La Virgen Socorro es una nueva devoción para la capital malagueña. Más allá de la popular advocación de la Virgen del Perpetuo Socorro, patrona de los agentes de seguros (que contó con hermandad de gloria de cierta actividad en la parroquia de San Juan hasta los primeros años del siglo XXI), su nombre no está asociado a ninguna imagen mariana cuya veneración, al menos, haya perdurado hasta nuestros días.

Desde 2021 pasará a ser la advocación de la Dolorosa que se sitúa a los pies del Cristo de la Sangre, un nombre que, como veremos, se aplica tanto a devociones de gloria como a imágenes de la Virgen dolorosa.

La provincia cuenta con referencias devocionales con este nombre. Sin duda, la más célebre es la Virgen del Socorro de la Cofradía de Arriba, de Antequera: «La Socorrilla» sale cada Viernes Santo en la procesión desde su sede, la iglesia de Santa María de Jesús en el Portichuelo. Es una de las dolorosas que goza de mayor cariño del pueblo antequerano. La Virgen fue coronada canónicamente en 1988.

Asimismo, la Virgen del Socorro es patrona de Casabermeja, y da título a la parroquia del pueblo. La imagen actual es una talla letífica de vestir del escultor de Antequera Antonio García Herrero.

La Virgen del Socorro, patrona de Casabermeja, en su romería del 15 de agosto. (A. C.)

También contemporánea, pero dolorosa, es la Virgen del Socorro de la Estación de Cártama que se venera en la parroquia San Isidro Labrador: una talla del sevillano Juan Manuel Miñarro (2012) que es titular del grupo parroquial del Cristo de la Misericordia.

Además, en Ronda, la Virgen del Socorro intitula la parroquia céntrica de la ciudad, que es presidida por una magnífica talla gloriosa de esta advocación, gubiada por el escultor de Higuera de la Sierra Sebastián Santos Rojas.

 

La Virgen del Socorro en Andalucía

Más allá de la provincia, la devoción a la Virgen del Socorro cuenta con tradición en otros lugares de Andalucía. Por ejemplo en Córdoba, donde la ciudad venera esta antigua imagen letífica en una ermita a las puertas de la emblemática plaza de la Corredera. Coronada canónicamente en 2003, la Virgen del Socorro es titular de una hermandad del siglo XVII con un brillante pasado. No en vano, en 1965 fue declarada alcaldesa perpetua de la ciudad. La Virgen está volviendo a salir en procesión entre septiembre y octubre tras un reciente período de letargo.

En Jerez de la Frontera, por su parte, la Virgen del Socorro es nada menos que copatrona de la ciudad desde 1610. Recibe culto en la Catedral y sale en procesión cada Lunes Santo con el Cristo de la Viga, de cuya cofradía es titular mariana. Aunque ha sufrido algunas alteraciones, el origen de esta imagen, probable del siglo XVI, es claramente glorioso.

También en Sevilla la Virgen del Socorro goza de mucha tradición. Es la titular mariana de la prestigiosa Archicofradía del Amor, fundada en el siglo XVI con el objeto de atender a los encarcelados, de ahí seguramente su advocación. La actual imagen, que sale cada Domingo de Ramos de la iglesia del Salvador, se da por sentado que es la imagen tallada por Juan de Mesa junto al Cristo del Amor, si bien ha sufrido numerosas intervenciones.

Volviendo a la provincia de Córdoba, en Cabra también veneran a la Virgen del Socorro con una valiosa imagen de medio busto y de indudable corte del círculo de los Mora, que para su salida procesional del Sábado Santo es acoplada en una devanadera y sobrevestida. Aunque la talla es antigua, su hermandad es reciente, de 1965.

La Virgen del Socorro, patrona de Rociana del Condado. (A. C.)

Por su parte, la Virgen del Socorro es la dolorosa que sigue a la siempre preeminente devoción de Jesús Nazareno en localidades como Ayamonte, Lucena o Alcalá de Guadaíra. Ello cuando no es una imagen gloriosa y patrona, muy venerada en localidades como en la onubense Rociana del Condado o la almeriense Tíjola.