La Agrupación de Cofradías acudió a Sevilla a presentar lo que tiene proyectado, hasta el momento, para la celebración del Centenario (1921-2021). Un acto social celebrado en el teatro Lope de Vega, que contó con una amplia representación política andaluza. Obviamente, y mucho menos en estos tiempos de pandemia, la entrada no era posible para el cofrade de base. En este contexto, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, defendió el papel y la importancia «crucial» de las distintas hermandades, de sus agrupaciones y consejos dentro de la sociedad andaluza, al mismo tiempo que subrayó que el Gobierno andaluz ya está trabajando con éstas para buscar una fórmula que permita celebrar la Semana Santa de 2021, aunque sea de una manera distinta y excepcional y respetando las medidas sanitarias por la pandemia de Covid-19.

«La Semana Santa no es sólo un acontecimiento de fe, es una actividad con importancia en el ámbito económico y social», afirmó Moreno Bonilla, en declaraciones recogidas por Europa Press. Durante su intervención, anunció la continuidad de una línea de ayudas al arte sacro, que se resolverá en las próximas semanas y que están destinadas a la restauración e inventario de bienes religiosos con las que relanzar la economía en el sector, así como para mantener en el mejor estado posible «un patrimonio que tiene un valor incalculable». En este punto, hizo alusión al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, al que se refirió como «una institución de referencia internacional que, a día de hoy, trabaja en una veintena de proyectos de bienes de hermandades y que es garantía de calidad, de investigación y de respeto hacia nuestro legado». «Andalucía no se entiende sin la aportación fundamental que realizan durante todo el año sus hermandades y cofradías», añadió. El presidente incidió en el compromiso del Gobierno andaluz por velar por el presente y el futuro de las hermandades y por un sector como es el del arte sacro, «que está atravesando graves dificultades».

Una representación de políticos de Málaga viajó a Sevilla para asistir a esta presentación de los actos del Centenario

«Somos un pueblo de esperanza y fe y sabemos superar los obstáculos y las piedras en el camino; estoy convencido que a pesar de las circunstancias difíciles que estamos atravesando vamos a empezar a caminar, a ver la luz y a disfrutar de la grandeza de nuestra Semana Santa», agregó. Al acto asistieron entre otros el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco; el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda; la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; y el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado. Asimismo, participaron en él el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, Pablo Atencia; el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez; el presidente de la Comisión del Centenario de la Agrupación de Cofradías de Málaga, Luis Merino; y representantes de hermandades y cofradías de toda Andalucía.

 

Primeros pasos por recuperar el culto externo

Moreno Bonilla citó el acto realizado por el Gran Poder en la plaza de San Lorenzo, para conmemorar su 400 aniversario, como un referente de culto público en tiempos de pandemia. Cabe entender que cada acontecimiento requiere su lectura propia, para buscar fórmulas compatibles con el contexto actual del Covid-19. En este sentido, aunque no aportó ninguna, mostró voluntad por avanzar hacia la recuperación del culto externo, refiriéndose siempre a la celebración de la próxima Semana Santa. En Jerez, la primera ciudad andaluza donde las cofradías de forma colegiada movió ficha ya tienen respuesta municipal. Así, la hermandad jerezana de la Candelaria recibió la aprobación municipal para celebrar su rosario de la aurora anual, que tiene lugar en el interior de los Jardines de la Atalaya. En primera instancia, un acto de las mismas características organizado por la hermandad del Soberano Poder fue denegado desde la delegación de movilidad ante el peligro de contagios del Covid-19. Finalmente, esta segunda petición ha prosperado y tendrá lugar el próximo 18 de octubre. Una muestra de que el culto externo también es posible en tiempos de pandemia.