• miércoles, 22 septiembre 2021
  • Actualizado: 18/09/2021
6 meses y 19 días para el Domingo de Ramos

Málaga inicia la cuarta semana de la Cuaresma con una tasa de contagio de Covid-19 de 115,4 y da un nuevo paso en la desescalada, al bajar a la fase de alerta 2. Por el momento, la Junta de Andalucía mantiene el cierre de la comunidad y de las provincias y el toque de queda de 22.00 a 6.00 horas, aunque permitirá reuniones de hasta seis personas. En esta nueva fase se alivian las restricciones, pero apenas afecta de forma específica a la vida de las cofradías, pues se mantiene la ocupación de hasta el 50% del aforo de los templos, como en el anterior nivel de alerta. La principal novedad es que las bandas podrán volver a su actividad, merced a un decreto específico. Eso sí, con numerosas restricciones, pero desde esta semana volverán a escucharse sones cofrades en las calles andaluzas. Oficialmente, las medidas están en vigor desde este pasado fin de semana, el tercero de la Cuaresma.

Con el nivel de alerta grado 2, el horario de la actividad comercial se amplía hasta las 21.30 horas, incluidos bares y restaurantes. También se permite la venta de alcohol hasta esa misma hora. Toda la provincia de Málaga, salvo los municipios de la Serranía de Ronda (aún en fase 4) y la comarca de la Costa del Sol (fase 3), disfrutarán de estas medidas. Para éstos el cerrojazo comercial de bares se mantiene a las 18.30 horas, lo mismo que el tope para la venta de alcohol.

Archivado en: Coronavirus.