¿Habrá movilidad entre municipios esta Semana Santa 2021? ¿Seguirá el toque de queda? Aunque no salgan procesiones, se desconoce aún si la Semana Santa permitirá escapadas entre ciudades y pueblos en unos días en los que, presumiblemente, las imágenes titulares se expondrán al culto de una forma especial. En este sentido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, explica que en el plan para controlar los contagios de Covid-19 en Semana Santa «no se pueden plantear medidas comunes porque la situación epidemiológica es muy diferente» en cada comunidad autónoma. Es decir, muy probablemente, Andalucía decidirá sus propias restricciones según evolucione la tasa de contagios.

En rueda de prensa este segundo jueves de la Cuaresma, el epidemiólogo ha advertido de que resulta «complicado» predecir a largo plazo cómo será la situación de cada autonomía. «Los datos que tenemos ahora nos permiten predecir que la incidencia va a seguir bajando a nivel nacional, pero no al mismo ritmo en todas las comunidades autónomas. Predecir a mayor largo plazo, sin embargo, es complicado. Actualmente hay una diferencia entre comunidades autónomas importantes, algunas tienen 70 casos por cada 100.000 habitantes y otras superan los 400″. En este sentido, la tasa de contagios en Andalucía podría bajar de los 200 casos en los próximos días.

Fernando Simón afirma que «las cosas van bien» pero subraya que «todavía hay zonas de España donde la situación no es buena»

Fernando Simón considera que el planteamiento para Semana Santa tiene que «ser muy cuidadoso» y que «no se pueden plantear medidas comunes porque la situación epidemiológica es muy diferente». En cualquier caso, avanza que la Comisión de Salud Pública está trabajando en el documento sobre el que se pueda llegar a acuerdos: «Es muy probable que la semana que viene o como muy tarde la siguiente haya un borrador. Estaremos a tiempo para la aplicación en Semana Santa». Los planes se hacen con las previsiones de incidencia actuales. «Si hay cambios en la incidencia, si la situación cambia, las medidas se deben cambiar o mejorar», advierte el epidemiólogo. Algo similar ocurrió en Navidad, cuando los contagios comenzaron a subir tras el puente de la Constitución y algunas comunidades autónomas se desmarcaron del plan original consensuado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) reforzando las medidas. En definitiva, «las cosas van bien» pero Simón subraya que «todavía hay zonas de España donde la situación no es buena». «Lo que sería una pena es que, teniendo las ocupaciones de UCI al máximo, volviéramos a tener más casos de los que tenemos ahora. Nuestro sistema de salud no estaría preparado para asumir un aumento los casos. Tenemos que controlar la transmisibilidad al máximo», reclama.

En este sentido, Simón insiste en pedir a las comunidades autónomas que aborden con «escrúpulo» la desescalada. «Todavía no podemos relajarnos más de la cuenta. El descenso de la incidencia no es homogéneo en todas las comunidades autónomas, en algunas es muy agudo y en otras, si bien siguen descendiendo, es mucho más suave. Esto nos tiene que hacer reflexionar un poquito sobre la necesidad de mantener las medidas, quizá no todas pero muchas de ellas», concluye.

 

Primeras voces cofrades sobre las restricciones

El presidente de la Unión de Hermandades de Jerez de la Frontera, Dionisio Díaz, en representación de las cofradías jerezanas, ha remitido un escrito al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en el que le pide que levante el toque de queda en la Madrugá para «poder vivir esa noche junto a los Sagrados Titulares». En el escrito recuerda que la Semana Santa de Jerez «hunde sus raíces en la noche de los tiempos, llevando con seguridad más de 450 años en vigor», lo que ha hecho que se hayan ido adaptando «costumbres que se han ido convirtiendo en tradiciones que pasan de generación en generación», siendo una de ellas la Madrugá, «en Jerez llamada Noche de Jesús».

Al no haber cofradías en la calle este año, para poder «vivir esa noche junto a los Sagrados Titulares», pide al presidente de la Junta «que esa noche de manera excepcional se levante el toque de queda para que así todos los cristianos de la ciudad puedan rezar a sus imágenes y velar los Sagrarios». «Es una noche Santa la que va del Jueves al Viernes Santo, una noche en la que Jerez no duerme para velar junto al Señor, para acompañarlo en el previo a su Pasión, le pedimos encarecidamente esta excepcionalidad para así, llegar con mayor fervor a la Pascua de Resurrección», manifiesta en su escrito el presidente de la Unión de Hermandades.