• martes, 19 octubre 2021
  • Actualizado: 17/10/2021
5 meses y 22 días para el Domingo de Ramos

El 5 de junio de 1971 el Ayuntamiento de Sevilla imponía a la Virgen de la Esperanza Macarena la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla. A España aún no había llegado la democracia y Eddy Merckx estaba a punto de ganar el Tour (otra vez). Cinco décadas después con una democracia consolidada y un calendario deportivo (y no deportivo) algo trastocado por la pandemia, la Hermandad de la Resolana celebraba una eucaristía por el reconocimiento a la Esperanza de San Gil. La imagen llevaba prendida  para la celebración la medalla de oro que la cofradía de la madrugá había entregado al insigne ganadero Eduardo Miura Fernández, quien era hermano mayor precisamente en el 71.

Sevilla, el toreo y La Macarena es una trinidad que vertebra parte del espíritu de la ciudad, una triada con la historia y la tradición de su mano. Para cargar al día de simbolismo, más aún, fue también el pasado 5 de junio, el día escogido por la hermandad para inaugurar  el monumento a José Gómez Ortega ‘Gallito’, un «macareno y ciudadano ejemplar», que diría Fernández Cabrero, el hermano mayor.  Fue él junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el encargado de descubrir esta estatua realizada por el escultor Manuel Martín Nieto, también costalero de la Virgen. Situada en la plaza de la Esperanza Macarena, se encuentra muy cerca del busto de otra gran personalidad sin la cual no se entendería mucho de lo ocurrido en la historia contemporánea de la Macarena ni de la Semana Santa andaluza: Juan Manuel Rodríguez Ojeda. Este artista formó junto a José y el canónigo Muñoz y Pabón un triángulo de creación e innovación inigualable hasta hoy.  En el mismo acto se firmó un acta a través del cual la Hermandad cede el monumento a la ciudad de Sevilla que salda así su deuda con la memoria al torero de Gelves.

Cesión del monumento, por parte de la Hermandad de la Macarena, a la ciudad de Sevilla. (@juanespadassvq)

En el descubrimiento estuvieron presentes otras autoridades como la Consejera de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, el Rector de la Universidad de Sevilla, el Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, los portavoces municipales de PSOE, PP y Ciudadanos, así como el Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre en Sevilla, representaciones de las Hermandades del Gran Poder, Los Estudiantes, Polígono de San Pablo, Santa Genoveva, Sacramental de San Gil, Carmen de San Gil y Rocío de la Macarena, además de representantes del mundo de la cultura, los toros y algunos de los donantes del monumento. Todos se dieron cita para honrar al ‘Rey de los toreros’. Todo ellos frente a la Basílica, el lugar donde, según decía Fernández Cabrero, «siempre le espera la Virgen de su devoción».

Archivado en: Sevilla, Toros.