Mejor a la luz de la cera que con un foco eléctrico. El equipo de elcabildo.org enciende cirios y focos los lunes, para empezar la semana con algo de claridad. Preferentemente los lunes, pero cualquier día podría ser necesario: pasó el Domingo Laetare y hoy es lunes 15 de marzo, cuarto de la Cuaresma y vamos a por la quinta semana…

 

Cirios

Tras un año de pandemia -cada uno que mire su propia mochila- merece un cirio cada cofrade capaz de mantener encendida esa llama que es el compromiso con su hermandad. Por supuesto, hablamos también del cofrade de base que cumple con sus cuotas y encuentra en la capilla de sus titulares el mejor refugio. Es necesario que todos ellos sean pabileros, ahora que soplan rachas de apatía y aires de incertidumbre. Si llevamos toda la Cuaresma lamentando el nivel general de los carteles, toca encender otro cirio a Estudiantes por otra magnífica propuesta cartelística. Se han convertido en vanguardia en este género donde abunda tanta mediocridad: véase la pintura del vía crucis del Santo Suplicio presentado también esta semana. Y tal y como se auguraba, aquí otro cirio al montaje del triduo de la Soledad de Mena. Menudo póquer el que han hecho los cofrades de Santo Domingo esta Cuaresma. Lejos del circuito cofrade del centro de la ciudad, hay que detenerse en la propuesta de los cofrades de Churriana, cuyo estilo en los cultos y en los atuendos de las imágenes ayudan a acentuar el sabor antiguo de sus titulares. En el campo de los grupos parroquiales, se ha visto trabajo y aire fresco en las propuestas de los grupos parroquiales de la Dulce Resignación, en la Trinidad, o del Carmen Doloroso, en Pedregalejo.

 

Focos

Bien está que cada cofradía estipule, si así lo considera, un donativo mínimo para retirar su papeleta simbólica o lo deje a voluntad del donante. Pero resulta especialmente chocante, más si cabe sin procesiones de por medio, que se ponga una tabla de precios y poder optar a un obsequio/recuerdo de mayor o menor valía en función de la aportación, como propone la Pollinica a sus hermanos. Tras unas semanas de debate sobre el espacio de culto que debe ocupar Jesús Cautivo, a falta siempre de conocer la opinión de los propios hermanos de la Cofradía, llega la ampliación de su trono procesional. Será necesario un tiempo para asimilar la obra y ver cómo funciona cuando la presida el Señor. Quede como quede, por principios no debería trastocarse un original -y esto es la puntilla a la reforma que ya hicieron cuando a Málaga le dio por la absurda devoción a los ochovarales-, y el enésimo ejemplo de esa ola que bien podría calificarse de monstruización de tronos.

 

Ruegos y preguntas

¿Papeleta de sitio, puesto o cómo lo llamamos? Más allá del debate lingüístico: ¿quién ha acudido ya a la llamada de su hermandad? ¿Cómo podemos hacer partícipe de este rito a todos los malagueños que cada año salen de nazareno, acólito o bajo un varal? ¿De cuántos países distintos participarán cofrades en el Congreso Internacional que propone la Agrupación? ¿Cómo repartirá este año el Ayuntamiento las subvenciones cofrades que aprobará próximamente? ¿Seguirá la concejala de Cultura, Noelia Losada, la bochornosa fórmula de su excompañero de partido Juan Cassá? ¿No es de dudosa eficacia apostólica que en la parroquia del Carmen apaguen la capilla del Chiquito para que los fieles no molesten con visitas durante la misa? ¿Podría el soportal de la nueva casa hermandad de Fusionadas en el pasillo de Santa Isabel servir para salvar en el futuro a algún trono de un chaparrón inesperado? ¿Todos al tanto del susto de este fin de semana? Lo ocurrido en Sevilla (un pequeño incendio sin consecuencias) durante unos cultos en la iglesia de Santa Catalina debe hacernos ver el peligro que siempre supone una vela encendida. Un ruego, por muchas que podamos encender: ¡mil ojos!