El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas pretenden unificar las restricciones de cara a la próxima Semana Santa. En el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de este miércoles, 3 de marzo, la mayoría de los consejeros autonómicos se mostraron partidarios de tomar medidas conjuntas y la mayoría de ellos apuestan por mantener cierres perimetrales autonómicos. Madrid es la única comunidad que se desmarca de esta estrategia y apuesta por seguir abierta. La ministra, Carolina Darias, ha pedido una medida conjunta que se aplique en todo el territorio y que permita «seguir salvando vidas». Su ministerio ha preparado una propuesta, adelantada por la Cadena SER, en la que propone restringir la movilidad entre comunidades, aplicar el toque de queda desde las 22.00 hasta las 6.00 y reducir las reuniones a entre cuatro y seis personas, entre otras medidas.

El documento será debatido este jueves por el Comité de Salud Pública, formado por el ministerio y los directores de salud pública de las comunidades. Las conclusiones se elevarán al CISNS la semana que viene. No obstante, la ministra ha dejado clara la postura del Gobierno en declaraciones en la radio: «Queremos que las medidas giren en dos grandes raíles: la limitación de movilidad y del contacto social. Nuestro objetivo es salvar vidas, no salvar semanas. Adoptemos todas las medidas que permitan salvar vidas, que sabemos cuáles son. El perimetraje es una de ellas, pero quiero esperar a la resolución del comité de mañana [por este jueves, 4 de marzo]». La propuesta es evitar cualquier tipo de desplazamientos que no sea necesario entre comunidades autónomas, incluido los estudiantes que residan durante el curso fuera de sus territorios. El documento también prevé prohibir eventos masivos y desaconsejar encuentros sociales en domicilios.

Ahora mismo el temor que existe es que una movilidad descontrolada durante la Semana Santa pueda generar una cuarta ola. «Si hay comunidades, como Madrid y Cataluña, con menos restricciones y más casos, podemos encontrarnos de nuevo con lo que vimos el verano pasado, con el desplazamiento masivo del centro del país a la costa, y los consiguientes brotes», advierte en declaraciones a El País Rafael M. Ortí Lucas, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. Por su parte, la pasada semana, Fernando Simón advirtió que «no se pueden plantear medidas comunes porque la situación epidemológica es muy diferente». Como sea, la base de la propuesta de Sanidad es el cierre perimetral para todas las comunidades en Semana Santa.