Parecía que nunca llegaría. 84 años después, el Cristo Mutilado dejará de estarlo. Este Crucificado y su Cofradía eran símbolos caducos del Franquismo, pero los herederos de aquello quieren seguir escribiendo su propia historia y para ello debían pasar página. Ninguno de los pasos dados hacia esta nueva etapa han debido de ser fáciles y, sin embargo, todos ellos decididos e incuestionables. Desbloqueo incluido de usuarios en redes sociales. El último y definitivo: la restauración de la imagen y su cambio de advocación. Además, llena de simbolismo, el Cristo de la Clemencia es toda una llamada a la reconciliación. Las disputas entre caballeros y «putos cojos» ya sí son parte del pasado.

La Cofradía del Cristo Mutilado, a buen seguro, fue la Corporación más vinculada al régimen Franquista de todo el país. No sólo se funda en el contexto de la Guerra Civil, en su epílogo, en 1939, sino que lo hace para aglutinar a los mutilados de guerra del propio bando Franquista. También las hubo de características similares en otras ciudades, pero la de Málaga adquiere el rango de Cofradía Nacional. Tras la muerte del dictador, en 1975, la vida de la Hermandad languidece gradualmente hasta llegar a nuestros días, siendo la Semana Santa de 1976 la última en que sale en procesión, ya muy desmilitarizada.

 

Cristo de la Clemencia es una advocación preciosa, cargada de significado, con su intrahistoria propia y que llega a sumar al mundo cofrade malagueño. Pero difícilmente dejaremos de llamar a la Cofradía por su vulgo histórico. Desde luego, poco sentido tendría seguir hablando del Cristo Mutilado; pues ni seguirá mutilado, ni a Jesucristo le quebraron hueso alguno, según citan las Escrituras. Sí podremos hablar de la Cofradía de Los Mutilados, como se conoce popularmente en Huelva a la hermandad de los mutilados de la Guerra Civil; como existe la de Los Gitanos, Los Estudiantes o Los Viñeros. O en otras ciudades, por ejemplo, la de Los Judíos o Los Ferroviarios.

Cartel de la reposición al culto del Cristo de la Clemencia, aún sin su advocación rotulada. (@cristomutilado)

 

Muchos pensaban que el futuro de esta Cofradía era su extinción, antes o después. Pero con esta actualización, aterrizan de repente en el siglo XXI. Ya cabe incluso imaginarla formando parte del concierto procesionista de la Semana Santa de Málaga, integrada nuevamente en la Agrupación de Cofradías. Bienvenida sea la Cofradía de Los Mutilados de Málaga.