembre), San Acisclo y Santa Victoria, los santos patronos, y el Arcángel San Rafael, Ángel Custodio de la ciudad.

Más allá de lo religioso, es visita obligada el Museo Taurino, cuya entrada se encuentra en la plaza Maimónides. Nueve espacios comprenden este lugar en el que se dan la mano la historia y el mundo de la tauromaquia.

La Virgen de los Remedios, patrona de Villafranca de Córdoba. (foto: Hermandad)

 

Villafranca de Córdoba

Se encuentra a menos de media hora en coche de la capital cordobesa y aunque apenas tiene actividad taurina si conserva su plaza de toros, centro de actividad para otros eventos de la villa. En lo que a patrimonio se refiere, gran parte de su riqueza está estrechamente ligada a sus devociones. Los visitantes de Villafranca serán recibidos y despedidos por el Puente de los Remedios, con casi un siglo de vida, y que lleva por nombre la advocación de su patrona.

No hay constancia del inicio de la historia de la devoción, más allá de la leyenda del hallazgo, por parte de unos pastores,  de una talla de la Virgen en el actual emplazamiento de la ermita. Lo que sí se sabe, según fuentes municipales, es que  ya en el siglo XVI numerosos testamentos recogían como una de las últimas voluntades entregar limosnas a la Virgen. Aunque no se sepa con claridad cómo surgió, lo que sí es cierto es que la devoción por esta imagen ha sido un fenómeno creciente a lo largo de las décadas y los siglos hasta el punto, que el 8 de septiembre de  1986, coincidiendo con el día de su festividad, la imagen fue coronada canónicamente por el Obispo de entonces, Don José Antonio Infantes Florido. Además, en esa misma ocasión la imagen fue proclamada alcaldesa perpetua. Cada año, alrededor de esa fecha tiene lugar una novena, la ofrenda floral, por supuesto la procesión de la imagen y otras distintas actividades recreativas.

Procesión de Santa Rafaela María en Pedro Abad. (@safapedroabad)

Pedro Abad

El hierro Lozano Hermanos fue creado en el año 1996, con vacas y sementales de ‘Alcurrucén’, otra ganadería de la familia que pasta en las dehesas de Pedro Abad. Sobrado pasaporte para incluir a esta localidad en la ruta que vamos corriendo. La figura religiosa  por excelencia es la que le da nombre al municipio: El Abad Pedro, de origen gallego, nació en Campobecerros, y siendo párroco en Santa María de la Mama es convencido para participar en la conquista del sur de la península, por lo que se traslada con una imagen de Cristo Crucificado, que poseía por herencia familiar, que sería el Cristo de la Desamparados, cuya festividad se celebra entre el 14 y el 17 de setiembre. Además, allí también nació Santa Rafaela María, fundadora de las Esclavas del Sagrado Corazón de María. En este lugar, de donde fue alcalde el padre de la citada religiosa, se puede visitar tanto su casa natal como la iglesia que lleva su nombre. Además, el 18 de mayo es fiesta local ya que fue el día en que se beatificó a la santa perabeña. En su honor se celebra una verbena así como un triduo eucarístico que culmina con la procesión de la imagen de la Santa.

De Pedro Abad también cabe destacar la intensa actividad de otras confesiones, como la musulmana. La Mezquita Basharat fue inaugurada en el 10 de septiembre de 1982 por el Califa IV de la Comunidad Ahmadía del Islam Mirza Tahir Ahmad. Además, en el mes de noviembre, tiene lugar allí la ‘Jalsa Salana’ es una reunión anual con carácter espiritual celebrado por la Ahmadía Muslim Yamaat.

 

Fiesta de la Inmaculada del Voto, en Bujalance. (@diocesiscordoba)

Bujalance

Con sólo 12 se marchó a Fuengirola, donde se erige una estatua en su honor, pero Bujalance es la localidad natal del recordado Antonio José Galán, torero fallecido hace años en un accidente de tráfico, hermano y padre respectivamente de los también toreros Alfonso y David Galán. Coronada por su grandioso alcázar, esta ciudad del Alto Guadalquivir, cada 8 de diciembre, renueva el voto a la Inmaculada Concepción por parte del Alcalde, en agradecimiento de la intercesión de la Virgen ante la peste en 1679. Las fiestas patronales comienzan con la presentación del cartel, seguida del solemne besamanos en su honor. La novena se extiende desde el 29 de noviembre hasta el día 7 de diciembre, culminando esta con la ofrenda literaria o Pregón Patronal. La Inmaculada del Voto recibe culto en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, construida sobre el solar en el que se levantaba la antigua mezquita.

