Mayo arranca en Capuchinos con la Divina Pastora y se cierra con María Auxiliadora. Tras la celebración de la tradicional novena a la patrona de los salesianos y su festividad, el pasado lunes 24 de mayo, con la celebración de hasta seis eucaristías, los actos de la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada finalizarán en la jornada del sábado 29, en que tenía que haberse celebrado la procesión solemne por las calles capuchineras.

Por la mañana, a las 12 del mediodía, tendrá lugar la exaltación de bajada de María Auxiliadora, que pronunciará el antiguo alumno salesiano y hermano mayor de los Dolores de San Juan, Rafael de las Peñas. Las puertas se abrirán media hora antes.

A partir de ese momento, la imagen de la Virgen quedará expuesta en el Santuario a la veneración de los fieles de manera ininterrumpida hasta las ocho de la tarde. Durante todo el horario de apertura se recogerán alimentos no perecederos destinados a la orden de San Juan de Dios.

Las dos bandas que participan habitualmente en el cortejo, la agrupación musical San Lorenzo Mártir y la banda de música de la Paz, ofrecerán sendos conciertos a lo largo de la jornada en el patio del colegio San Bartolomé, anexo al templo.

A las 13.15 horas, aproximadamente, lo hará la formación de la Hermandad de Viñeros. Sonará ‘Reina de Reyes’ (Alejandro Blanco), seguida de las marchas de José Manuel Mena ‘Luz de Jerusalén’, ‘Entregado a su Pueblo’ y ‘¡Oh, bendita Estrella!’; posteriormente interpretarán ‘La Esperanza de María’ (Alejandro Blanco), cerrando con ‘Su concierto’, el himno de Don Bosco, una adaptación de Salvador Quero.

La banda de la Paz, por su parte, celebrará su concierto, titulado ‘Auxilium Christianorum’, a las seis de la tarde, con el estreno de la marcha de Juan Manuel Montiel ‘Auxiliadora. Virgen de los tiempos difíciles’.

La jornada en torno a María Auxiliadora Coronada finalizará con el rezo del Rosario y la adoración del Santísimo Sacramento.