• lunes, 18 octubre 2021
  • Actualizado: 17/10/2021
5 meses y 23 días para el Domingo de Ramos

De llevar apenas un año a rozar casi los tres lustros al frente de una hermandad. El panorama cofrade de las corporaciones de penitencia de la ciudad cuenta con casos para todos los gustos.

Y es que la obligación del mandato a cuatro años que el Obispado instauró hace tiempo provocó que, en caso de reelección, un mismo hermano pueda gobernar hasta ocho años su cofradía. Hasta entonces, una buena parte de las corporaciones fijaba su período de gestión a tres años de duración -y los había hasta de dos-. A veces, cuatro años de mandato pueden ser demasiado largos.

Con todo, hay casos en los que el hermano mayor ha visto superado sus dos mandatos consecutivos prescritos. Para poder ello, siempre es precisa la dispensa del Obispado. En la actualidad, los hermanos mayores con más tiempo en el cargo son Fernando Galeote, Juan Lupiáñez y María del Carmen Ledesma, que están al frente de las hermandades victorianas del Ecce Homo, el Rocío y el Amor, respectivamente. Fueron elegidos en las urnas por primera vez en verano de un lejano 2008, por lo que van camino de los doce años y medio, reelección tras reelección y alguna prórroga concedida.

La Caridad en 2008 -estrenando cartelas del trono-, meses antes de ser elegida Mª Carmen Ledesma hermana mayor. (A. C.)

A la zaga, Rafael López Taza, que cumple once años al frente de la hermandad de la Sagrada Cena, y Antonio Sánchez Herrera en Pasión, que lleva diez años y medio. Estos cinco hermanos mayores son los que ya llevan más de una década portando el bastón dorado de su cofradía respectiva.

Además, la pandemia que sufrimos y la entrada en vigor el 1 de julio del estatuto marco decretado por el Obispado han provocado que algunos hermanos mayores hayan superado los ocho años correspondientes a los dos mandatos consecutivos y las siguientes elecciones tengan que hacerse esperar. Son los casos de Salvador Pozo (Prendimiento), Antonio Martínez Piñar (Jesús ‘El Rico’) y Prado Hernández (Soledad de San Pablo). Sus ocho años cumplieron el pasado verano, pero los comicios aún no pueden echar a andar.

Al otro lado de estos casos se encuentran los hermanos mayores con menos tiempo al frente de sus hermandades. Se trata de los que en esta recta final de 2020 están cumpliendo un año desde su elección: Carlos Galiana en el Dulce Nombre, Salvador Valderrama en Zamarrilla, Jorge Alcántara en los Estudiantes y Rosa María Leal en la cofradía de los Dolores de Churriana.

Además, apenas un año y medio de mandato todavía suman David Martín (Salesianos), Diego Hermoso (Paloma), Manuel Corcelles (Expiración), José Manuel Díaz Jaime (Viñeros) y Pablo Sánchez (Santo Sepulcro).

 

Cuota femenina

En la actualidad, las hermandades de pasión malagueñas cuentan con cuatro hermanas mayores al frente. Además de las mencionadas María del Carmen Ledesma en el Amor y Rosa María Leal en Churriana, también gobierna Ángela Guerrero en las Penas (que cumplirá dos años en el cargo el próximo enero) y Laura Berrocal en la Sangre (que lleva tres años y medio de mandato).