“Un mar, por media luna gris mandado,
prende fuego a un farol que apaga el viento”
(Rafael Alberti, Corrida de toros)

Con la temporada taurina ya en marcha en España y con la Cuaresma llamando a las puertas, planteamos en esta ocasión un nuevo cruce entre el mundo de la tauromaquia y el mundo de la religiosidad popular. ¿En qué piensa un taurino o un cofrade cuando escucha palabras como capirote, farol o vela? Para conocer las respuestas hay que pasar por el diccionario. Aquí se mezclan las definiciones la RAE con las que el gran José María Cossío nos legó en su ingente enciclopedia taurina ‘Los Toros’ y con vocabulario popular aplicado a  nuestras cofradías.

 

Afinar. En la ganadería brava se trata de refinar por la selección, el tipo o la bravura de los toros. Para la RAE es hacer que una cosa sea lo más perfecta, precisa o exacta posible. En el ámbito musical el término hace referencia al proceso de ajustar el sonido hasta que coincida con una nota musical de referencia.

Alamar. Adorno de pasamanería que es típico de los trajes de torear que consiste en una muletilla de la que penden caireles. Esta pieza del bordado en oro es habitual en aquellas sayas confeccionadas a raíz de un traje de luces.

Bandera. Es aquella que durante la corrida de toros luce desplegada en lo más alto de la plaza. También se usa como referencia para comprobar la incidencia del aire. Por otro lado, es habitual en los cortejos procesionales banderas que representan algún carisma como puede ser una bandera pontificia o concepcionista.

Capilla. Edificio contiguo a una iglesia o parte integrante de ella, con altar y advocación particular dícese también  de un Oratorio privado. Suele haber en las plazas para servicios religiosos y para las prácticas devotas que los diestros deseen llevar a cabo.

Capilla de la Plaza de Toros de la Maestranza. (M. J.)

Capirote. Dícese del toro que tiene la cabeza desde el principio del cuello de un solo color distinto al resto de la piel. Alusión al cucurucho de cartón cubierto de tela que usan los penitentes en Semana Santa.

Toro capirote.

Capuchino. Toro que tiene la cabeza de color distinto del resto del cuerpo de terminando la mancha en pico sobre cuero. Hay una línea muy fina de división entre el toro capuchino y el toro capirote. Capuchino, en el contexto religioso es el religioso que pertenece a esta orden nacida de una reforma de la orden franciscana.

Toro capuchino.

Cartel. Lámina en que hay inscripciones o figuras y que se exhibe con fines informativos o publicitarios. En la fiesta de toros se usa para anunciar las corridas y sus circunstancias.

Clarín. Instrumento música de viento metal semejante a la trompeta pero más pequeño y sonidos más agudos y que en los toros se usa para hacer las señales de los cambios de suerte. Un compendio de ambos mundos se haya en la marcha ‘Lloran los clarines’, dedicada a la memoria del diestro Francisco Rivera ‘Paquirri’.

Cruz. La parte demás alta del lomo, donde se cruzan los huesos extremidades anteriores con el espinazo. Es también el símbolo del cristianismo en alusión al madero donde murió Jesucristo.

Dorado. Cossío hace referencia al ‘Gran Diccionario Taurómaco’ de Sánchez de Neira que incluye el término ‘albahío’, muy en desuso, que se refiere al blanco amarillento que le da al pelo del toro aspecto dorado. El dorado, tanto como técnica o como color, es fundamental en el mundo cofrade.

Estampa. “Figura total de una persona o animal”. Imagen o figura estampada en un papel o impresa en libro. Es habitual que en los cultos internos, y cada vez más en los externos, se preparen estampas de las imágenes como obsequio y recuerdo para los fieles y devotos presentes.

Extraordinaria. La corrida que no se anuncia en el cartel previo de abono. En el ámbito cofrade se les llama extraordinarias a aquellas salidas procesionales que se hacen con un permiso especial y por alguna efeméride  además de las previstas en la reglas.

Farol. Lance de frente dado con la capa, cuya peculiaridad consiste en girar el diestro pasándosela por la cabeza al efectuarle. El farol para el cofrade es un enser cuyo cometido es alumbrar parte del cortejo o bien el trono o paso.

Faroles del trono de la Virgen de los Dolores de San Juan. (@doloressanjuan)

Greñudo. “Lo mismo que ‘meleno’, que es el toro que en su testuz, y cayéndole sobre la frente, tiene un mechón de pelo o melena”. El sentido cofrade apunta directamente a Cádiz y a su ‘Greñúo’, el Señor de Santa María. Imagen de Jesús Nazareno que procesiona el Jueves Santo que es regidor perpetuo de la ciudad y luce una larga melena de pelo natural.

‘El Greñúo’ de Cádiz. (@nazarenodecadiz)

Lanzada. Golpe de lanza dado en el toro, bien en la suerte de alancear o bien en la llamada lanzada a pie. En clave religiosa, la lanzada hace referencia al momento en el que el soldado romano Longinos clavó su lanza en el costado de Cristo una vez muerto en la cruz.

Media luna. Instrumento cortante, ya en desuso, utilizado antiguamente para las tareas del manejo toro.  Atributo que se coloca a los pies de las imágenes de la Virgen rememorando el pasaje del Apocalipsis de Sn jun a en que le se dice: Un gran signo apareció en el cielo: “Una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”.

Ochava. La parte de las localidades correspondiente a cada lado del octógono en el que se inscribe el ruedo de la plaza. En la Semana Santa de podemos ver lo que se denomina ‘palios ochavados’, que responden a esta misma forma.

La Virgen del Amor (Jesús ‘El Rico’), bajo su palio ochavado.

Palmas. Pitos, palmas, oreja, silencio, saludos, ovación…Son muchas las maneras valorar la actuación de un torero. Para un cofrade, las palmas siempre llevan al Domingo de Ramos a Jesús entrando en Jerusalén a lomos de un pollino.

Remate. Acción de terminar el diestro una suerte o el toro una embestida. También lo consideramos como la pieza de orfebrería que culmina enseres como el guion o estandarte.

Traspasada. La estocada excesivamente atravesada. El concepto ‘traspasada’ desemboca en la imagen del corazón de María  clavado con un puñal en alusión a la profecía de Simeón (Lc 2, 33-35): “En aquel tiempo, el padre y la madre del niño estaban admirados de las palabras que les decía Simeón. Él los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: «Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma».

Velas. Se llaman así a las astas cuando son altas y levantadas. Vela es también el cirio, fundamental tanto en los cortejos para alumbrar el camino que ha de recorrer la imagen como para iluminar a la imagen en sí en sus andas, tronos o pasos.

Verónica. Se llama así al lance de frente básico del toreo de capa. Recibe ese nombre en recuerdo a la Santa Mujer Verónica y a su gesto de enjugar el rostro de Cristo camino del Calvario.

Archivado en: Toros.