El mundo de las bandas, en época de vacas flacas. La Agrupación de Bandas de Música Procesional de Málaga ha emitido un comunicado conjunto en el que claman ayudas para paliar la merma de ingresos que han sufrido ante la ausencia de procesiones de Semana Santa y actos paralelos.

Así lo han manifestado a través de este comunicado, a través del cual quieren «exponer la situación tan difícil en la que se encuentra nuestro colectivo, ya que se han visto mermados sus ingresos de forma dramática, lo que imposibilita de forma clara el poder afrontar el mantenimiento de la actividad y cubrir la inversión realizada previa a la Semana Santa», expresan literalmente.

Es conocido que el trato que existe entre tantas hermandades y bandas entre sí da lugar a una amalgama de acuerdos de los más variados de cara al escenario nuevo vivido. Pero llama significativamente la atención una denuncia de la Agrupación: «nos hemos encontrado con no pocas cofradías/hermandades que no solo se han negado a cumplir lo pactado en los distintos contratos sino que además no se han sentado a negociar una solución a corto, medio o largo plazo de cara a amortiguar lo acaecido este año». En resumen, se ve que hay hermanos mayores que no cogen teléfonos.

Si bien en el mismo texto difundido también hacen mención a corporaciones que han alcanzado «acuerdos razonables» para ambas partes, solicitan en su primera demanda que las hermandades se sienten con las bandas para alcanzar acuerdos.

Por su parte, la segunda petición que incluye comunicado va dirigida a las autoridades y gobernantes: piden reuniones con los políticos a corto plazo para buscar soluciones en aras a que este colectivo de más de 1.200 músicos no corra el riesgo de desaparecer «y con ellas un legado musical y cultural de nuestra ciudad».

Archivado en: Música.