• lunes, 18 octubre 2021
  • Actualizado: 17/10/2021
5 meses y 23 días para el Domingo de Ramos

Una nueva historia taurino-cofrade del programa ‘Andalucía en Semana Santa’ de Canal Sur Televisión nos traslada a la ciudad gaditana de Jerez de la Frontera. Allí cada Martes Santo salen a la calle Nuestro Padre y Señor de las Penas (apodado cariñosamente como ‘El Chiquitito’) y María Santísima del Desconsuelo, sagrados titulares de la conocida popularmente como Hermandad de los Judíos de San Mateo. El protagonista es el insigne torero de la tierra Juan José Padilla, quien desde su niñez se quedó prendado por el movimiento de los pasos en la calle y por la “rigurosidad” que apreciaba en el cortejo nazareno. Cuando cumplió la edad y paralelamente alcanzó la estatura ‘el ciclón de Jerez’ se hizo costalero del Señor, donde estuvo 20 años: segunda vara, costal izquierdo, detrás del patero (fijador del patero).

El Señor de las Penas, de la Hermandad de los Judíos de Jerez. (@hdaddesconsuelo)

La vida de Padilla sufrió un antes y un después. Un episodio que conmocionó a la sociedad: su gravísima cogida en la Feria del Pilar de Zaragoza en el año 2011. Un toro de Ana Romero le asestó una  cornada en la cara que, entre otras muchas graves consecuencias, le trajo la pérdida de su ojo izquierdo. En medio de su sufrimiento, le ofreció el traje que llevaba en la cornada a la Virgen del Desconsuelo y le pidió volver a ponerse el traje aunque fuera sólo una vez más. Llegó el milagro de salvar la vida y el doble milagro de su reaparición. El vestido rosa y oro fue entregado a la dolorosa después de matar dos toros de la misma ganadería que lo había herido casi de muerte en la capital aragonesa.  El chispeante se conserva en la casa hermandad, hermandad a la que sigue acompañando pero ahora vistiendo la túnica de nazareno. El hecho de haber tenido que cambiar el costal por el capirote le dejó la espinita de no haber sacado nunca a la Virgen.

El terno de Padilla, a los pies de los titulares de Los Judíos de San Mateo. (@rtva)

Las cámaras de la televisión pública andaluza quisieron grabar el momento de la ofrenda por parte de Padilla a la Virgen, atribuida al imaginero sevillano Ignacio López. El momento lo acompañó de estas palabras: «Gracias por darme la oportunidad de nuevo. En mi carrera hay un antes y un después y ese después de mi carrera tan  respetable tan querida y admirada se lo debo a ella». «No tengo vida para pagarle a la Virgen todo lo que ha hecho por mí y todo lo que hace por mi familia», culminaba el Maestro jerezano.

Archivado en: Andalucía, Sevilla.Toros.