No hubo procesiones; por tanto, quiero el dinero de un evento por el que pagué y no disfruté. Así se desprende de la mayoritaria respuesta de los abonados de sillas y tribunas de la Semana Santa de Málaga, que tienen abierto hasta el 31 de julio el plazo para decidir qué hacen con el dinero invertido en los abonos de la Semana Santa 2020, frustrada por la crisis del coronavirus.

Hasta la fecha, la respuesta de quienes ya se han pronunciado es mayoritariamente la de recuperar el dinero pagado por un espectáculo que nunca se celebró. De esta forma, y según informan desde San Julián, el 79,9% de los abonados que ya se han puesto en contacto con la Agrupación han solicitado la devolución total del importe.

Solamente un residual 1,3% ha solicitado dejar a cuenta la mitad del dinero para los abonos de las procesiones de la Semana Santa de 2021, en donde están puestas las esperanzas para que se pueda celebrar en condiciones normales.

Según expresa la Agrupación de Cofradías en un comunicado, “dada la lógica complejidad que el sistema de verificación al respecto requiere a fin de comprobar y clasificar de manera adecuada los datos que se viene remitiendo por los abonados en los referidos formularios -se ofrecen cuatro posibilidades para la disposición de los importes-, el citado proceso de devolución consiste en la activación de distintas remesas, cuyos reembolsos irán siendo gestionados periódicamente a través de transferencias económicas a aquellos titulares que han optado por devoluciones parciales o totales”.

En definitiva, que “la primera remesa ya en curso bancario, dependiendo de las particulares circunstancias operativas de las entidades financieras, podrá tener diligenciada la preliminar partida de transferencias a principios/mediados de la próxima semana”, firmaban este viernes 24 de julio.

Una de las opciones que presentaba la Agrupación de Cofradías era la de donar la cuantía total o parcialmente a los fondos de la entidad de San Julián para sus proyectos: sólo el 0,3% ha optado por esta modalidad. Y recuérdese que las Hermandades son también titulares de abonos.

El plazo para la gestión de los abonos finaliza el 31 de julio y el acceso tanto al formulario como al documento a cumplimentar se halla en la portada de la web de la Agrupación de Cofradías.