La Virgen del Rosario, patrona de Montoro. (@patronosmontoro)

Montoro

La Muy Noble, Leal y Patriótica ciudad de Montoro, lleva la bravura hasta en el escudo: donde se precia un cornúpeta gobernando un monte y además cuenta con una Asociación Cultural Taurina desde 2003.

El arraigo de la afición a la tauromaquia de esta ciudad ducal fácilmente constatable desde el urbanismo, ya que tal y como explican desde el propio consistorio el reglamento para la Plaza de Toros del municipio fue editado para 1884, con el objeto de «reconstruir la plaza de toros extramuros de esta ciudad», lo cual indica que antes había existido otra plaza en el referido lugar. La plaza fue destruida durante la Guerra Civil, reedificada en 1951 y actualmente cuenta con un aforo de 3.500 espectadores. Desde entonces se han venido celebrando espectáculos taurinos durante la Feria de Nuestra Señora del Rosario, la patrona de Montoro, que tiene lugar del 7 al 12 de octubre.

Según nos cuenta el investigador local Pedro J. Delgado en su blog ‘Pasión por Montoro’, “la talla que se procesiona es de gran voluminosidad, estofada y por el momento se desconoce su autor. Es de madera y de gran corpulencia y peso”. ”Debido a ello -prosigue- se cambió a otra más pequeña para las procesiones por falta de personal que soportara el peso de la misma. Esta imagen de candelero es la actual Virgen de la Candelaria que se venera en el Retablo de las Almas del Purgatorio de la Parroquia de San Bartolomé. Don Pedro Zurita donó su primera casulla bordada como manto para esta imagen, que durante años se procesionó el día de la Virgen del Rosario. A mediados de los años 80 del siglo XX, don Lorenzo Castillo Morales, se encargó de la reorganización de la cofradía, comenzando por realizar una precisa restauración de la Imagen Patronal y adquiriendo el trono de la Virgen de los Dolores, perteneciente a la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, para poder realizar la procesión con la talla corpulenta. Este trono es obra de Andrés Valverde y es de los años 70 del siglo XX”.

La Virgen de la Estrella, patrona de Villa del Río. (@villadelrioayto)

Villa del Río

Situada en la comarca del Alto Guadalquivir es aquí donde se acaba nuestra ruta y aquí confluyen dos ilustrísimos españoles, cada uno en su disciplina, pero también relacionados entre ellos. Por un lado es el pueblo natal de una de las voces inolvidables de la radio española: Matías Prats Cañete. Inmortales son sus retransmisiones futbolísticas así como también de corridas de otros. Quisieron las coincidencias del destino que fuera él el que realizara, antes de su trágica muerte en Linares, la última entrevista a Manolete, el otro protagonista de esta villa cordobesa.

En este punto de la geografía cordobesa se encuentra ‘El Museo de Manolete’, famoso por sus múltiples fondos y completa información, ubicado en la calle Federico García Lorca, 3 de Villa del Río. Se trata de una iniciativa privada llevada a cabo por Francisco Laguna, que aunque nacido en Écija, levantó en Villa del Río esta especie de ‘santuario’ dedicado al mítico diestro cordobés.

Como sucede en otras muchas localidades, las fiestas patronales tienen lugar 8 de septiembre. En este caso, todo alrededor de la Virgen de la Estrella. El  5 de septiembre se procede a la ofrenda floral desde la parroquia hasta a la ermita, situado en la falda del cerro Morrión, así como el pregón de las jornadas; el 6 tiene lugar una misa en el humilladero y el 7 es el traslado desde la ermita de la Virgen hasta la parroquia de la Inmaculada Concepción. Ya el día 8 es el día grande con la celebración por la mañana de la eucaristía por la festividad y por la tarde, tras la misa, tiene lugar la procesión de alabanza.  En algunos de estos actos es costumbre también celebrar los ‘relatos de segadores’, en alusión a aquellos mismos que se encontraron una figurilla mariana en el siglo XV en el lugar donde hoy se alza el humilladero.

Archivado en: Córdoba, Toros.