Que cada cofrade saque sus propias conclusiones pero el equipo de elcabildo.org no compartirá las suyas sobre la Semana Santa de Málaga 2022. Tras muchos años ofreciendo crónicas diarias al término de cada jornada nazarena y un balance llegada la Pascua, este año no será así. No se encenderán cirios y focos. En cada etapa de este proyecto que arrancó en 2002, el equipo ha ido adaptadando los contenidos que se ofrecían a las realidades personales y profesionales de las personas que lo hacían posible. Siempre de forma altruista y conciliando la labor informativa con la vida cofrade de cada uno. Ahora, los lectores de elcabildo.org merecen esta explicación.

Tras valorar distintos escenarios, el medio digital se mantendrá activo para dar cabida a los contenidos que puedan generarse, hasta que sea posible iniciar una nueva etapa de mayor actividad. Las actuales responsabilidades cofrades de la dirección de elcabildo.org imposibilitan ir más allá en estos momentos. Quizá en unos meses la realidad pueda ser distinta y así se hará saber.

El compromiso de mínimos será compartir, al menos, las tradicionales cuadrículas horarias. Si hay financiación, quizá en papel pero seguro en digital

La línea editorial de elcabildo.org y la forma de abordar la actualidad cofrade es seña identitaria de este equipo. Con las incomodidades y problemas que tantas veces ha supuesto a sus integrantes. Pero seguirá así o no será. Cabe la duda de si todo ello es compatible con un cargo de Hermano Mayor, cómo reaccionaría el mundo cofrade y dónde apuntarían ahora los dardos de la ira. Incluso si merece la pena seguir ofreciendo contenidos altruistamente para el mundo cofrade a riesgo de que paguen nuestras hermandades. A su debido momento se establecerán los límites y se tomarán decisiones.

Este año no habrá #itinerarioElCabildo, una publicación que no falta a su cita desde la Semana Santa de 2004. El compromiso de mínimos será compartir, al menos, las tradicionales cuadrículas horarias. Si hay financiación, quizá en papel pero seguro en digital. Sobrevivir sin recursos económicos dificulta todo pero elcabildo.org no está muerto, por ahora, sólo guarda silencio.