Balance del Miércoles Santo 2019

elcabildo.org hace balance de la Semana Santa 2019. Tras publicar cada día la crónica de la jornada, que trata de analizar aspectos generales acontecidos, llegada la Pascua, el equipo valora los días vividos cofradía a cofradía. Cada cofrade tendrá su opinión particular y este equipo comparte la suya: encendemos un ‘cirio’ para destacar aspectos positivos del día y un ‘foco’ para poner sobre la mesa realidades que consideramos mejorables.

· La cruceta musical: El pentagrama del Miércoles Santo, minuto a minuto.

 

Mediadora

Cirio. Grata sorpresa el repertorio e interpretación de la banda de la Estrella tras el Nazareno; sería deseable que encontraran continuidad en un trono que aún no ha repetido formación desde su primera salida.

Foco. No se entiende, en una Hermandad que cuida tanto los detalles, que el traslado de regreso desde la Casa hermandad de los Estudiantes se realizase de forma privada.

 

Salesianos

Cirio. Impecable compostura del cortejo nazareno, que combina de manera admirable su austeridad con el carisma juvenil y sus tramos infantiles. Cabe reconocer la normalidad con que la procesión recorrió las calles en un día tan complicado.

Foco. Lo cierto es que, en los evangelistas estrenados, se advierte un escalón de calidad por debajo de la muy notable imaginería del resto del trono.

 

El Rico

Cirio. Acertada estética general del trono del Nazareno, con un exquisito exorno floral y afortunado atavío. A pesar del cambio de banda, el repertorio del Cristo continuó en su buena línea.

Foco. Tras pasar el trono del Señor, el repertorio que se oye tras la Virgen queda algo fuera de sintonía; quizá demande algo de más clasicismo. Su paso por calle Císter, voluntariamente o no, generó serios problemas tanto a Salesianos como a Mediadora. A la posición de la Virgen en el trono quizás se le podría dar una vuelta; da la sensación de estar poco integrada, distante de la candelería y las flores.