Dos años y medio después de su nombramiento, Manuel Ángel Santiago deja la delegación de Hermandades y Cofradías para ser sustituido por el sacerdote Salvador J. Guerrero Cuevas.

Guerrero Cuevas, que a la vez ha sido nombrado párroco de San José Obrero en Carranque, procede de la parroquia Santa María la Mayor de Ronda, de donde ha sido director espiritual de las nueve hermandades de la feligresía, además de consiliario de la Agrupación de Cofradías de la Ciudad del Tajo.

Salvador Guerrero, de 46 años, sustituye a Manuel Ángel Santiago con la idea de “afianzar todo el trabajo que en estos últimos tiempos se ha puesto en marcha”, como expresa en una entrevista publicada en Diócesis Málaga.

En este mismo encuentro, el nuevo delegado se posiciona claramente en torno al Sábado Santo: “no necesita ser cambiado” ya que “en nuestra diócesis, tradicionalmente, no se han celebrado salidas procesionales el Sábado Santo”, expresa. Además, argumenta que “es un día alitúrgico en el que la Iglesia aguarda al gran acontecimiento que da sentido a nuestra fe y que necesita ser preparada, celebrada y vivida con toda la solemnidad en nuestras parroquias”, aludiendo a la Vigilia Pascual.

Tres vicarios

En otro orden de cosas, el obispo Jesús Catalá ha puesto en marcha desde el pasado 6 de agosto tres vicarías por debajo de la general, que ostenta el sacerdote Antonio Coronado. Manuel Ángel Santiago seguirá vinculado de alguna forma a las hermandades, pues asumirá la vicaría episcopal para el Laicado.

Por su parte, Francisco Javier Guerrero García ha sido nombrado vicario episcopal para la Evangelización y Juan Manuel Ortiz Palomo, vicario episcopal para la Acción Caritativa y Social.

Archivado en: Diócesis de Málaga, Ronda.